Banda de los Dalton

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Banda de los Dalton (o Los Hermanos Dalton) fue un tristemente célebre grupo de forajidos del Viejo Oeste durante 1890-1892. Se especializaron en el robo de bancos y trenes. Estaban emparentados con los hermanos Younger, que cabalgaban a las órdenes de Jesse James, aunque sus actuaciones fueron independientes y más tardías que las de la Banda de James-Younger.

Comienzos[editar]

La familia Dalton procedía del Condado de Jackson, en Misuri. Lewis Dalton era un tabernero en Kansas City, Kansas, cuando se casó con Adeline Younger, la tía de Cole y Jim Younger. Hacia 1882, la familia vivía al noroeste de Oklahoma, conocido entonces como el Territorio Indio, y sobre 1886 se mudaron a Coffeyville, al sudeste de Kansas. Trece de los quince hijos de la pareja sobrevivieron hasta la madurez.

Representantes de la ley[editar]

Uno de los hijos, Frank Dalton, era un Ayudante del Alguacil que murió en acto de servicio en 1888. Frank había sido el más estable de los hermanos, con una sólida base y madurez. Él, según todas las versiones, mantuvo a sus hermanos por el buen camino. Le respetaban, y en ocasiones habían cabalgado con él en partidas. Cuando le asesinaron, Frank había estado siguiendo la pista de un ladrón de caballos en el territorio de Oklahoma. Tras localizar al sospechoso el 27 de noviembre de 1888, se produjo un enfrentamiento de revólveres, resultando Dalton y dos de los forajidos muertos y el alguacil herido. Una semana más tarde, el 3 de diciembre de 1888, el sospechoso fue seguido por otros representantes de la ley, y se produjo otro tiroteo. En ese segundo enfrentamiento, el Ayudante del Alguacil Ed Stokley disparó y mató al sospechoso, pero también resultó él mismo asesinado. Sam Wingo era un antiguo alguacil que se ocupó de los robos de la banda después de que él disparase al hombre equivocado en Arkansas, y escapase de la ley tras un subsiguiente tiroteo con otros alguaciles.[1]

Tal vez con el deseo de vengar la muerte de su hermano, los tres jóvenes Dalton —Grattan «Grat» Dalton (n. 1861), Bob Dalton (n. 1869), y Emmett Dalton (n. 1871)— se convirtieron en defensores de la ley. Pero, en 1890, los jóvenes pasaron al otro lado de la misma. Bob fue siempre el más alocado. Mató a un hombre por primera vez cuando tenía sólo 19 años. Era Ayudante del Alguacil en aquella época y alegó que la muerte se produjo en cumplimiento del deber. Algunos sospecharon, no obstante, que la víctima había intentado robarle la novia a Bob. En marzo de 1890, Bob fue acusado de introducir licor en el Territorio Indio, pero huyó tras depositar una fianza y no apareció en el juicio. En septiembre de 1890, Grat fue arrestado por robo de caballos —un delito pagado con la pena capital— pero, bien los cargos fueron retirados, o él fue puesto en libertad. Desacreditados como defensores de la ley, los Dalton pronto formaron su primera banda.

Forajidos[editar]

De izquierda a derecha: Powers; Bob Dalton; Grat Dalton, Dick Broadwell.

Bob reclutó a George «Bitter Creek» Newcomb, Charley Pierce y «Blackfaced» Charlie Bryant para cabalgar con él y con su hermano Emmett. Bryant recibió su apodo como consecuencia de una quemadura de pólvora en una de sus mejillas. Grat estuvo visitando a su hermano Bill en California cuando se formó la banda, pero fue más tarde cuando se unió a ella, al igual que Bill Doolin, Dick Broadwell, y Bill Powers. Su primer objetivo de robo fue una casa de juego en Silver City, Nuevo México.

El 6 de febrero de 1891, después de que Jack Dalton se uniese a sus hermanos en California, atracaron a un pasajero del ferrocarril Southern Pacific. Los Dalton fueron acusados del robo, basándose en pequeñas pruebas. Jack escapó y Bill fue absuelto, pero Grat fue arrestado, encarcelado, y sentenciado a 20 años de prisión. Según una versión, Grat fue esposado a un alguacil y acompañado por otro mientras era trasladado en tren. Después de que el tren hubiese recorrido una cierta distancia, un alguacil cayó dormido y el otro se entretuvo hablando con otros pasajeros. Era un día caluroso, y todas las ventanillas estaban abiertas. De repente, Grat saltó de cabeza por la ventanilla del tren, cayó al río San Joaquín, desapareció bajo el agua, y fue llevado río abajo por la corriente. Los alguaciles se quedaron atónitos. Grat debió de haber tomado la llave de las esposas del bolsillo del primer alguacil mientras dormía y luego esperó su huida hasta el momento en que sabía que el tren estaría en un puente. Si hubiese caído a tierra, habría muerto casi con total seguridad. Grat encontró a sus hermanos, y luego volvieron al Territorio de Oklahoma.

Entre mayo de 1891 y julio de 1892, los hermanos Dalton robaron cuatro trenes en el Territorio Indio. El 9 de mayo de 1891, los hombres atracaron un tren de la compañía Santa Fe en Wharton (ahora Perry). Se marcharon con varios cientos de dólares solamente, pero habían trabajado bien en equipo. Cuando pasaron por Orlando, robaron ocho de nueve caballos. Una partida les persiguió, pero la banda escapó. Charley Bryant y Dick Broadwell mantuvieron al maquinista y al fogonero en la locomotora. Mientras, Bob y Emmett Dalton y Bill Powers recorrieron los vagones, robando a los pasajeros a su paso. Bill Doolin y Grat Dalton se encargaron del vagón expreso. Lanzaron la caja fuerte fuera del tren. Ganaron poco en comparación con sus esfuerzos —unos pocos cientos de dólares y algunos relojes y joyas de los pasajeros. La banda se dispersó después del robo de Red Rock, pero no mucho después Blackfaced Charley fue capturado por el Alguacil Ed Short. Mientras estaban de camino a ser encarcelados en Wichita, Kansas, Bryant se apropió de un revólver de un trabajador del ferrocarril que ayudaba al Alguacil Short, y en el consiguiente tiroteo Bryant y Short se mataron mutuamente.

La banda atacó de nuevo en julio en Adair, Oklahoma, cerca de la frontera con Arkansas. Fueron directamente a la estación de tren y cogieron lo que pudieron encontrar en el expreso y en las habitaciones del equipaje. Luego se sentaron en un banco del andén, hablando y fumando, con sus rifles Winchester a través de sus rodillas. Cuando el tren llegó a las 9:45 p.m., dieron marcha atrás a un vagón hasta el expreso y descargaron todo su contenido. Había varios guardias armados en el tren, pero por alguna razón todos y cada uno de los 11 hombres estaban a la espalda del mismo. Los guardias hicieron fuego contra los bandidos a través de las ventanillas del vagón y desde detrás del tren. En el enfrentamiento se hicieron 200 disparos. Ninguno de los componentes de la banda de los Dalton fue alcanzado. Tres guardias fueron heridos, y un médico del pueblo murió como consecuencia de una bala perdida. Los ladrones desaparecieron de la vista, probablemente escondiéndose en una de las varias cuevas que hay cerca de Tulsa, Oklahoma.

Robo de bancos[editar]

La banda podría haberse mantenido ocupada con los robos a trenes, pero Bob Dalton quería asegurarse de que su nombre sería largo tiempo recordado. Según declaraba, «superaría cualquier cosa que Jesse James hubiese hecho jamás —robar dos bancos a la vez, a la luz del día». El 5 de octubre de 1892, la banda de los Dalton intentó esa hazaña cuando se dispusieron a robar el C.M. Condon & Company's Bank y el First National Bank en Coffeyville, Kansas. Ya que los lugareños estaban al tanto de su aspecto físico, llevaron barbas postizas. Pero aun así fueron identificados por la gente del pueblo.

Mientras la banda estaba ocupada intentando atracar los bancos, la gente se armó y se preparó para la lucha. Cuando la banda salió de los bancos, comenzó un tiroteo. Tres personas del pueblo fueron alcanzadas, y el Alguacil del Pueblo Charles Connelly fue abatido cuando salió a la calle tras escuchar los disparos, no sin antes devolver el fuego y matar a un miembro de la banda. Grat Dalton, Bob Dalton, Dick Broadwell y Bill Powers finalmente murieron. Emmett Dalton recibió 23 heridas de bala y sobrevivió. Se le condenó a cadena perpetua en la penitenciaría de Lansing, en Kansas, de la que cumplió 14 años antes de ser perdonado. Se mudó a California y se convirtió en un verdadero agente de pompas fúnebres, autor y actor, y murió en 1937 a la edad de 66 años. Bill Doolin, «Bitter Creek» Newcomb, y Charlie Pierce fueron los únicos miembros de la banda que quedaron, aunque ninguno de ellos estuvo presente en el tiroteo de Coffeyville. Especulaciones sugirieron más tarde que había habido un «sexto hombre» que asía los caballos en un callejón y que había escapado, y que ese hombre se creía que había sido Bill Doolin. Sin embargo, eso nunca ha sido confirmado.

Emmett Dalton diría, años después de los robos, y tras su salida de la prisión, que el Alguacil Heck Thomas fue un factor clave en su decisión de cometer los robos. Según Emmett, Thomas era implacable en su persecución de la banda, manteniéndoles constantemente en movimiento. Con un gran botín de los dos bancos, la banda pretendía dejar el territorio durante una temporada, con la esperanza de que los ánimos se calmasen.

En el cine[editar]

  • La canción Doolin-Dalton, por el grupo musical The Eagles, gira en torno a la historia de la banda de los Dalton.
  • Ha habido varias «bandas de los Dalton» creadas por Hanna-Barbera, que aparecen en diversas producciones.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Este artículo o una versión anterior del mismo está basado en textos de dominio público del Servicio de Parques Nacionales (National Park Service) de los Estados Unidos.[2].

Enlaces externos[editar]

En inglés[editar]