Baile flor de piña

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El bailable "Flor de Piña"

Bailable Flor de piña

El bailable que representa al municipio de San Juan Bautista Tuxtepec en los lunes del cerro de la Guelaguetza. En 2008 cumplió medio siglo de haberse inventado . Forma parte esencial del espectáculo folclórico del municipio y del estado Oaxaqueño.

Cada año señoritas del municipio son convocadas a participar en el casting para integrar la delegación municipal; para acudir a estas pruebas existen ciertos requisitos, entre ellos ser tuxtepecana, soltera, conocer el baile, ser menor de 22 años, de estatura mediana y tener huipiles propios para poderlos portar durante la fiesta.

Historia[editar]

El baile regional “Flor de piña” data de mayo de 1958, año en que el Gobernador Alfonso Pérez Gasga, argumentando que la indumentaria jarocha no era propia del estado de Oaxaca envió un oficio a la presidencia municipal, a cargo de Ángel Vidal Brocado, en la que se solicitaba el diseño de una coreografía indígena para la partitura “Flor de piña” del músico oaxaqueño Samuel Mondragón. La creación de la coreografía buscaba representar a la región del Papaloapan , una de las siete regiones de Oaxaca, en la recién creada Guelaguetza Oaxaqueña, que en ediciones recientes era celebrada como Homenaje racial y Encuentro étnico.

El diseño de la coreografía estaría a cargo de la profesora Paulina Solís, maestra de la escuela Francisco I. Madero, la cual impartía clases de Educación Artística.

El bailable deja un poco de lado la anatomía , los usos, movimientos y proporciones de la mujer Chinanteca, y en su lugar la reconstruye de manera estilizada, eleva la estatura corporal, afina las facciones primarias, ornamenta la sencillez del huipil, introduce la sonrisa permanente, agranda un poco la forma de los ojos y logra un resultado realmente bello, fantástico y sorprendente en que la luz juega con la cadencia y hace del huipil una obra de arte que se porta con orgullo. Como parte de la ornamenta se decidió que cada señorita llevara una piña al hombro con un propósito meramente ornamental.

En julio de 1958, este baile se presentó por primera vez en la Magna Fiesta del estado, realizándose adecuaciones coreográficas a cargo de la Maestra Rangel lo que permitió una entrada mas cadenciosa y una duración apropiada para el espectáculo. Claro que se requirió de un vals creado por el Maestro Rios de Tonalá Chiapas , pero así adquirió la majestuosidad y hermosura que lo caracteriza.

Desde sus inicios, la región de Tuxtepec no fue invitada a participar en la Guelaguetza sino que asistió en representación de la Mixteca (Lizama, J.J. 2006). También se sabe que antes de 1958 acudían embajadoras (ataviadas con traje de jarocha) simplemente a apreciar el evento, pues las autoridades oaxaqueña consideraban que lo jarocho no era representativo de Oaxaca, como a últimas fechas ya se reconoce.

La lejanía con la capital del estado y la falta de vías de comunicación, convertían a Tuxtepec en una región prácticamente desconocida,mucho mas ligada a Córdoba y a Veracruz, Alvarado, y Tlacotalpan lo que cambió después de la una de las tragedias naturales de su historia en 1944, en la que el Río Papaloapan se desbordó. Entonces el nombre de Tuxtepec se dio a conocer en todo México, como un lugar en que había ocurrido una desgracia.

Música[editar]

La música de “Flor de Piña” fue escrita, se dice, por el músico y compositor Samuel Mondragón. Sin embargo, no existe relacionada dicha pieza en su musicografía.La partitura fue interpretada por el conjunto musical “Lira Tuxtepecana” único conjunto entonces de la ciudad, sin embargo al llegar a la capital, tampoco aceptaron a la marimba y la música sería tocada por la Banda de Música del Estado. La partitura de “Flor de Piña” duraba un minuto, mientras que el tiempo dado para la participación de cada delegación era de ocho minutos, por lo que fue necesario ampliarla con una entrada y salida. Desde entonces se añadió “La Tonalteca”, composición del maestro Chiapaneco Alberto Peña Rios “Flor de Piña” pertenece a Tuxtepec, y aunque hoy cada municipio tiene su propio baile representativo, en sus inicios se afirmaba que representaba a toda la región, por la inclusión de los huipiles femeninos de 6 de los 20 Municipios que conforman esta zona.

Baile[editar]

“Flor de piña” es bailado por jóvenes cuenqueñas en las fiestas del Lunes del Cerro en el Cerro de Fortín en la ciudad de Oaxaca durante la Guelaguetza, el baile consiste de tres partes; La entrada acompañado por “La Tonalteca” musica que identifica a la ciudad de Tonalá, Chis, del compositor Chiapaneco Alberto Peña Rios, que consiste en un recorrido realizado por dos filas alrededor del escenario, el recorrido es lento y permite modelar los huipiles, accesorios y belleza de las jóvenes de la región, la entrada es realizada con un paso de punta y metatarso girando el cuerpo de derecha a izquierda, una vez finalizado el recorrido de las dos filas, éstas se ponen en paralelo y se intercalan formando una “V” con el mismo paso de la entrada. Al integrarse a la “V” las bailarinas realizan una reverencia en la que alzan la piña con sus dos brazos y se agachan inclinando su cintura, una vez formada la “V” la música cambia a “Flor de Piña” y se vuelve más dinámica, cada brazo de la “V” gira hacia afuera formando dos líneas paralelas las cuales se dirigen al fondo del escenario quedando traspuesta ambas filas, se realiza un cruce zapateando hacia delante y hacia atrás, una de las líneas hacia la izquierda y la otra en sentido contrario, una vez que ambas líneas quedan descubiertas voltean hacia el frente y se integran en una sola fila la cual compactan y avanzan a través de un cepillado, avanzan hasta la esquina del escenario y hacia atrás, se repite en dos ocasiones. Una vez terminado el cepillado de la fila horizontal surgen nuevamente dos filas verticales las cuales abarcan desde el principio hasta la parte trasera del escenario, se coloca una fila delante de la otra, las bailarinas colocan la piña en el piso y bailan alrededor de ella, una vez que se termina de bailar alrededor de la piña, cada bailarina toma su piña y abren las diagonales hasta formar nuevamente una sola línea horizontal, vuelve el paso del cepillado hacia delante y hacia atrás, pero esta vez terminado el cepillado al mismo tiempo todas las bailarinas dan las gracias inclinando sus cuerpos y con las piñas en ambos brazos sostenida. Termina “Flor de Piña” y sigue “La Tonalteca” para realizar la salida de la misma forma en la que se realizó la entrada al escenario. Una vez roto el baile, cada bailarina regala su piña a los asistentes al evento

Vestuario[editar]

En la región de San Juan Bautista Tuxtepec existen 20 municipios. De estos, cuatro son predominantemente jarochos y el resto son indígenas los cuales 6 tienen presencia en el baile a través de sus trajes. Los huipiles se presentan en sus diversos estilos, colores y versiones. Aunque esta clasificación no existía antes de que se creara el bailable "Flor de piña" actualmente los hay de luto, medio luto, diario, boda, gala y media gala. Cada uno de los huipiles posee características y atributos especiales que los diferencian de los demás municipios y que cuentan parte de su historia. Incluso el peinado varía en cada municipio de la región de Tuxtepec. Lo único similar en el atuendo son los huaraches, los cales son de cuero curtido. 7 de los veinte municipios que se encuentran en la región de Tuxtepec son los siguientes:

No obstante que la región se compone de 20 municipios, (Acatlán de Pérez Figueroa, Cosolapa, Loma Bonita y Ayozintepec,mas los 6 del Distrito de Choapam que no fueron incluidos en el baile) Los Huipiles están elaborados en telar de cintura, con algodón que antes de la llegada de los españoles era cultivado y cosechado por ellas mismas, están confeccionados por tres lienzos unidos por una cinta llamada “randa”, los motivos y materiales varían.

Los municipios ocupan sus huipiles como vestuario del diario ya que son vestuarios autóctonos de cada zona, la excepción es el huipil de San Juan Bautista Tuxtepec, el cual fue creado por un antropólogo y es utilizado únicamente en eventos especiales.A ultimas fechas las mujeres indígenas siguen usando sus huipiles aunque mayormente son personas de más escasos recursos quienes los portan. Tampoco se cosecha el algodón y se empiezan a usar fibras artificiales en la elaboración de huipiles e inclusive se pueden adquirir algunos de manufactura china.

Poema[editar]

El poema “Flor de piña” fue escrito en el año el artista Tuxtepecano Felipe Matías Velasco, en dicho poema describe brevemente cada una de los huipiles de los 7 municipios y los rasgos de las indígenas que lo portan. El poema es declamado en la fiesta de la Guelaguetza al inicio del baile por una de las señoritas que conforma la delegación o bien por el profesor de educación artística Héctor Arturo encargado del grupo representativo de San Juan Bautista Tuxtepec en los últimos años, quien ha mantenido el nivel estético y majestuoso del bailable.

FLOR DE PIÑA

Ya se escuchan los acordes

de música sin igual

y una feria de colores

el atavío regional

que lucen bellas mujeres

de mi rincón tropical.

Con un porte señorial

hacen su entrada triunfal

luciendo primores mil

los bordados del huipil.


Y ya se inicia la danza

que causa alegría, asombro;

Baila doncella la danza

con una piña en el hombro.


Negras trenzas te coronan

Usileña niña mía;

los motivos que te adornan

todo color y alegría

que tus finas manos bordan.


De hermosura angelical

la de Jalapa de Díaz


La de Valle Nacional

rostro que es sol de mis días;

flor que adorna el tabacal.


De rojo tu hermoso atuendo

¡ay morena! de Ojitlán.


Y pajarillos y flores

en su traje va luciendo

la muchacha de Ixcatlán.


Soyaltepec primorosa

mujer de facciones bellas,

cubren tu atuendo de diosa

flores que forman estrellas.


Blanca túnica de seda

que adornan las mariposas

cabellera que se enreda

en mil listones y rosas

¡Tuxtepecana preciosa!


Baila con garbo morena,

baila la danza mi niña

que las notas ya resuenan

¡Baila! ¡Baila! Flor de piña.

Referencias[editar]

  • García Hernández, T. (1997). “Tuxtepec ante la historia”, Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, México, D.F.
  • Hopkins, B. (1992). "Oaxaca crafts and sightseeing". México: Minutine mexicana, Oaxaca.
  • Jerónimo Santiago, M. T. (2007). "Huipiles de Valle Nacional. Arte y mitología", Colección Diálogos, Consejo Nacional para la Cultura y las Artes Oaxaca.
  • Lizama, J. J. (2006). "La Guelaguetza en Oaxaca. Fiestas, relaciones interétnicas y procesos de construcción simbólica en el contexto urbano", México: CIESAS.
  • Ortega Ruiz, R. M. (2008). “Yo soy Flor de Piña” México, Región Tuxtepec.
  • Solís Ocampo, P. (2003). “Flor de Piña 45 años”, México, Región de Tuxtepec 1958-2003.
  • Vega, A. R. (1977). "La magia de Oaxaca ¿Lunes del cerro o guelaguetza? La riqueza cultural total". México: Cultura para el tercer milenio A. C., Oaxaca.
  • CONACULTA, Muestrario de diseño Textil, PACMYC, Unidad Regional, Tuxtepec.

Enlaces externos[editar]