Barrabás (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Barabbas
Título Barrabás
Ficha técnica
Dirección
Producción Dino De Laurentiis
Luigi Luraschi
Guion Christopher Fry. Basado en la novela de Pär Lagerkvist.
Otros: Nigel Balchin
Diego Fabbri
Ivo Perilli
Música Mario Nascimbene
Fotografía Aldo Tonti
Montaje Alberto Gallitti
Raymond Poulton
Protagonistas Anthony Quinn
Silvana Mangano
Katy Jurado
Arthur Kennedy
Harry Andrews
Ernest Borgnine
Vittorio Gassman
Jack Palance
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Italia
Año 1962
Género Drama, ficción histórica
Duración 144 minutos. 137 min. (versión DVD.)
Idioma(s) Inglés
Compañías
Productora Dino de Laurentiis Cinematografica
Columbia Pictures
Distribución Columbia Pictures
Ficha en IMDb

Barrabás es una película italiana realizada en 1962, que desarrolla la supuesta vida de Barrabás después de la muerte de Jesucristo. La película fue dirigida por Richard Fleischer y protagonizada por Anthony Quinn, Silvana Mangano, Katy Jurado, Arthur Kennedy, Harry Andrews, Ernest Borgnine, Vittorio Gassman y Jack Palance.

El film está basado en la novela de Pär Lagerkvist, Premio Nobel de Literatura en 1951.

Argumento[editar]

Poco antes de la crucifixión de Jesús de Nazaret, el procurador romano Poncio Pilato ofrece a la multitud perdonar y liberar a uno de los dos condenados: a Jesús o a Barrabás (Anthony Quinn). La multitud elige a Barrabás y éste es dejado en libertad. Él regresa con sus amigos, que lo reciben con alegría al enterarse de que después de la prisión y la condena de muerte, su vida le había sido perdonada. Barrabás nota que su mujer, Raquel no está con ellos y pregunta dónde se encuentra. Sus amigos le dicen que Raquel, durante su ausencia, los había abandonado para seguir las enseñanzas de Jesús. Sin embargo, Raquel al enterarse de la liberación de Barrabás, regresa con el grupo, pero su actitud hacia él ha cambiado.

Más tarde, Jesús es crucificado y el cielo se oscurece. Impresionado por esto, Barrabás acude al lugar de la crucifixón y ve la muerte de Jesús. Luego acompaña el cuerpo y ve como la tumba es cerrada. Tres días más tarde, Barrabás regresa a la tumba y la encuentra abierta. El cuerpo de Jesús ha desaparecido. Raquel le explica que Jesús ha ascendido al Cielo, pero Barrabás le dice que él cree que se trata de un espejismo, o que sus seguidores se han llevado su cuerpo. Para confirmar la desaparición del cuerpo, Barrabás se dirige hasta donde están los seguidores y les pregunta que ha pasado con el cuerpo desaparecido de Jesús. Èstos le responden que no saben donde está, pero que creen que ha ascendido al Cielo. Poco después, Raquel es muerta por lapidación, por los mismos que habían pedido la crucifixión de Jesús.

Barrabás vuelve a su antigua vida delictiva y es reconocido por una de sus víctimas cuando asaltaba una caravana. Es detenido nuevamente por las autoridades romanas y llevado nuevamente a juicio ante Poncio Pilato. Esta vez, el procurador romano lo condena a prisión perpetua en una mina de azufre en Sicilia. Una vez en la mina, se le coloca al cuello un medallón que lo identifica como propiedad del Emperador.

Barrabás logra sobrevivir 20 infernales años en la mina. En algún momento, es encadenado junto con otro condenado, Sahek (Vittorio Gassman), cuyo delito había sido liberar a otros esclavos. Sahek es cristiano y lleva una cruz grabada en el reverso de su medallón de identidad. En un comienzo ambos hombres se detestan, pero con el tiempo se van haciendo amigos. Sahek se va debilitando y ya no puede trabajar, por lo que enfrenta la muerte por ejecución. Una gran explosión ocurre en la mina y los únicos sobrevivientes resultan ser Barrabás y Sahek. Luego de recuperarse de sus heridas ambos hombres son enviados a trabajar en el campo. Allí su condición de salvados por milagro de la muerte, llama la atención de la esposa del prefecto local, que está en pie de abandonar su cargo por otro en Roma. Finalmente ella lo convence de llevar consigo a Roma a los dos hombres.

Una vez en Roma, Barrabás y Sahek son enviados a una escuela de gladiadores dirigida por Torval (Jack Palance), el gladiador más famoso de Roma. Durante el aprendizaje, Torvald descubre que Sahek hace proselitismo cristiano entre los otros gladiadores y lo mata. Al día siguiente, en el Coliseo, se enfrentan Torvald y Barrabás, venciendo Barrabás en el combate. Muy impresionado, el emperador Nerón lo libera. Ya libre, Barrabás busca los restos de Sahek y los lleva a las catacumbas, donde otros cristianos le darán un funeral apropiado. A los pocos días estalla el gran incendio de Roma, y Barrabás es detenido como sospechoso por los soldados romanos. Él les dice que es cristiano. Esta confesión hará que sea condenado a morir crucificado.