Batalla de Ashdown

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

51°32′06″N 1°13′48″O / 51.535, -1.230

Batalla de Ashdown
Invasión Vikinga desde Dinamarca
Alfred the Great at the Battle of Ashdown by Morris Meredith Williams.jpg
Alfredo el Grande en la batalla de Ashdown por Morris Meredith Williams (1913)
Fecha 8 de enero de 871
Lugar Ashdown, Berkshire
Coordenadas 51°32′06″N 1°13′48″O / 51.535, -1.23Coordenadas: 51°32′06″N 1°13′48″O / 51.535, -1.23
Resultado Derrota vikinga
Victoria pírrica sajona
Beligerantes
Flag of Wessex.svg
Ejército de Wessex

Vikingos daneses
Comandantes
Etelredo I
Alfredo el Grande
Halfdan Ragnarsson
Bagsecg

La batalla de Ashdown fue un acontecimiento bélico que tuvo lugar en Berkshire (posiblemente en una zona que actualmente comprende Oxfordshire), el 8 de enero de 871. Los contendientes fueron los daneses del Gran ejército pagano liderados por los caudillos vikingos Bagsecg (que murió en la batalla) y Halfdan Ragnarsson junto a cinco jarls por un lado y el rey Etelredo I de Wessex y su joven hermano, el príncipe Alfredo con solo 21 años en el otro bando con sus sajones.

Preludio[editar]

Los vikingos, muy confiados por los continuos éxitos militares en Reading, Berkshire y alrededores, se dirigieron al oeste para atacar a los sajones que se habían retirado a Berkshire Downs para reunificar su ejército. El joven Alfredo tuvo que actuar con rapidez para evitar el desastre. Las tropas del rey tuvieron que ser convocadas a lo largo y ancho del reino sin demora. Supuestamente Alfredo tomó a su yegua blanca favorita y cabalgó hasta Blowingstone Hill (cerca de Kingston Lisle), donde había una antigua roca perforada de arenisca llamada la piedra soplada. Cualquier persona con la habilidad adecuada podía generar un sonido de esa piedra, soplando por cualquiera de sus agujeros. Alfred respiró hondo y sopló con fuerza, originando un gran estruendo a través de las colinas escarpadas, que se escuchó por todos los rincones del reino e hizo levantarse a los hombres de sus camas pues sabían que era hora de reunirse y defender sus hogares.

Emplazamiento[editar]

"Æscesdūn" o Ashdown es supuestamente (y generalmente aceptado por los historiadores) el antiguo nombre para Berkshire Downs. Se desconoce el lugar exacto donde ambos ejércitos se encontraron, pero se cree que fue cerca Compton, aunque recientes investigaciones sugieren un lugar entre Aldworth y Aston Tirrold.

La batalla[editar]

El ejército vikingo superaba en número a los sajones. El hermano mayor de Alfredo, el rey Etelredo I, estaba ocupado rezando en una iglesia, y renunció a luchar hasta la llegada de refuerzos. Dejó a Alfredo al mando, y la confrontación se produjo de forma muy cruenta. La batalla duró todo el día y determinó el destino de Wessex y su rey. Bagsecg murió con sus cinco jarls.[1] Según la crónica anglosajona, a Bagsecg lo mataron a espada mientras Halfdan escapaba del campo de batalla con el resto del ejército hacia Reading. Los sajones disponían de una fuerza de 800 a 1000 hombres, pero los daneses dominaban el terreno. La batalla no fue más que un choque violento de escudos y espadas con el resultado de la victoria de Alfredo y los sajones, pero ambas partes pagaron un alto precio y tampoco fue un conflicto militar decisivo. Las citas que se conservan sobre la batalla procede de la obra Vida de Alfredo de Asser, obispo de Sherborne.[2] Se considera históricamente como una victoria pírrica pues los daneses siguieron acumulando victorias y conquistas tras recibir refuerzos.

Secuelas[editar]

Los sajones salieron victoriosos pero la carnicería fue evidente por ambas partes. Los vikingos se vieron forzados a retroceder por Berkshire dejando cientos de cadáveres en las laderas. Bagsecg y los cinco jarls perecieron. La tradición cita que Bagsecg fue enterrado en Waylands Smithy, los jarls y otros nobles cerca de Lambourn, en Seven Barrows, pero existen dudas, ya que Waylands Smithy corresponde a tiempos del Neolítico y Seven Barrows de la Edad de Bronce; pero si hubiera sido el caso, entonces Seven Barrows pudo utilizarse de nuevo como cementerio de tarde en tarde.[3] Si de algo sirvió la batalla fue para que los daneses mantuvieran cierta cautela en sus incursiones en Wessex, inclinándose hacia objetivos más seguros.

Referencias[editar]

  1. Angus A. Somerville, R. Andrew McDonald (2010), Viking Age: A reader - Readings in Medieval Civilizations and Cultures Vol. 14, University of Toronto Press, ISBN 10: ISBN 1442601485, ISBN 13: ISBN 978-1-44260-148-2 p. 276
  2. Texto completo de Life of King Alfred de Asser
  3. Leyendas de Wayland Smithy

Bibliografía[editar]

1. Marren, Peter; "Battles of the Dark Ages"; Pen and Sword Military, 2006 ISBN 978-1-84415-270-4

Enlaces externos[editar]