Banisteriopsis caapi

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Ayahuasca
Aya mujeres.jpg
Ayahuasca
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Malpighiales
Familia: Malpighiaceae
Género: Banisteriopsis
Especie: B. caapi
(Spruce ex Griseb.) C.V.Morton 1931

Banisteriopsis caapi es una especie botánica de liana de la familia de las malpiguiáceas. Recibe varios nombres comunes según el área geográfica, tales como ayahuasca, yagé, caapi, yagugue, mariri o pildé. Es una liana o enredadera de las selvas de Sudamérica (Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela), que lleva miles de años siendo usada por los pueblos originarios, razón por la cual es muy raro que crezca de forma silvestre.

Descripción[editar]

Banisteriopsis caapi tiene varios tallos leñosos, ramificados. Las hojas alcanzan un tamaño de hasta 18 cm de longitud y de 8 cm de ancho, formando un óvalo completamente, que finaliza en una punta fina. Tiene flores de unos 13 mm de ancho en umbelas con cinco sépalos de color blanco o rosa pálido. La planta florece rara vez, si es así, lo hace entre diciembre y agosto. Los frutos alados son formados a partir de marzo a agosto.

Propiedades[editar]

La especie Banisteriopsis caapi contiene beta-carbolinas inhibidoras de las monoamina oxidasas (IMAO), de la familia harmala, tales como harmina, harmalina, tetrahidroharmina y banisterina.

Usos[editar]

Los médicos indígenas tradicionales elaboran la poción amazónica conocida como ayahuasca o purga.

Preparación de la ayahuasca.
Inflorescencia
Detalle de la liana

Los médicos indígenas cosechan esta planta que al ser cortada recibe la denominación de "palo", y preparan con ella la purga, un brebaje cocinado durante más de diez horas, mezcla de tronco de Banisteriopsis caapi con hojas de chacruna (Psychotria viridis) o de Diplopterys cabrerana. Si bien es cierto que la mezcla con la chacruna es de las más habituales, la variabilidad en la composición de la ayahuasca es muy amplia. Con todo, su componente de referencia básico será la liana Banisteriopsis caapi.

El brebaje, de color café, olor madera, sabor extremadamente amargo y seco, pero no es constante pues tiene muchísimas variedades en su elaboración que lo hacen de diferentes densidades y sabores, a veces también es dulce, tiene propiedades enteógenas que expanden la conciencia, o a la capacidad de explicar el entorno, el tiempo y la propia percepción del cuerpo. Mentalmente puede producir un estado de conciencia muy lúcido y visiones que los instruidos pueden interpretar o vivenciar.

La Psychotria viridis aportaría a las infusiones de ayahausca, en su caso, la molécula dimetiltriptamina o DMT. Si se atiende a la escasísima concentración de DMT que estas plantas aportan a la infusión resultante en comparación con los niveles estándar de psicoactividad probados para la ingesta oral del DMT, se advierte la complejidad farmacológica de esta infusión y se comprenderá el por qué de su escasa toxicidad. Algo similar cabrá decir de los IMAOs ingeridos que, utilizados como antidepresivos en psiquiatría, requieren de un uso muy prolongado. Existen diferentes variedades a las que se atribuyen diferentes usos, especialmente en lo que se refiere a la relación médico-paciente y a las diversas situaciones en que se prepara y consume.

El efecto de la purga medicinal con la ayahuasca es, en general, descrito como mareo, con abundantes y constantes vómitos, dependiendo del estado de quien se trate, puede desencadenar defecaciones, pero todo depende del estado físico, mental y emocional en que se encuentre el paciente que la ingiere.

Algunas etnias usan la corteza fresca o seca para producir un efecto estimulante moderado al masticarla.

La ayahuasca tiene un origen milenario entre las culturas de Colombia, la Amazonia de Perú, Bolivia y Brasil, siendo los grupos étnicos de los Sionas quienes son reconocidos como el primer pueblo en conocer el Yage, ellos fueron quienes luego enseñaron a los demás pueblos de toda la región suramericana, entre estos otros pueblos se encuentran los Ingas, Kofanes, Yanaconas, Yaguas entre otros en el territorio de Colombia, del Perú algunos de los más importantes representantes de su uso y práctica en sus ceremonias y ritos de curación los Urarinas y los Shipibo Conibo todos estos pueblos poseen los conocimientos desde tiempos muy antiguos. Los chamanes, médicos shipibos (por su rango de menor a mayor: Junes, Onayas, Murayas y Mutsarawas) o Taitas, herederos del conocimiento ancestral de las diferentes mezclas, preparaciones y usos del ayahuasca, utilizan estas combinaciones de plantas por diferentes motivos, determinando las plantas que agregan según el efecto u objetivo buscado, pudiendo ser ritual, ceremonial o curativo, o dependiendo la enfermedad a tratar, en su cultura ancestral el Yage es una medicina que puede curar cualquier tipo de enfermedad.

La administración de esta planta, considerada una medicina sagrada por las cosmovisiones y tradiciones ancestrales de los pueblos originarios de las selvas sudamericanas, suele ser ejercida por aquellas personas que han recibido las instrucciones para su adecuada administración. Dichos conocimientos provienen de una tradición que ha subsistido por milenios. Existen testimonios de su mala utilización, especialmente si esta es usada fuera se sus contextos tradicionales, en casos en que causó serios problemas de salud, generalmente de orden anímico, en personas que han utilizado la ayahuasca sin estar debidamente capacitados o dotados para hacerlo.

El ayahuasca es legal en muchos estados, debido a su uso étnico tradicional y a su rol en algunas religiones modernas, tales como el Santo Daime, culto originario de Brasil.

El ayahuasca ha mostrado ser una una terapia muy efectiva en el campo de la psiquiatría y la psicología, en el tratamiento de la depresión y la ansiedad, así como con problemas de personalidad y la esquizofrenia. Problemas los cuales son los mismos que los médicos tradicionales nativos tratan solo que con otros nombres tales como el susto o el miedo.

Estudios modernos[editar]

Actualmente en Perú y en todo el mundo se encuentran instituciones con equipos mixtos de chamanes nativos y médicos psiquiatras y psicólogos que trabajan en conjunto las terapias con ayahuasca, así como investigadores de medicina moderna como el chamanismo , que han estudiado a fondo la forma y mecanismos de acción de los alcaloides activos de la ayahuasca y sus conexiones con la cosmovisión y religiosidad de los pueblos originarios de esta tradición y otras culturas del mundo, como la egipcia, considerando imprescindible el nexo con la experiencia fisiológica y la experiencia espiritual que existe en los estados que provoca el ayahuasca y su alcaloide activo visionario (DMT). En su caso es la primera investigación seria y oficial hecha en Estados Unidos con una metodología científica y profesional. Actualmente se encuentra rodando un documental en Perú y otras locaciones sobre este trabajo.

Taxonomía[editar]

Euphorbia chamaesyce fue descrita por Carlos Linneo y publicado en Journal of the Washington Academy of Sciences 21(20): 486. 1931.[1]

Sinonimia

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Banisteriopsis caapi». Tropicos.org. Missouri Botanical Garden. Consultado el 25 de enero de 2013.
  2. Banisteriopsis caapi en PlantList

Bibliografía[editar]

  • Reichel-Dolmatoff, Gerardo 1988: El Chamán y el Jaguar. Estudio de las drogas narcóticas entre los indios de Colombia. Siglo XXI Editores. ISBN 968-23-0285-4
  • Schultes, Richard Evans y Robert F. Raffauf 1992: El bejuco del alma: Los médicos tradicionales de la Amazonía colombiana, sus plantas y rituales. Fondo de Cultura Económica. ISBN 978-958-38-0099-6

Lecturas complementarias[editar]

Enlaces externos[editar]