Bacatá

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Bacatá era uno de los dos cacicazgos que conformaban la Confederación Muisca o Chibcha. Incluía los territorios de la actual Sabana de Bogotá, y su capital era el actual municipio cundinamarqués de Funza. La confederación muisca fue la unidad política de los cacicazgos muiscas liderados por el Zipa de Bacatá, el Zaque de Tchunza (Hunza), el Iraca de Sugamuxi y el Tundama de Duitama. Subsistió hasta 1541, fecha en que se consolidó la conquista española en el centro de Colombia.

El cacicazgo de Bacatá era gobernado por el Zipa, quien residía en Funza. En épocas lluviosas, cuando la Sabana se inundaba, el Zipa se trasladaba a las laderas de los cerros orientales, probablemente en el sitio hoy denominado Chorro de Quevedo, donde tenía, según los conquistadores españoles, una zona «de recreo», y que fue probablemente donde Gonzalo Jiménez de Quesada fundó Santafé de Bogotá el 6 de agosto de 1538.

Las poblaciones adscritas al cacicazgo de Bacatá eran: Funza, Tenjo, Subachoque, Facatativá, Tabio, Cota, Chía, Cajicá, Zipaquirá, Nemocón, Engativá, Bojacá y Zipacón. La palabra Bacatá proviene del idioma muisca, probablemente del topónimo Muykyta (posteriormente Muequetá),[1] que significa «campo de labranza» (de muyquy: campo; y ta: labranza). Es el topónimo dado antiguamente a Bogotá, que toma su nombre de esta expresión como una variación española.

Véase también[editar]

Referencia[editar]