Basílica Menor de Nuestra Señora del Carmen (La Ceja)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Basílica Menor de Nuestra Señora del Carmen de La Ceja
Basílica del Carmen-La Ceja.jpg
Fachada principal.
Tipo Basílica menor
Patrono Nuestra Señora del Carmen
Ubicación La Ceja, Antioquia
Bandera de Colombia Colombia
Uso
Culto Católico
Diócesis Diocesis de Sonsón-Rionegro
Rector Pbro.Jose Olimpo Gil
Arquitectura
Construcción 1815-1829
Estilo arquitectónico Neogótico (Fachada principal)
Neoclásico (interior)
[editar datos en Wikidata ]

La Basílica Menor de Nuestra Señora del Carmen es una basílica colombiana de culto católico, dedicada a la Virgen María bajo la advocación del Carmen. Se encuentra ubicada en la esquina norte del costado occidental de la plaza principal del municipio de La Ceja (Antioquia), y pertenece a la jurisdicción eclesiástica de la Diócesis de Sonsón-Rionegro.

El templo data de 1815, pero a lo largo de su historia ha sufrido varias intervenciones, siendo el último gran cambio realizado a causa del sismo de 1938, que destruyó la fachada neoclásica (mas no el interior), por lo cual se levantó una nueva fachada en estilo neogótico, el que actualmente ostenta. En el interior del templo se conservan los restos de monseñor Alfonso Uribe Jaramillo oriundo de Samaná - Antioquia, obispo hasta ese año de la Diócesis de Sonsón-Rionegro.

Historia[editar]

En 1815, María Josefa Marulanda donó el terreno para el templo, el cual fue construido por el primer párroco, el presbítero Mateo Cardona. Dicha edificación fue inaugurada, sin terminar, en 1829. La iglesia medía 21 varas de ancho por 60 varas de largo; tenía muros de tapia, cubierta a dos aguas con estructura de madera y con tejas de barro (al principio le pusieron techo de paja y tiempo después, tejas); tres puertas en la fachada principal y una en el lado norte que daba a la calle; constaba igualmente de espadaña, coro y sacristía. En 1853 se le realizó la primera ampliación, agregándole ocho varas de largo, adquiridas a Bonifacio Toro y otro. Era párroco en ese entonces el pbro. Pablo José Quintero, los trabajos fueron dirigidos por Benjamín Ortiz y finalizaron el 14 de julio de 1858, con un costo de $23.508,75. Durante 40 años el templo estuvo en servicio y el obispo de Antioquia, Fray Mariano Garnica y Orjuela, lo calificó de “precioso”.

La fachada mostraba cierta influencia tardía de la catedral de Santa Fe de Antioquia. El primer cuerpo tenía tres puertas enmarcadas por pilastras y tres ventanas; un amplio entablamento lo separaba del segundo cuerpo, que en realidad se trataba de una gran espadaña con cuatro vanos para albergar las campanas, flanqueada por dos cartones que describían una gran voluta y remataba en un frontón triangular. Y para complementar el conjunto en las esquinas estaban las estatuas de San Pedro y San Pablo, talladas en madera y que hoy se localizan en la fachada de la Capilla de Chiquinquirá.

Antigua fachada de la basílica.

En 1896 el padre Mariano Botero comenzó una nueva intervención; con el fin de ampliar la iglesia obtuvo una casa vecina y Martina Serna de Vásquez donó un solar. En 1910 el levita Guillermo Gómez se hizo cargo de las obras, ejecutadas por los maestros Demetrio Carmona y Severo Valencia sobre un proyecto hecho por el ingeniero Heliodoro Ochoa Escobar. El nuevo templo comprendía toda el área del anterior, del que se conservó la fachada principal y algunos muros de tapia, más 14 metros y la capilla anexa construida en el terreno que había sido donado por Martina Serna.

En febrero de 1938 un fuerte sismo afectó severamente la fachada principal y fue necesario demolerlo. El presbítero Jesús María Piedrahíta encargó a dos ingenieros españoles, Juan Andrés Ormaechea y otro de apellido Gaviria, la construcción de la actual fachada en estilo neogótico, que fue inaugurada el 11 de diciembre de 1939 con la presencia del arzobispo de Medellín, Tiberio de J. Salazar y Herrera.

El 18 de marzo de 1957 fue creada la Diócesis de Sonsón mediante la Bula “In Apostolici Muneris” del Papa Pío XII, desmembrando su territorio de la Arquidiócesis de Medellín, y la parroquia de La Ceja pasa a la nueva iglesia particular. Pero, el 20 de abril de 1968, la diócesis fue reorganizada y pasó a llamarse Diócesis de Sonsón-Rionegro.[1]

En 1990 se anexó a un costado de la nave lateral izquierda una cripta donde están depositados los restos de algunos personajes cejeños. En 1993 fue construida una bóveda en el interior del templo, en el cual se conservan los restos de monseñor Alfonso Uribe Jaramillo, Obispo hasta ese año de la Diócesis de Sonsón-Rionegro.

El Papa Juan Pablo II le concedió al templo el título de Basílica Menor por breve del 23 de enero de 2003.[2]

Referencias[editar]

  1. Diócesis de Sonsón-Rionegro. «Historia de la Diócesis» (en español). Consultado el 3 de abril de 2009. «Reseña histórica de la Diócesis de Sonsón-Rionegro».
  2. Giga-Catholic Information. «Basilicas in Colombia» (en inglés). Consultado el 3 de abril de 2009. «Lista de las Basílicas de Colombia».

Bibliografía[editar]

  • Vives Mejía, Gustavo (2002). Inventario del Patrimonio Cultural de Antioquia: Vol. IV Colecciones de La Ceja. Secretaria de Educación para la Cultura de Antioquia. Impreso por Editorial Servigráficas, Medellín. ISBN 978-958-9172-59-9. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]