Desechos marinos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Basura marina»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Desechos marinos en la costa de Hawái
El problema es global. Esta es la playa Msasani en Dar es Salaam, Capital de Tanzania, en el Océano Índico

Los desechos marinos, basura marina o detritos plásticos son desperdicios de actividades humanas que deliberadamente o accidentalmente flotan en lagos, mares, océanos y ríos. Los desechos oceánicos tienden a acumularse en los giros oceánicos (grandes sistemas de corrientes rotativas) y en la línea costera,[1] es lavado al encallar, y es llamado basura playera (beach litter).

El vertido de desechos al mar se llama en inglés ocean dumpping.

Algunos desechos marinos, como la madera a la deriva, ocurre naturalmente. Las personas han arrojado al mar estos materiales durante cientos de años. Con el incremento del uso del plástico, la influencia humana se ha transformado en un problema, ya que muchos tipos de plásticos no son biodegradables. El plástico arrastrado por el agua es peligroso, pues supone una seria amenaza para peces, aves marinas, reptiles marinos, y mamíferos marinos, también para barcos y viviendas costeras.[2] Contribuyen a este problema los vertidos al mar, derrames accidentales, envases, y la basura de vertederos arrastrada por el viento.

Tipos de desechos[editar]

Desechos juntados durante un mes en la isla de Tern en las French Frigate Shoals

Una gran variedad de objetos usados habitualmente pueden convertirse en desechos marinos; bolsas plásticas, globos, boyas, cuerdas, desperdicios médicos, botellas de vidrio y de plástico, encendedores de plástico, latas de bebidas, poliestireno extruido, hilos de pesca, redes y variados desperdicios de cruceros o plataformas petrolíferas son la mayor parte de los residuos encontrados flotando. Los envases de seis anillos (para latas) son usados para denunciar el daño que esta basura puede hacer a la vida marina.[3]

Estudios han demostrado que 80 % de los desechos marinos son plástico, un componente que se ha acumulado rápidamente desde la segunda guerra mundial.[4] Los plásticos se acumulan porque no se biodegradan como otras sustancias que si lo hacen, aunque se photodegradara por exposición al sol, lo hace cuando están secos, ya que el agua inhibe la fotólisis.[5]

Redes Fantasmas[editar]

Redes de pesca dejadas o perdidas por pescadores en el océano – red fantasma – pueden enredar peces, delfines, tortugas marinas, tiburones, dugong dugones, cocodrilos, aves marinas, cangrejos y otras criaturas. Estas redes restringen el movimiento, causando hambre, laceraciones e infecciones, y la asfixia en animales que necesitan volver a la superficie para respirar.[6]

Nurdles y bolsas de plástico[editar]

Manos llenas de nurdles (bolitas de plástico), derramados desde un tren en Pineville, Luisiana

Los nurdles, también llamados «lagrimas de sirena», unas bolitas de plástico generalmente de menos de cinco milímetros de diámetro, que son un componente importante de los desechos marinos. Se usan como materias primas en la manufactura de plásticos, y se estima que entran en ambientes naturales por derrames accidentales. También se generan por el desgaste físico de desechos plásticos más grandes. Los nurdles se parecen mucho a los huevos de peces.[7]

Las bolsas comunes de mercado pueden obstruir el tracto digestivo cuando son ingeridas,[8] y causan hambre por restringir el movimiento de comida, o por llenar el estómago y engañar al animal que pude sentir que está saciado. Un estudio de 1994 del fondo del mar usando redes de arrastre en el noroeste del Mediterráneo alrededor de la costa de España, Francia e Italia mostró una alta concentración de desperdicios; alrededor de 1935 ítems por kilómetro cuadrado. Los desechos plásticos representan el 77 %, de los cuales el 93 % fue de bolsas de plástico.[8]

Fuentes de residuos[editar]

Viaje de los Friendly Floatees (juguetes perdidos por el buque portacontenedores).

Se estima que los barcos con contenedores pierden cerca de 10000 contenedores al año (usualmente durante las tormentas).[9] Un famoso derrame ocurrió en el océano Pacífico en 1992, cuando miles de patos de goma y otros juguetes cayeron al mar durante una tormenta. Los juguetes fueron encontrados desde esa fecha alrededor del mundo; Curtis Ebbesmeyer y otros científicos han usado este incidente para comprender mejor las corrientes marinas. Incidentes similares ocurrieron antes, con el mismo potencial para seguir las corrientes, como cuando Hansa Carrier perdió 21 contenedores (con gran cantidad de zapatillas Nike).[10] En 2007, el MSC Napoli que estaba varado en el Canal de la Mancha, arrojó cientos de contenedores, la mayoría en la Costa Jurásica, un sitio que es Patrimonio de la Humanidad.[11] Aunque en un principio se asumió que la mayoría de los desechos marinos provenían directamente de descargas al mar (ocean dumpping), se estima que alrededor de cuatro quintos[12] de los desechos marinos provienen de basura arrastrada por el viento de basureros, y la que vierten los Desagües urbanos.[2] En 1987, una marea de jeringas y otros desechos médicos llegaron a las costas de New Jersey, el Fresh Kill Landfill (el desecho sanitario más grande del mundo).[13] [14] Incluso en la remota isla de subantártica de las Georgias del Sur, se han encontrado desechos relacionados con la pesca, aproximadamente el 80 % de plásticos, que son los responsables de enredar a un gran número de lobos marinos.[15]

Legalidad de la descarga de desechos al río y al mar[editar]

La descarga al mar está controlada por leyes internacionales:

Leyes Europeas[editar]

En 1972 y 1974, se realizaron convenciones en Oslo y París respectivamente, aprobándose el tratado internacional de Convención de OSPAR que controla la contaminación marina en el noroeste del Océano Atlántico alrededor de Europa.[18] La Convención de Barcelona es similar al anterior, aunque sólo protege el Mediterráneo. La Directiva marco del agua de 2000, es una directiva de la Unión Europea) en la que todos los Estados miembro de la Unión Europea mantienen sus aguas fluviales, lacustres y costeras limpias de la influencia humana.[19] En Inglaterra, la Ley de acceso a mar y costas se creó para: «garantizar la limpieza y sanidad, libertad productiva y biológica en el mar y el océano, priorizando los sistemas para lograr un desarrollo sostenible del medio ambiente del mar y su zona costera».[20]

Leyes de EEUU[editar]

Una señal por encima de una alcantarilla en Colorado Springs advirtiendo a la gente de no contaminar el río por descarga de residuos. El ochenta por ciento del los residuos marino llegan al mar por ríos.

En 1972, el Congreso de los Estados Unidos aprobaron la Ley de descarga al mar, dando al EPA el poder de monitorear y regular la descarga de lodos de depuradora, desechos industriales, desechos radioactivos y material de riesgo biológico en las aguas territoriales.[21] La ley fue modificada 16 años después para incluir desechos médicos.[22] Es ilegal disponer cualquier plástico en aguas estadounidenses.[2] En 2008, la Legislatura Estatal de California considero muchos proyectos de ley con el objeto de reducir las fuentes de los desechos marinos, siguiendo las recomendaciones del California Ocean Protection Council.[23]

Dueño de los desechos[editar]

El derecho de propiedad, el derecho marítimo, y la leyes del mar deben ser de relevancia cuando la pérdida o abandono de propiedad es encontrada en el mar. La ley de salvamento tiene las bases que un salvador debe ser recompensado por poner en riesgo su vida y propiedad para rescatar la propiedad de otro peligro. En tierra firme la distinción entre perdida deliberada y accidental da el concepto de hallazgo de un tesoro. En Inglaterra, bienes de naufragios deben ser reportados al recibidor de naufragio, y si es identificable, debe ser retornado a su antiguo dueño.[24]

La gran mancha de basura del Pacífico[editar]

Corrientes marinas del Pacífico Norte con el giro hacia dentro, depositando los desechos en la zona de convergencia.

Una vez vertidos al agua, los detritos se deplazan. Estos desechos pueden ser arrastrados por el viento, o seguir las corrientes oceánicas y, algunas veces, concentrarse en giros oceánicos (o vórtices marinos) donde las corrientes son más débiles. El Gran mancha de basura del Pacífico es buen ejemplo de esto: comprendiendo una vasta región en el norte del Océano Pacífico plagado de desechos de actividades humanas. Se estima su tamaño mayor que Perú y contiene más de tres millones de toneladas de plástico.[25] Esto significa que hay aproximadamente seis libras de plástico por cada libra de plancton por metro cúbico de agua de mar.[26] La masa de plástico en los océanos puede alcanzar cien millones de toneladas.[12]

Las islas situadas dentro de los giros, frecuentemente tienen sus riberas costeras degradadas por los desechos que inevitablemente llegan sus costas. Un ejemplo típico son las islas Midway[27] y Hawái.[28] Equipos de limpieza de todo el mundo patrullan estas playas para limpiar esta amenaza ambiental.[27]

Mancha de basura del Atlántico Norte[editar]

La segunda mancha de basura más grande conocida es la «Mancha de basura del Atlántico Norte», estimándose su tamaño en cientos de kilómetros.

Impacto ambiental[editar]

Restos de un albatro que consumió detritos plásticos.

Muchos animales que viven en el mar consumen desechos flotantes por error, ya que se asemejan a sus presas.[29] Los detritos plásticos, cuando son voluminosos o enredados, son difíciles de digerir, y pueden quedarse permanentemente en el tracto digestivo de estos animales, bloqueando el paso de comida y causarles la muerte por hambre o infección.[30] Las pequeñas partículas se parecen mucho al zooplancton lo que puede llevar a los animales filtradores a consumirlos y originar que entren en la cadena alimenticia. En muestras tomadas del giro del pacífico norte en 1999 por Algalita Marine Reacerch Foundation, la masa de plástico era seis veces mayor que la de plantón.[4] [31]

Una A turtuga verde atrapada en una red fantasma, una red de pesca abandonada.

Los aditivos tóxicos usados en la fabricación del plástico pueden contaminar el agua y los alrededores cuando son expuestos al agua. Los contaminantes hídrofobicos transmitidos por el agua se agrupan en la superficie como detritos plásticos,[12] haciendo que el plástico encontrado en los océanos sea mas tóxico que el hallado en tierra.[4] Los contaminantes hídrofobicos se bioacumulan en tejidos grasos, biomagnificándose a lo largo de la cadena alimentaría, causado gran daño a los superpredadorers. Algunos aditivos plásticos son conocidos por interrumpir el sistema endocrino, cuando son consumidos; otros pueden deteriorar el sistema inmune o hacer decrecer la tasa reproductiva.[31]

No son peligrosos todos los desechos de actividades humanas en el océano. El hierro y el hormigón (concreto) hacen poco daño al medio ambiente, al estar generalmente inmóviles, e incluso pueden ser usados como arrecifes artificiales, incrementando la biodiversidad de las zonas costeras. Se han hundido barcos deliberadamente para este motivo.[32] Algunos organismos se han adaptado a vivir en ambientes con detritos de plástico,[33] lo que ha permitido a los seres adaptados a los desechos dispersarse alrededor del mundo y convertirse en especies invasivas en remotos ecosistemas.[34]

Remoción de desechos[editar]

Dos botes comprometidos en la recogida de detritos flotantes de la superficie de Río Perla en Guangzhou, agrupándolos antes de que lleguen al Mar de la China Meridional.

Se utilizan varias técnicas para remover y agrupar los residuos marinos o (de los ríos) por las jurisdicciones u organizaciones voluntarias. En vez de limpiar a mano, en algunas ciudades operan maquinas limpiadoras de playas que recogen la basura depositada por el mar a lo largo de la zona costera. Otros lugares (por ej. Baltimore[35] ) agrupan los detritos cuando están flotando en el agua; estas actividades se realizan en lugares donde los desechos flotantes son un riesgo para la navegación. Por ejemplo el US Army Corp of Engeneers comunicó mover cada mes 90 toneladas de “material flotante” de las vías de navegación en la Bahía de San Francisco. Este cuerpo ha estado haciendo este trabajo desde 1942, cuando un Hidroavión que llevaba al Almirante Chester W. Nimitz colisionó con un pedazo de detrito flotante y se hundió, resultando muerto el piloto.[36]

Varios tipos de “trampas de basura” se instalan en los pequeños ríos que fluyen al mar, para capturar los detritos transportados por el agua antes de que lleguen al mar. Por ejemplo, en Australia Meridional, Adelaida hay muchas; son conocidas como “bastidores de basura” o “trampa para contaminantes grandes” en el río Torrens, que fluye (durante el periodo húmedo) al Golfo St Vincent.[37]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Gary Strieker (28 de julio de 1998). «Pollution invades small Pacific island». CNN. Consultado el 01-04-2008.
  2. a b c «Facts about marine debris». US NOAA. Consultado el 10-04-2008.
  3. Cecil Adams (16 de julio de 1999). «Should you cut up six-pack rings so they don't choke sea birds?». The Straight Dope. Consultado el 11-08-2008.
  4. a b c Alan Weisman (2007). The World Without Us. St. Martin's Thomas Dunne Books. pp. 112–128. ISBN 0312347294. 
  5. Alan Weisman (Summer 2007). «Polymers Are Forever». Orion magazine. Consultado el 01-07-2008.
  6. «'Ghost fishing' killing seabirds». BBC News (28 de junio de 2007). Consultado el 01-04-2008.
  7. «Plastics 'poisoning world's seas'». BBC News (7 de diciembre de 2006). Consultado el 01-04-2008.
  8. a b «Marine Litter: An analytical overview» (PDF). United Nations Environment Programme (2005). Consultado el 01-08-2008.
  9. Janice Podsada (19 de junio de 2001). «Lost Sea Cargo: Beach Bounty or Junk?». National Geographic News. Consultado el 08-04-2008.
  10. Marsha Walton (28 de mayo de 2003). «How sneakers, toys and hockey gear help ocean science». CNN. Consultado el 08-04-2008.
  11. «Scavengers take washed-up goods». BBC News (22 de enero de 2007). Consultado el 08-04-2008.
  12. a b c «Plastic Debris: from Rivers to Sea» (PDF). Algalita Marine Research Foundation. Consultado el 29-05-2008.
  13. Alfonso Narvaez (8 de diciembre de 1987). «New York City to Pay Jersey Town $1 Million Over Shore Pollution». The New York Times. Consultado el 25-06-2008.
  14. «A Summary of the Proposed Comprehensive Conservation and Management Plan». New York-New Jersey Harbor Estuary Program (February de 1995). Consultado el 25-06-2008.
  15. Walker, T. R.; Reid, K.; Arnould, J. P. Y.; Croxall, J. P. (1997), «Marine debris surveys at Bird Island, South Georgia 1990–1995», Marine Pollution Bulletin 34 (1): 61–65, doi:10.1016/S0025-326X(96)00053-7 .
  16. «London Convention». US EPA. Consultado el 29-05-2008.
  17. «International Convention for the Prevention of Pollution from Ships, 1973, as modified by the Protocol of 1978 relating thereto (MARPOL 73/78)». International Maritime Organization. Consultado el 29-05-2008.
  18. «The OSPAR Convention». OSPAR Commission. Archivado desde el original el 2008-02-12. Consultado el 29-05-2008.
  19. «Directive 2000/60/EC of the European Parliament and of the Council of 23 October 2000 establishing a framework for Community action in the field of water policy». EurLex. Consultado el 29-05-2008.
  20. «Marine and Coastal Access Act 2009». UK Defra. Consultado el 29-07-2008.
  21. «Marine Protection, Research, and Sanctuaries Act of 1972» (PDF). US Senate (29 de diciembre de 2000). Consultado el 29-05-2008.
  22. «Ocean Dumping Ban Act of 1988». US EPA (21 de noviembre de 1988). Consultado el 29-05-2008.
  23. «Stopping the Rising Tide of Marine Debris Pollution». Californians Against Waste. Consultado el 01-04-2008.
  24. «Can you keep ship-wrecked goods?». BBC News (22 de enero de 2007). Consultado el 29-05-2008.
  25. «Congress acts to clean up the ocean - A garbage patch in the Pacific is double the size of Texas». The Christian Science Monitor. Consultado el 10-10-2008.
  26. «>. Great Pacific garbage patch: Plastic turning vast area of ocean into ecological nightmare». Santa Barbara News-Press. Consultado el 13-10-2008. Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  27. a b «New 'battle of Midway' over plastic». BBC News (26 de marzo de 2008). Consultado el 01-04-2008.
  28. «Plastic blights Hawaii's beaches». BBC News (11 de junio de 2007). Consultado el 01-04-2008.
  29. Kenneth R. Weiss (2 de agosto de 2006). «Plague of Plastic Chokes the Seas». Los Angeles Times. Consultado el 01-04-2008.
  30. Charles Moore (November de 2003). «Across the Pacific Ocean, plastics, plastics, everywhere.». Natural History. Consultado el 05-04-2008. Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  31. a b «Plastics and Marine Debris». Algalita Marine Research Foundation (2006). Consultado el 01-07-2008.
  32. «Chapter 5: Reefing» (PDF). Disposal Options for Ships. Rand Corporation (2 de agosto de 2006). Consultado el 03-05-2008.
  33. «Ocean Debris: Habitat for Some, Havoc for Environment, Experts Say». National Geographic (23 de abril de 2007). Consultado el 01-08-2008.
  34. «Rubbish menaces Antarctic species». BBC News (24 de abril de 2002). Consultado el 01-08-2008.
  35. «Baltimore Stormwater Debris Removal». MARCOR. Consultado el 07-02-2009.
  36. «Debris collection onsite after Bay Bridge struck». US Army Corps of Engineers. Consultado el 07-02-2009.
  37. «Trash Racks». Adelaide and Mount Lofty Ranges Natural Resources Management Board. Consultado el 07-02-2009.

Enlaces externos[editar]