Bótoa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bótoa
Bandera de Bótoa
Bandera
Escudo de Bótoa
Escudo
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Extremadura with COA.svg Extremadura
• Provincia Provincia de Badajoz - Bandera.svg Badajoz
• Comarca de Badajoz
Ubicación 38°52′59″N 6°58′00″O / 38.883055555556, -6.9666666666667Coordenadas: 38°52′59″N 6°58′00″O / 38.883055555556, -6.9666666666667
• Altitud 185 msnm
• Distancias 18 km a Badajoz
424 km a Madrid
Fundación Época romana
Población 152 hab. (INE 2008)
• Densidad n/d hab./km²
Gentilicio Botense
Código postal 06194
Alcalde Sin alcalde
Sitio web www.valdebotoa.tk Sitio oficial
[editar datos en Wikidata]

Bótoa es una aldea cercana a la ciudad de Badajoz, Provincia de Badajoz, comunidad autónoma de Extremadura, en España. En ella se encuentra un acuartelamiento de la Brigada de Infantería Mecanizada "Extremadura" XI del Ejército de Tierra.

Situación Geográfica y accesos[editar]

La aldea o dehesa de Bótoa se encuentra a 17 km de la capital, Badajoz. Por la carretera N-523 Badajoz-Cáceres, a unos 6 km pasado Gévora, hemos de desviarnos a la izquierda para continuar por la carretera C-530 hacia Alburquerque, a poca distancia del pueblo de Valdebótoa y a la derecha de la carretera nos encontrarnos con la ermita.

Orígenes[editar]

Ahondando en la historia, la influencia de la época romana nos lleva a situarnos en los orígenes de los lugares y de las cosas.

Tenemos que remontarnos al año 1284 para descubrir que ya entonces existía una pequeña aldea llamada Budua, pasando después a llamarse Bótova y definitivamente Bótoa al ser conquistada por Alfonso IX de León en 1230. Excavaciones hechas en el lugar corroboran su origen por los restos romanos que allí se encontraron. Eso hace suponer que en distintas épocas ha estado habitada por los romanos y los musulmanes.

Emplazamiento[editar]

Está emplazada en una amplia llanura por la que corren la ribera del río Gévora y el río Zapatón, muy cerca de la Ermita. Perdiendo la mirada hacia el horizonte se divisan las sierras que se alejan hacia Portugal.

En el año 1664 la pequeña aldea de Bótoa pasó a ser Santuario donde se encuentra la ermita en la que se venera a través de todos los tiempos una Virgen, llamada de Bótoa por ser el lugar donde se apareció y donde se encuentra.

La Romería se celebraba a lo largo y ancho del lugar. Con el paso del tiempo la dehesa fue vallada y se redujo bastante el terreno para el disfrute de los romeros.

Flora[editar]

En el paisaje de Bótoa podemos contemplar extensos campos de encinas y alcornoques; a la vez que abunda la retama, la jara, la esparraguera, la coscoja, el romero o el tomillo. Además hay interminables alfombras de amapolas, margaritas y flores silvestres.

Fauna[editar]

Aves[editar]

Entre las aves de Bótoa destacan la cigüeña blanca, los verdecillos (verderones), los gorriones (pardales), las cogujas (cogutas), los gilgueros, los rabilargos (rabuos), los bengalies, los escribanos, los cernícalos, los aguiluchos o las lechuzas.

Mamíferos[editar]

Entre los mamíferos destacan los erizos, los topos, las musarañas, las liebres, los murciélagos, los topillos, el ratón de campo, la gineta y de manera escasa el tejón y la comadreja.

Anfibios[editar]

Entre los anfibios destacan sapos y ranas, galápagos, lagartijas y lagartos, culebrillas y culebras.

Invertebrados[editar]

Entre los invertebrados destacan los alacránes, la lombriz o ciempiés.

Insectos[editar]

Dentro de la modalidad de los insectos se encuentran libélulas, hormigas rojas (mantequeras), arañas, avispas, mariposas o escarabajos.

Ermita de Bótoa[editar]

La advocación a la Virgen de Bótoa viene dada por un antiguo asentamiento romano denominado "Budua", que más tarde pasaría a ser "Bótova" y definitivamente Bótoa, al ser conquistada por Alfonso IX de León ganando la batalla de Alange en 1230. Lo que conocemos como Bótoa, los alrededores donde se sitúa hoy la ermita. Las distintas excavaciones han dado a conocer los restos romanos que allí se encuentran y que ha estado habitada por romanos y musulmanes.

Primera ermita[editar]

Ya para finales del siglo XIV existía una ermita, más rudimentaria y seguramente románica, de la que ya no queda nada, la cual tenía su propia imagen y que nada tenía que ver con la actual Virgen.

Ermita actual[editar]

La actual ermita de la Virgen de Bótoa se platea hacía finales del siglo XVIII y su construcción finaliza en el primer tercio del siglo XIX aunque, como ya hemos dicho antes, existen datos que reseñan que en 1629 existía una ermita anterior. Sufrió varios daños a consecuencia de las guerras, y tal y como la podemos ver en la actualidad, fue reconstruida en 1821.

En 1833 fue utilizada como hospital, "Lazareto", a consecuencia del cólera procedente de Portugal, y en ella estuvieron aisladas todas las personas que habían contraído la enfermedad. En 1886 se utilizará como Hospedería puesto que muchas familias acudían al lugar a pasar temporadas. Por ello la Junta de Gobierno, ante la escasez de medios económicos, decidió alquilar algunas de las habitaciones del edificio. A destacar, una de las personas más ilustres que pasó por allí fue la poetisa extremeña Carolina Coronado.

Características histórico-artísticas[editar]

Es una arquitectura humilde, aunque ello no ha evitado remarcar la grandeza de ésta obra; abierta en extensión y no con mucha altura, lo que está muy de acuerdo con su contexto; la arquitectura popular extremeña.

Es de planta rectangular y el edificio, en el crucero, cuenta con una bóveda de medio cañón, lunetos y vanos o ventanas que aprovechan, sobre todo, la luz del este. Su cúpula se levanta sobre pechinas y su único retablo, de época rococó portuguesa y de mármol de Borba (Portugal), luce en tonos pastel. Destacan los tonos azules, beiges y magentas claros. La cúspide está enmarcada por una banda beige, con pinturas, y representando las cinco cabezas de ángeles y en el centro el Espíritu Santo en forma de paloma del que irradian destellos de luz, que simboliza la pureza de Dios o el alma Cristiana. Bajo ésta cúpula y en el centro del retablo se sitúa la titular: la Virgen de Bótoa. Por encima del Sagrario se encuentra el Camarín de la Virgen. A cada lado del mismo hay dos puertas, una que da paso a las dependencias interiores y otra para subir al mencionado Camarín. Sobre la puerta de entrada se encuentra el coro construido en 1866. En la fachada de ermita un ojo de buey o rosetón con vidrios amarillos y decorado con la rosa de los vientos sirve de tragaluz en las horas cercanas al medio día y atardecer. Cuenta con cuatro de sus picos en color rosa, otros cuatro en color rojo y el círculo central en verde. Sobre el rosetón se levanta un frontón con una campana. Pintada en blanco, cuenta con un ático, un patio delantero enrejado y una sacristía, además de un púlpito a la derecha del altar.

Imaginería[editar]

Cuenta con dos imágenes independientes relacionadas con la labor del campo; un ejemplo de ello es San Isidro Labrador, situado a la izquierda de la ermita. Esta talla de madera policromada es obra del escultor Juan de Ávalos (conocido por sus obras en "El Valle de los Caídos") realizada en 1943. Además, cuenta con la imagen de la Virgen de Bótoa de principios del siglo XVIII, siendo ésta la principal imagen de la ermita.

Pintura[editar]

En la sacristía existe un cuadro titulado "Huida a Egipto", anónimo, del siglo XVIII que fue restaurado en 1997.

Cómo llegar[editar]

La ermita se encuentra en el kilómetro 16,5 de la carretera Badajoz - Valencia de Alcántara (EX-110), a 15 kilómetros de Badajoz capital. Por la carretera N-523 Badajoz - Cáceres, a unos 6 km pasado Gévora, hemos de desviarnos a la izquierda para continuar por la carretera C-530 hacia Alburquerque, a poca distancia del pueblo de Valdebótoa y a la derecha de la carretera se encuentra la ermita.

Virgen y romería de Botóa[editar]

Artículo principal: Virgen y romería de Botóa

Enlaces externos[editar]