Banco de Majuán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Majuán y Espartel son los dos nombres que recibe una isla sumergida en el ámbito del Estrecho de Gibraltar (coordenadas 35°55' N 5°58' O), cerca del cabo Espartel y del Umbral de Camarinal, cuya máxima altitud se ubica a 56 metros bajo el nivel del mar. Fue una isla que desapareció bajo la superficie de las aguas hace unos 12 000 años,[1] al terminar la última glaciación y subir el nivel de los océanos.

Hipótesis sobre su formación[editar]

El umbral de Espartel separa las cuencas mediterránea y atlántica. Alcanzó su actual configuración durante la inundación Zancliense del Mediterráneo, que puso fin a la desecación del Mediterráneo al final de la crisis salina del Mesiniense. La fuerza de las aguas condujo a la erosión del fondo marino.[2] [3]

En diversas ocasiones se ha especulado que la mítica Atlántida fue justamente Espartel. En septiembre del 2001 el geólogo francés Jacques Collina-Girard expuso esta teoría. La teoría de Collina argumenta que el fin de la última glaciación hizo que el mar subiera 135 metros hasta la cota actual, invadiendo el estrecho de Gibraltar y creando un mar pequeño y semi-cerrado de unos 70x20 kilómetros entre el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico. El banco de Espartel formó un archipiélago en este pequeño mar, cuya isla principal hubiese medido unos 10 o 12 kilómetros a lo largo de su mayor eje. Con la subida del nivel del mar la isla empezó a hundirse lentamente, pero alrededor del 9400 a. C. la subida de las aguas se aceleró, ascendiendo 4 metros por siglo. Durante este tiempo se registró un terremoto de magnitud 9 (argumento defendido por el geógrafo marino Marc-Andrè Gutscher) en la zona, lo cual contribuyó a que la isla desapareciera definitivamente bajo el mar, generando maremotos. Collina propuso que el recuerdo de la desaparición de la isla se mantuvo en el Antiguo Egipto durante 5.000 años, antes siquiera de la invención de la escritura, hasta que finalmente fue grabado por los primeros escribas en torno al tercer o cuarto milenio a.C. Más tarde Platón habría conocido la historia, y se habría inspirado en ella para crear el mito que ha llegado a nosotros como la Atlántida.

Bibliografía[editar]

  • "L’Atlantide retrouvée? Enquête scientifique autour d’un mythe"; Collina-Girard, J. Belin-Pour la Science éditeur, Collection Regards, 223 pages (2009). ISSN1773-8016, ISBN978-2-7011-4608-9
  • "Destruction of Atlanti.s by a great earthquake and tsunami? A geological analysis of the Spartel Bank hypothesis"; Marc-André Gutscher. Geology Volume 33, Number 8, pp. 685–688 (2005).

Referencias[editar]

  1. Ornekas, Genevra.
  2. Blanc, 2002, Geodinamica Acta
  3. Garcia-Castellanos, D.; Estrada, F.; Jiménez-Munt, I.; Gorini, C.; Fernández, M.; Vergés, J. & De Vicente, R (2009). Catastrophic flood of the Mediterranean after the Messinian salinity crisis. Nature. Vol 462: 778-781.




Coordenadas: 35°55′00″N 5°58′00″O / 35.916667, -5.966667