Base Machu Picchu

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pix.gif Base Machu Picchu Emblem of the Antarctic Treaty.svg
Machu Picchu
Machu Picchu

Administrada Instituto Antártico Peruano
País Flag of Peru.svg Perú
Sector Isla Rey Jorge
Ubicación 62°05′29″S 58°28′16″O / -62.09139, -58.47111


Coordenadas: 62°05′29″S 58°28′16″O / -62.09139, -58.47111
Altitud 10 msnm
Población 10 en invierno, 30 en verano.
Fundación 1989
Tipo Base
Periodo Verano
Estado Activa
Servicios Sin datos
Isla Rey Jorge, con la base Machu Picchu.

La Base Machu Picchu es una estación de investigación científica polar establecida en la Antártida por el Estado peruano, miembro consultivo del Tratado Antártico. El propósito es la realización de estudios geográficos, geológicos, climatológicos y biológicos en esta zona. La base se ubica en la bahía Almirantazgo, ensenada Mc Kellar de la isla Rey Jorge de las Shetland del Sur.

En la Antártida varios países realizan investigaciones con fines pacíficos, como el estudio de su pasado geológico, el potencial de sus riquezas marinas, la fuerza de sus ventiscas, la contaminación y la adaptación de su fauna al rigor del gélido ambiente.

Antecedentes[editar]

En 1567, el gobernador del virreinato del Perú, Lope García de Castro, encargó a su sobrino Álvaro de Mendaña la primera expedición al sur del Océano Pacífico en busca de la llamada Terra Australis Incognita. La expedición partió desde el puerto del Callao el 20 de noviembre de 1567.[1]

En 1600, el virrey del Perú, Luis de Velasco y Castilla, encargó a su primo hermano Gabriel de Castilla[2] una expedición para enfrentar a piratas holandeses. Gabriel de Castilla fue nombrado "General del Callao" y comandó la Armada del Mar del Sur. Sobre esta expedición relató el marinero holandés Laurenz Claesz que él había navegado "bajo el Almirante don Gabriel de Castilla con tres barcos a lo largo de las costas de Chile hacia Valparaíso, i desde allí hacia el estrecho, en el año de 1603; i estuvo en marzo en los 64 grados i allí tuvieron mucha nieve. En el siguiente mes de abril regresaron de nuevo a las costas de Chile.[3] Otro documento holandés, publicado en Ámsterdam en tres idiomas en 1622 afirma que a los 64º S había tierra: "muy alta y montañosa, cubierta de nieve, como el país de Noruega, toda blanca, que parecía extenderse hasta las islas Salomón".[4] Las tierras avistadas serían las islas Shetland del Sur.

En 1605, el virrey del Perú, Gaspar de Zúñiga y Acevedo, encargó al navegante Pedro Fernández de Quirós la tercera expedición que navega hacia el sur del continente, en busca de Terra Australis Incognita.[1] [5] En 1606 tomó posesión de todas las tierras que descubrió con el nombre de Australia del Espíritu Santo (hoy Vanuatu) y aquellas que se descubrieran hasta el polo, lo que relató en el Memorial sobre el descubrimiento que hizo en 1606 de las tierras incógnitas australes a los 15° y 20' del polo antartico y en el Sumario breve de la relación del viaje que hizo el capitán Quiroz en el descubrimiento de las tierras incógnitas de la parte austral del mar del Sur, que salió del Perú, por fin el año 1605.[6]

Por otra lado, el escritor Miguel de Cervantes escribió en 1615, en el Canto de Caliope, que: "De la región Antartica podría eternizar ingenios soberanos, que si riquezas hoy sustenta y cría también entendimientos sobrehumanos: mostrarlo puedo en muchos este dia, y en dos os quiero dar llenas las manos, uno de nueva España y nuevo Apolo; del Perú el otro; un sol único y solo".[7]

El 4 de noviembre de 1780 se inicia la sublevación de José Gabriel Condorcanqui, adoptando el nombre de Túpac Amaru II, en honor de su antepasado el último Inca de Vilcabamba. Túpac Amaru jura con el siguiente bando de coronación:[8]

...Don José Primero, por la gracia de Dios rey del Perú. Santa Fe, Quito, Chile, Buenos Aires y Continentes de los Mares del Sur, Duque de la Superlativa, Señor de los Césares y Amazonas con dominio en el Gran Paititi, Comisario Distribuidor de la Piedad Divina, etc...

Bando de coronación del Inca Rey Túpac Amaru II

Alberto Ruiz Eldredge identifica que Túpac Amaru se proclama soberano de todo el Virreinato del Perú, así como de la Antártida, un continente del mar del Sur.[9]

En 1819, el brigadier limeño de la Real Armada Española Rosendo Porlier y Asteguieta al mando de la nave San Telmo en una expedición con destino al Callao, naufragó en una de las islas Shetland del Sur.[2] En 1825 el marino inglés James Weddell relataba en su diario que "Fueron hallados varios restos de un naufragio en las islas del oeste, aparentemente del escantillón de un buque de 74 cañones, lo que hace muy probable que estos sean los restos de un buque de guerra español de esa categoría que ha estado perdido desde 1819, cuando iba de paso a Lima".[10]

En 1891, Luis Carranza, presidente de la Sociedad Geográfica de Lima publicó el artículo La Corriente Polar Antártica.[11]

En 1961 el teniente peruano Juan Soria y luego en 1972 el ingeniero peruano Jorge Vásquez, integraron expediciones que visitaron la Antártida.

Organismo peruano[editar]

La Comisión Nacional de Asuntos Antárticos (CONAAN) fue creada en julio de 1983. Se trató de un organismo técnico conformado por varios sectores de la administración pública peruana, encargado de asesorar al gobierno en temas antárticos tanto en los aspectos jurídicos y políticos, como en los económicos, científicos y técnicos.

La razón fundamental de la comisión obedeció al objetivo nacional de asegurar la presencia peruana en la Antártida, apuntando también a la protección y conservación de su ambiente.

El 20 de noviembre de 2002 se publica en el diario oficial El Peruano la Ley Nº 27870, aprobada por el Congreso y promulgada por el Presidente de la República, que reestructuró la CONAAN, constituyéndola en el Instituto Antártico Peruano (INANPE) como un organismo descentralizado con personería jurídica de derecho público interno y autonomía científica, técnica, funcional, económica y administrativa, dependiente sectorialmente del Ministerio de Relaciones Exteriores

El Instituto Antártico Peruano se convierte en el ente rector encargado de formular, coordinar, conducir y supervisar en forma integral la política nacional antártica, en cuyo marco se realizan todas las actividades que las entidades de los sectores público y privado realicen en la Antártida.

Base científica y expediciones[editar]

El Perú realiza anualmente expediciones científicas a ese continente. Mantiene una base de investigación científica, llamada Base Machu Picchu, instalada en la isla Rey Jorge, en la Bahía del Almirantazgo.

En esta base, se desarrollan diversos proyectos científicos como las investigaciones sobre el krill y sus posibilidades como alternativa para la alimentación humana, proyectos geológicos, biológicos, hidrográficos y geofísicos, en el marco del Tratado. Se instaló en la base un radar para medir los vientos en las capas más altas de la atmósfera. Esto proporciona información sobre el deterioro de la capa de ozono.

Por ser un continente de invalorable importancia estratégica, ecológica y económica, el Perú tiene interés en que permanezca como una zona de paz, desmilitarizada y desnuclearizada y que se preserve su ambiente por su relación con el clima peruano.

Sus frías aguas son fundamentales para el Perú, ya que allí se origina la corriente de Humboldt.

El mantenimiento, logística y transporte de personal a cargo de la base lo realiza desde 1988 el Buque de Investigación Científica Humboldt, del Instituto del Mar de Perú (IMARPE), habiendo cumplido más de 15 misiones hasta la fecha de hoy.

Tratado Antártico[editar]

El Perú es miembro consultivo (país adherente consultivo) del Tratado Antártico de 1959, con voz y a voto en la toma de todas las decisiones vinculadas al espacio austral.[12]

Se adhirió al tratado el 10 de abril de 1981, durante la XI Reunión Consultiva de Buenos Aires. En esa oportunidad reconoció al Tratado Antártico como el único instrumento jurídico válido y creador de Derecho internacional sobre la Antártida. El Perú, al adherirse al Tratado, hizo una reserva de sus derechos de territorio amparándose en el principio de defrontación e influencia antártica en su clima, ecología y biología marina, aduciendo, además continuidad geológica y vínculos históricos.[13]

Derechos peruanos[editar]

En 1976 la Sociedad Geográfica de Lima postuló que el Perú tenía derecho al sector de la Antártida entre los meridianos 81° 20' O (correspondiente a punta Balcones) y 75° 40' O (correspondiente a playa la Rinconada Sur). Se aplicaba así una forma modificada de la Teoría de la Defrontación sin tener en cuenta la proyección chilena de las islas de Juan Fernández. Esta iniciativa llevó a que el 3 de mayo de 1979 la Asamblea Constituyente del Perú aprobara la declaración:

La Asamblea Constituyente declara que el Perú, país del hemisferio austral, vinculado a la Antártida por costas que se proyectan hacia ella, así como por factores ecológicos y antecedentes históricos, propicia la vigencia de un régimen internacional que, sin desmedro de los derechos que corresponden a la Nación, asegure, en beneficio de toda la humanidad, la racional y equitativa explotación de los recursos de dicho continente.

El 10 de abril de 1981, el gobierno peruano adhirió al Tratado Antártico efectuando la reserva de sus derechos sobre un futuro reparto de la Antártida de acuerdo con diversas consideraciones históricas, climáticas, biológicas y geológicas.[14]

En 1981 el director del Instituto Peruano de Estudios Antárticos, Luis Vilchez Lara, hizo una declaración a la prensa expresando su opinión de que el Perú tiene derecho a un sector antártico de 600.000 km2 entre los meridianos 84° y 90° de Longitud Oeste y hasta el Polo Sur. Vilchez Lara fundamentó su opinión en la Teoría del condominio plural de Fauchille y a la aplicación del principio del uti possidetis.[15] [16]

En 1989 Perú fundó la Base Machu Picchu y adquirió el status de miembro consultivo.

En 1993 la Asamblea Constituyente amplió la declaración de 1979:

EL CONGRESO CONSTITUYENTE DEMOCRÁTICO DECLARA que el Perú, país del hemisferio austral, vinculado a la Antártida por costas que se proyectan hacia ella, así como por factores ecológicos y antecedentes históricos, y conforme con los derechos y obligaciones que tiene como parte consultiva del Tratado Antártico, propicia la conservación de la Antártida como una Zona de Paz dedicada a la investigación científica, y la vigencia de un régimen internacional que, sin desmedro de los derechos que corresponden a la Nación, promueva en beneficio de toda la humanidad la racional y equitativa explotación de los recursos de la Antártida, y asegure la protección y conservación del ecosistema de dicho Continente.

De acuerdo a la Teoría de la defrontación, planteada por Brasil en 1956, al Perú le correspondería territorio antártico desde los 81° 19' 49 O hasta los 80° 50' 15 O.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]