Baryonyx

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Baryonyx
Rango temporal: 130 Ma-125 Ma
Cretácico Inferior
Baryonyx BW.jpg
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Archosauria
Superorden: Dinosauria
Orden: Saurischia
Suborden: Theropoda
Superfamilia: Megalosauroidea
Familia: Spinosauridae
Subfamilia: Baryonychinae
Género: Baryonyx
Charig & Milner, 1987
Especies
  • Baryonyx walkeri

Baryonyx ("garra pesada") es un género representado por una única especie de dinosaurio terópodo espinosáurido, que vivió a mediados del período Cretácico, hace aproximadamente 125 millones de años durante el Aptiano, en lo que es hoy Europa y posiblemente África. El primer ejemplar fue encontrado en Inglaterra, y posteriormente reportado en el norte de España y Portugal. La única especie conocida es Baryonyx walkeri. Baryonyx es uno de los pocos dinosaurios piscívoros conocidos, con adaptaciones para el caso, un largo y bajo hocico, con las mandíbulas estrechas llenas de dientes finamente aserrados y garras como ganchos para ayudarle para buscar su presa principal.

Descripción[editar]

Reconstrucción de un Baryonyx, representado erróneamente con manos en pronación.

El Baryonyx medía unos 9,5 metros de largo y entre 2.6 y 2.75 m de alto,[1] y pesaba entre 1,7 y 2,7 toneladas.[2]

El Baryonyx es un terópodo muy inusual. La estructura de su pelvis sugiere que era bípedo cuando se desplazaba de un lugar a otro. Sin embargo, sus miembros delanteros eran absurdamente largos para un terópodo, sugiriendo que pasaba mucho tiempo sobre sus cuatro extremidades. Al igual que los dromeosáuridos, el Baryonyx tenía un par de grandes garras curvas, de alrededor de 35 centímetros, pero al contrario que éstos, no se situaba en los pies, sino en las manos. La estructura ósea sugiere la existencia de una poderosa musculatura en las extremidades anteriores, mucho mayor que en la mayoría de los terópodos.

El largo cuello era muy poco flexible y no tenía la forma en S de muchos otros terópodos. El cráneo se insertaba en un ángulo agudo y no recto, como es común en dinosaurios similares. Las grandes mandíbulas eran singularmente cocodrilianas en aspecto y tenían 96 dientes, el doble que la mayoría de sus parientes. 64 de estos dientes se situaban en la mandíbula inferior y 32, más largos, en la superior. Es posible que el hocico presentase una pequeña cresta. La mandibúla superior tenía un ángulo agudo cerca del hocico, una característica vista en cocodrilos que ayuda a evitar que la presa se escape. Una característica similar también se ve en los alcaudones.

Historia[editar]

Esqueleto de Baryonyx en el Museo de Historia Natural de Londres.

Durante el Cretácico temprano, el primitivo Lago Wealden cubría la mayor parte de lo que ahora es el norte de Europa. Las llanuras aluvionales y los deltas de los ríos que discurrían por las tierras más altas de lo que ahora es Londres desembocaban aquí. El Baryonyx fue descubierto en estos antiguos deltas. En 1983, un "cazador de fósiles" aficionado, William Walker, encontró una enorme garra que sobresalía de un pozo de arcilla en Surrey. Con la ayuda de otras personas, procedió a extraer el resto del espécimen, que se encontraba prácticamente intacto. El esqueleto fue cedido para que realizaran la excavación a Alan J. Charig y Angela C. Milner, doctores del Museo de Historia Natural de Londres. Éstos publicaron su descripción del espécimen-tipo en 1986 y le dieron el nombre de Baryonyx walkeri a la nueva especie en honor de Walker. Se recuperó alrededor del 70% del esqueleto, incluido el cráneo. Esto permite a los paleontólogos realizar numerosas deducciones sobre Baryonyx a partir de este ejemplar. El esqueleto se encuentra en exhibición en el Museo de Historia Natural de Londres.

Algunos años después del descubrimiento inglés se encontró un cráneo parcial y varios dientes y huesos de la muñeca del Baryonyx en el yacimiento de Salas de los Infantes, situado en la provincia de Burgos, al norte de España. También se han identificado algunas de las famosas huellas fósiles de La Rioja, provincia vecina de Burgos, como pertenecientes a este género o al de otro terópodo muy similar. En abril de 2006 el Centro de Interpretación Paleontológica de La Rioja[1], en Igea hizo público un hallazgo único a nivel mundial: los restos de una pata de Baryonyx, pudiéndose observar la cabeza del fémur, falange distal, metatarsos, fémur, tibia, peroné (fíbula) y falange ungueal del dedo IV (espolón) de una pata izquierda y una cabeza de fémur de una pata derecha (pieza de 2,2m de altura y con una lesión traumática, curada en vida del dinosaurio). También en el mismo centro, se cuenta desde 1986 con un resto mandibular del mismo ejemplar, primero a nivel español en ser catalogado. Dos garras más se han encontrado en la República de Níger en África occidental, y otra en 1996 en la Isla de Wight. En diciembre de 1997, un almacén de fósiles viejos en el museo de la Isla de Wight rindió un antebrazo de un Baryonyx. Estos restos habían sido desenterrados al parecer en las décadas anteriores en la costa del sudoeste de la isla, y habían estado sin clasificar en una caja en el castillo de Carisbrooke desde entonces. Los fragmentos y dientes encontrados en Portugal, pensaron originalmente para pertenecer a Suchosaurus girardi, fueron identificados más adelante como Baryonyx walkeri por el paleontólogo Eric Buffetaut.[3]

Clasificación[editar]

Otro piscívoro parecido a un cocodrilo, el Suchomimus, fue descrito en 1998 y clasificado en la misma subfamilia que el Baryonyx, Baryonychinae.[4] En 2004, el paleontólogo Hutt y otros han sugerido que Suchomimus tenerensis debería redefinirse como Baryonyx tenerensis nuevos descubrimientos demostraron que las vértebras de Baryonyx eran más similar a las de Suchomimus de lo que se pensó previamente.[5] La subfamilia Baryonychinae es a su vez una subdivisión de la familia Spinosauridae, que contiene otras formas gigantes del Cretácico de Sudamérica y África como el Spinosaurus y el Irritator. Probablemente, los primeros espinosáuridos aparecieron en el antiguo continente austral de Gondwana y tuvieron su mayor diversificación en África, colonizando luego Europa Occidental a través de la Península Ibérica. Existe un pequeño debate sobre la clasificación de este dinosaurio. Hay ciertas similitudes con respecto al Becklespinax, aunque no existen evidencias de que el Baryonyx tuviera unas espinas dorsales como las de este género.

Además, la semejanza entre Baryonyx y Suchosaurus fueron observados por Buffetaut en 2007. Restos que se han atribuido a Suchosaurus ahora se asignan a Baryonyx, y es difícil distinguir entre los restos de estos dos dinosaurios. Algunas diferencias de menor importancia existen, por ejemplo los cantos en los dientes de Suchosaurus. Sin embargo, una gama de variaciones similares existe entre los especímenes de Baryonyx , e incluso entre los varios dientes asignados al relacionado Spinosaurus. Buffetaut sugirió que esto podría significar que cualquier variación en los especímenes se deben clasificar en taxones separadas, o Suchosaurus podía ser un sinónimo mayor de Baryonyx. Buffetaut observó eso si éste es el caso, el nombre Baryonyx sea substituido por Suchosaurus, que podrían ser problemática dado que el espécimen holotipo de Suchosaurus es solamente un diente.

Paleoecología[editar]

un animatronico de un Baryonyx.

Las mandíbulas semejantes a las de un cocodrilo y el gran número de dientes aserrados indican que el Baryonyx fue un animal predominantemente piscívoro. Esto queda confirmado por el gran número de escamas y espinas del pez prehistórico Scheenstia (un género cuyas especies previamente fueron asignadas a Lepidotes)[6] que fueron halladas en la cavidad abdominal del espécimen inglés. Se ha especulado que el Baryonyx podría permanecer en las orillas, apoyado sobre sus poderosas patas delanteras, y golpeando entonces los peces con la llamativa y potente garra curva que tenía en cada mano para luego capturarlos al vuelo con sus largas mandíbulas. Esta técnica de pesca es similar a la que emplea el oso grizzly americano en la actualidad. La forma alargada pero baja del cuerpo y la cabeza dispuesta en ángulo apoyan esta teoría. Hasta el descubrimiento del Suchomimus, un pariente cercano, el Baryonyx fue el único dinosaurio piscívoro conocido. Por otra parte, también se han encontrado huesos de Iguanodon asociados con restos de Baryonyx. A falta de pruebas definitivas, es posible que el Baryonyx consiguiese un aporte extra de alimento mediante el consumo de carroña.

Referencias[editar]

  1. Charig, A.J. and Milner, A.C. (1997). "Baryonyx walkeri, a fish-eating dinosaur from the Wealden of Surrey." Bulletin of the Natural History Museum of London, 53: 11–70.
  2. Paul, Gregory S. (1988). Predatory Dinosaurs of the World. New York: Simon & Schuster. ISBN 0-671-61946-2. 
  3. Buffetaut, E. (2007). "The spinosaurid dinosaur Baryonyx (Saurischia, Theropoda) in the Early Cretaceous of Portugal." Geological Magazine, 144(6): 1021-1025. doi:10.1017/S0016756807003883
  4. Sereno, Beck, Dutheil, Gado, Larsson, Lyon, Marcot, Rauhut, Sadleir, Sidor, Varricchio, Wilson and Wilson. (1998). "A Long-Snouted Predatory Dinosaur from Africa and the Evolution of the Spinosaurids." Science, 282(5392): 1298–1302.
  5. Hutt, S. and Newbery, P. (2004). "A new look at Baryonyx walkeri (Charig and Milner, 1986) based upon a recent fossil find from the Wealden." Symposium of Vertebrate Palaeontology and Comparative Anatomy. (online abstract).
  6. López-Arbarello, A. (2012). "Phylogenetic Interrelationships of Ginglymodian Fishes (Actinopterygii: Neopterygii)." PLoS ONE, 7(7): e39370. doi 10.1371/journal.pone.0039370
  • Paul Barrett y José Luis Sanz. "Larousse de los Dinosaurios", Larousse, 2000.

Enlaces externos[editar]