Bali

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Bali (Indonesia)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Isla de Bali
(Pulau Bali)

Isla de Bali

Playa de Padangbai en la isla de Bali.
Localización geográfica / administrativa
Archipiélago Islas menores de la Sonda (archipiélago malayo)

Mar


Mar de Bali - Océano Índico
País(es) Bandera de Indonesia Indonesia
Subdivisión(es) Provincia de Bali
Datos geográficos
Superficie 5 700 km²
Longitud 145 km
Anchura máxima 80 km
Punto más alto Monte Agung (3 142 m)
Distancia a tierra 3,2 km (Java)
Demografía
Población 3 551 000 hab. (2009)
Otros datos
Ciudad más poblada Denpasar (aprox. 600 000 hab.)
Áreas protegidas Parque nacional de Bali Occidental
Coordenadas 8°22′09″S 115°08′18″E / -8.3691666666667, 115.13833333333Coordenadas: 8°22′09″S 115°08′18″E / -8.3691666666667, 115.13833333333
Mapa de localización
IndonesiaBali.png Localización de la isla de Bali.
Bali Labeled.pngMapa topográfico de Bali.
[editar datos en Wikidata]

La isla de Bali es una isla y una provincia de Indonesia. Es la más occidental de las islas menores de la Sonda, y se encuentra ubicada en una cadena, con Java al oeste y Timor al este. La isla es un popular destino turístico y es conocida, al igual que Java, por sus delicadas artes, que incluyen danza, escultura, pintura, orfebrería, peletería y un particular estilo musical, especialmente el interpretado durante el gamelan. Aparte de ser un destino turístico, es un punto de encuentro de mayoristas; moda, joyería, calzado, muebles o decoración de todo el mundo, que compran en la isla para exportar después a sus países de origen. Bali junto con la capital indonesa ha sido sede de Miss Mundo 2013.

Geografía[editar]

Bali es parte de las Islas menores de la Sonda. Tiene apenas 140 km de longitud este-oeste y 90 km de norte a sur, y una superficie de 5.636 km².[1] Está situada aproximadamente a ocho grados al sur de la línea del Ecuador. Al oeste el estrecho de Bali, de 2,4 a 3,2 km de ancho, la separa de Java. Al este el profundo estrecho de Lombok, de entre 18 y 40 km de ancho, la separa de la isla de Lombok; tiene adyacentes las peueñas islas de Nusa Penida, Nusa Lembongan y Nusa Ceningan, separadas de Bali por el estrecho de Badung. El estrecho de Lombok coincide con el paso de la línea de Wallace que separa la ecozona Indomalaya de la ecozona Australasia. La isla se compone de una cadena montañosa que se extiende de este a oeste. El punto más alto de la isla es el monte Agung con 3.142 m de altura, un volcán en actividad, que entró en erupción por última vez en marzo de 1963. La ladera norte es abrupta, con una estrecha llanura costera, mientras que la ladera sur baja suavemente hacia una llanura aluvial, regada por ríos poco profundos, seca en las estaciones secas e inundada durante períodos de fuertes lluvias.

La isla se encuentra rodeada por arrecifes de coral. Las playas en el sur son de arena blanca mientras que las del norte son de arena negra.

Bali tiene un clima tropical monzónico, con una estación lluviosa de octubre a marzo y una estación seca de junio a septiembre. Durante el día la temperatura media es de 20 a 33° C, pero las zonas montañosas tienen temperaturas nocturnas más frías debido a la altitud.[2]

Economía[editar]

Su población cuenta 3 millones de habitantes. Las ciudades principales son la capital, Denpasar, de 491.500 habitantes en 2002 y situada en la llanura sur, y la antigua capital colonial y puerto de Singaraja, de 100.000 habitantes, al norte. El pueblo de Ubud (al norte de Denpasar), con su mercado de arte, museos y galerías es conocido como el centro cultural de Bali. Los principales puntos turísticos son el pueblo de Kuta (junto con su playa), Sanur, Jimbaran y el reciente desarrollo de Nusa Dua. El aeropuerto de Ngurah Rai se encuentra ubicado cerca de Jimbaran, sobre el istmo que une la parte sur de la isla con su parte central. No existen líneas de ferrocarril en la isla. Existen carreteras costeras importantes a la vez que carreteras que cruzan la isla, principalmente de norte a sur. La mayoría de los habitantes de la isla de Bali se dedican a la agricultura, principalmente al cultivo de arroz. Se cultivan otros productos, como café, frutas y verduras, aunque en menor medida. Una importante cantidad de balineses son también pescadores. La isla de Bali es también famosa por sus artesanos, que producen telas y vestimentas batik e ikat, tallas en madera y piedra y objetos de orfebrería.

Historia[editar]

El pueblo balinés es descendiente de una raza prehistórica que emigró a través de Asia central continental al archipiélago de Indonesia, probablemente estableciéndose alrededor del 2500 a. C. El final de la era prehistórica en Indonesia estuvo marcado por la llegada del pueblo hindú, alrededor del 100 a. C., según lo determinan las inscripciones en letra brahmi sobre fragmentos de vasijas. El nombre Bali Dwipa (‘isla de Bali’) ha sido descubierto en varias inscripciones, por ejemplo, en el cartel Blanjong, que fue publicado por Sri Kesari Warmadewa en el año 913 de nuestra era y menciona la palabra Walidwipa.

Los majapahit y sus descendientes[editar]

El imperio Majapahit hindú (1293-1520) de Java oriental fundó una colonia balinesa en 1343. El imperio Majapahit colapsó al final del siglo XV debido a querellas de sucesión, y su territorio pasó entonces bajo control de unos de sus vasallos, los príncipes de Kediri, de Java central. En 1527, las tropas del reino musulmán de Demak conquistaron los territorios dominados por los Keridi.

Ante el auge del islam en el archipiélago indonesio, buena parte de la aristocracia y de las élites intelectuales y artísticas de Java se refugiaron en Bali, lo que supuso un aporte aún mayor de las artes, la literatura y la religión hindú en la isla. Bali se erigió en reino independiente a finales del siglo XV o principios del XVI, y la dinastía de origen majapahit siguió gobernando Bali hasta 1908, fecha en la que fue eliminada por la intervención holandesa que impuso el dominio de los Países Bajos sobre la isla.

Pura Maospahit, un templo de la dinastía majapahit en Denpasar.

La capital majapahit en Bali fue establecida en un primer tiempo en la ciudad de Samprangan, y luego en Gelgel. Durante el reino de Gelgel, que duró hasta 1650, se implantó definitivamente una brillante cultura de influencia javanesa, tanto en la arquitectura, la danza, el teatro y la literatura. En el siglo XVI, el rey balinés Dalem Baturenggong extendió su gobierno a la parte este de Java, a la isla vecina de Lombok y a la parte occidental de la isla de Sumbawa.

Los primeros europeos que llegaron a la isla fueron los portugueses, cuando una nave portuguesa naufragó en la costa de Bukit hacia 1585. En 1597 arribó el explorador neerlandés Cornelis Houtman, quien la reclamó para la corona holandesa. Poco tiempo después, los holandeses establecieron una colonia comercial y, a partir del siglo XVII, la Compañía Holandesa de las Indias Orientales comenzó a comerciar rivalizando con mercaderes británicos.

El comercio de los reyes de Bali con las compañías europeas se basaba en la venta de esclavos que vendían a cambio de opio. Los esclavos procedentes de Bali eran muy cotizados; eran prisioneros de guerra, criminales, deudores, huérfanos y viudas. Se considera que la trata de esclavos en Bali pudo ser el origen de varios conflictos posteriores.[3]

El reino de Gelgel sucumbió a una serie de guerras internas, y en 1686 se estableció una nueva dinastía en la ciudad de Klungkung, conocida bajo el nombre de Dewa Agungla. Fueron incapaces de mantener su control sobre la isla que se dividió en varios pequeños reinos, aunque los Dewa Agungla mantuvieron una tutela simbólica. Esta situación se mantuvo hasta la llegada de los holandeses en el siglo XIX.

La colonización holandesa[editar]

Cuerpo del último sultán de Denpasar, muerto durante la intervención holandesa de 1906.

Bajo el pretexto de erradicar el comercio de esclavos y de opio, el control holandés de la isla se impuso tras una serie de guerras coloniales (1846-1849). En 1858 y 1868, dos revueltas balinesas fueron aplastadas por las tropas holandesas. Se lanzó entonces una campaña de cristianización que fracasó debido a la resistencia de los habitantes de la isla. En 1890, los holandeses aprovecharon un conflicto entre reinos balineses para incrementar su control sobre la isla. En 1894, se hicieron con la vecina isla de Lombok.

En 1906 y 1908, con el pretexto de impedir el saqueo de los buques naufragados en la región, Holanda lanzó dos intervenciones militares que acabaron con el gobierno de la dinastía majapahit.[4] La prensa occidental denunció la sangrienta conquista de Bali y las represalias desproporcionadas de las tropas holandesas frente a los actos de resistencia de los nativos. Acusado también de abusos en sus campañas coloniales de Java y Sumatra, el gobierno holandés decidió aplicar una "política ética" en sus colonias indonesias, a fin de restaurar su imagen de poder colonial benevolente y responsable. Ejercieron un control indulgente de la isla, protegiendo y mostrando gran respeto por la religión y cultura locales. El turismo internacional comenzó en los años 1920.

Segunda Guerra Mundial e independencia[editar]

Estatua erigida en honor a Gusti Ngurah Rai.

Bali fue ocupada por el ejército japonés y liberada por las fuerzas aliadas en 1945. En 1946, los holandeses ocuparon de nuevo la isla con el propósito de restablecer su administración colonial, pero chocaron con el ejército de liberación del coronel Gusti Ngurah Rai al que derrotaron a finales del mismo año en la batalla de Marga.

En un intento de mantener parte de su antiguo imperio colonial, los holandeses crearon entonces el Estado de Indonesia Oriental que incluía Bali, las Islas menores de la Sonda, las islas Célebes y el archipiélago de las Molucas. Después de 4 años de conflictos con la recién creada República de Indonesia de Sukarno, los holandeses traspasaron finalmente sus dominios coloniales a Indonesia el 27 de diciembre de 1949, en la Conferencia de la Mesa Redonda de la Haya.

El espectacular desarrollo del turismo internacional en Bali desde los años 1950 permitió un incremento sustancial del nivel de vida de los balineses. Las playas de Bali son famosas en todo el mundo. Su arte y trabajos de artesanía gozan también de un gran reconocimiento internacional. Su renombrada danza folclórica legong es una de las muchas danzas balinesas. A raíz del turismo, Bali se convirtió también en un notable centro de intercambios comerciales.

El Atentado de Bali de 2002 significó un duro golpe a la industria del turismo en Indonesia. Tras este hecho, varios países alertaron sobre el riesgo de viajar a las regiones afectadas. En consecuencia, el número de turistas en Bali bajó un 31%.[5]

Sin embargo, Bali se ha visto desbordada por una demanda turística excesiva que confronta la isla con problemas de contaminación, deterioro ambiental y escasez de suministro de agua potable. Todo apunta a que la gestión sostenible del turismo, su principal fuente de ingresos, será el gran reto de Bali en las primeras décadas del siglo XXI.[6]

Religión[editar]

Rezos en el templo de Besakih.

A diferencia del resto de Indonesia donde la religión predominante es el islam, más del 90% de los balineses son hinduistas, aunque practican una forma muy particular de hinduismo conocido como "hinduismo balinés" que mezcla la creencia en los dioses y doctrinas hindúes al lado de creencias animistas y culto a santos budistas.

Otras minorías religiosas en Bali son los musulmanes (principalmente pescadores de la costa), cristianos y budistas.

Lenguas[editar]

El idioma indonesio es el idioma oficial, aunque también se habla el balinés.

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. Bali Tourism Board, Oficina de Turismo de Bali (en inglés).
  2. Bali Tourism Board, Oficina de Turismo de Bali (en inglés).
  3. Willard A. Hanna, Bali Chronicles, Periplus, 2004, Singapur, ISBN 0-7946-0272-X
  4. Debbie Guthrie Haer, Juliette Morillot e Irene Toh, Bali, a traveller's companion, Haer, 2001, Ediciones Didier Millet, ISBN 978-981-4217-35-4
  5. Waiting for the Rain. Peace and Conflict Monitor. 10 de febrero de 2003. http://www.monitor.upeace.org/archive.cfm?id_article=91. Consultado el 8 de diciembre de 2007. 
  6. Según Adrian Vickers, en su prólogo al libro Bali Chronicles, de Willard A. Hanna, p. 8. Estas declaraciones se han visto refrendadas por varios artículos publicados en el periódico indonesio The Jakarta Post en 2008.

Enlaces externos[editar]