Bérriz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Berriz
Bérriz
Municipio de España
Bandera de Bérriz
Bandera
Escudo de Bérriz
Escudo
Bizkaia municipalities Berriz.jpg
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of the Basque Country.svg País Vasco
• Provincia Bizkaikobanderea.svg Vizcaya
• Comarca Duranguesado
• Juntas Generales Durango-Arratia
Ubicación 43°10′33″N 2°34′32″O / 43.175833333333, -2.5755555555556


Coordenadas: 43°10′33″N 2°34′32″O / 43.175833333333, -2.5755555555556
• Altitud 192 msnm
• Distancia 36 km a Bilbao
Superficie 30,07 km²
Población 4829 hab. (2013)
• Densidad 160,59 hab./km²
Gentilicio Berriztarra
Código postal 48240
Alcalde (2011) Roland Isoird Refoyo (EAJ-PNV)
Patrona Santa María de Andikona
Sitio web http://www.berriz.org/
[editar datos en Wikidata]

La anteiglesia de Bérriz (antiguamente, también Vérriz y en euskera y oficialmente Berriz) es un municipio de la provincia de Vizcaya, País Vasco, España, perteneciente a la comarca del Duranguesado, con una población de 4.759 habitantes, según los datos del INE correspondientes al año 2007. La extensión del municipio es de 30,07 km², por lo que la densidad poblacional es de 158,26 hab./km².

Topónimo[editar]

Bérriz pertenece a la serie de topónimos vascos que tienen una terminación en -iz. Julio Caro Baroja defendía que la mayor parte de estos topónimos provenían de un nombre propio unido al sufijo latino -icus declinado.

En la zona vasconavarra Caro Baroja consideraba que los sufijos -oz, -ez e -iz aplicados a la toponimia indicaban que en la antigüedad el lugar había sido propiedad de la persona cuyo nombre aparecía unido al sufijo, pudiéndose remontar su origen desde la Edad Media hasta la época del Imperio romano.

En el caso de Bérriz, Julio Caro Baroja propuso que ese nombre podría provenir de Verrius, un nombre latino documentado. Así si al nombre Verrius si se le añade el sufijo latino -icus que indica lo que es perteneciente a este, se podría obtener Verricus.[1] A partir de ese nombre se podría reconstruir el origen de Bérriz. Verricus podría ser también un hijo de Verrius. Lo propio de Verricus y de sus descendientes sería Verrici (genitivo de singular y nominativo de plural).

De ese Verrici se habría podido derivar el topónimo Verriz: Verrici->Verriz. De una evolución similar a la de ese sufijo latino -icus se habrían dado origen también los patronímicos utilizados en los idiomas latinos de la Península Ibérica.

Otra posible etimología del topónimo lo desliga de un origen latino y lo hace venir del euskera: Berriz podría venir de Be(h)e (bajo) y Oiz, en referencia al monte Oiz; es decir, "bajo Oiz" (en el sentido de "al pie de"), debido a la ubicación geográfica del municipio.

En los censos del siglo XIX el nombre de la localidad aparece principalmente como Verriz, aunque ya comenzó a aparecer transcrito el nombre del pueblo de otras formas. Tras establecer la Real Academia Española en 1763 la utilización del acento gráfico, comenzó a transcribirse el nombre del pueblo con tilde como Vérriz. También comenzó la constumbre de escribir el nombre del pueblo con b, como Bérriz. En los censos de 1857 y 1860 aparece el nombre del pueblo como Vérriz o Bérriz. No es hasta el censo de 1930 cuando el nombre del municipio se escribe ya de forma definitiva con b, como Bérriz, considerado actualmente su nombre formal en castellano.

En euskera el nombre del municipio se transcribe como Berriz, sin tilde, debido a que este signo gráfico no se utiliza en euskera. En la década de 1990 el ayuntamiento decidió oficializar la forma vasca del nombre y desde entonces es oficial Berriz.

El gentilicio es berriztarra

Ubicación y accesos[editar]

Situada en el centro de la comarca del Duranguesado, está ubicada en el valle del Ibaizábal. Bilbao, la capital de la provincia, queda a 36 km y Durango a 4. Se sitúa en la cuenca del río Zaldua erreka, que es un afluente del río Ibaizábal. Los terrenos del municipio van ascendiendo por la ladera sur del monte Oiz, desde las orillas del río donde se asienta el núcleo urbano principal. Los numerosos riachuelos y regatos que bajan del Oiz y van a desembocar al Zaldua crean pequeños valles donde se han asentado pequeños barrios de caseríos, baserriak en euskera.

Geografía[editar]

Barrio de Andikona.

Municipio vizcaíno situado en el curso alto del río Ibaizábal, a ambos lados. La zona norte de Bérriz presenta un terreno accidentado, con fuertes pendientes que corresponden a la ladera sur del monte Oiz (1.026 msnm), cúspide del Sinclinorio de Bizkaia. Destaca también el monte Artiezu (484 msnm). Al sur del río Ibaizábal ocupa una zona de pequeñas colinas que preludian las alineaciones calizas del Duranguesado. Destaca, como máxima altura dentro del municipio, el Gaztelumendi (305 msnm). El río Ibaizábal recibe a su paso por Bérriz numerosos afluentes que descienden de las laderas del monte Oiz, destacando entre ellos, Magunas y Akelkorta.

Bérriz limita con los siguientes municipios: al norte con Garay y Cenarruza; al sur, Elorrio; al este con Mallavia y Zaldívar y al oeste con Abadiano.

Comunicaciones[editar]

Las comunicaciones están centradas en la carretera nacional N-634 que recorre el municipio de este a oeste al igual que la autopista AP-8 aunque no tiene enlace aquí, que lo enlaza con las capitales de Bizkaia y Guipuzkoa, así como la cercana ciudad de Éibar y con Durango, que es la cabeza comarcal. La carretera BI-633, que une Durango con la comarca de Lea Artibai, pasa por el municipio. La BI-3321 une Bérriz con Elorrio.

La línea de ferrocarril de vía estrecha de Euskotren tiene estación, uniéndola con las capitales de Guipúzcoa y Vizcaya (San Sebastián y Bilbao).

Composición[editar]

El municipio de Bérriz lo conforman varios barrios que se ubican en los pequeños valles que se forman en la falda sur del Oiz. El núcleo principal es Olakueta, situado al borde de la carretera nacional que recorre el valle del Ibaizábal y en este punto, por el valle de su afluente, el Zaldu, va en busca del paso a Guipúzcoa. Los otros núcleos (antiguas cofradías) que componen el municipio son: Andikona, Eitua, Okango, San Lorenzo y Sarria. La importancia de Olakueta llega al extremo de que muchos envíos de correspondencia y paquetería vienen consignados a Olakueta en lugar de a Bérriz, incluso cuando el destino está en otro barrio, constituyendo una auténtica suplantación.

Hidrografía y orografía[editar]

Hidrografía[editar]

El río importante es el Zaldu erreka, que procede de la vecina Zaldibar. Este río, que en Matiena desemboca en el Ibaizábal, recibe a su paso por Bérriz numerosos afluentes, más o menos importantes, que bajan del Oiz. Estos ríos, relativamente caudalosos, se han venido explotando como fuerza motriz. En ellos se han construido pequeñas presas que han movido molinos y ferrerías que con el tiempo fueron convertidos en centrales eléctricas. Es destacable el complejo sistema de captación horizontal de aguas que se realiza en la cuenca del Arrierreka, que mediante una serie de canales horizontales dispuestos en la parte alta de la misma recoge el agua que conduce en unos tubos de presión hasta las centrales, pequeñas, dispuestas en el valle.

Son destacables los ríos Magunas, Ereña, Lariz, Oca, Oiz, Zaldibar y Akelkorta.

Orografía[editar]

Frente a la impresionante pared de los montes del Duranguesado, con Anboto como máxima cota, se alza el Oiz (1.026 msnm), cuya falda sur está acupada por el municipio. Conforme las pendientes del Oiz se suavizan, se van produciendo pequeñas colinas que llenan el valle en su transición hacia las moles calizas de la sierra de Anboto. Entre esta pequeñas elevaciones destacan el monte Artiezu (484 msnm) y el Gaztelumendi (305 msnm).

Economía[editar]

La economía de Bérriz está basada en el sector industrial. La ubicación del municipio, cercano a la ciudad de Eibar, que en los años 1950 y 60 realizó un enorme crecimiento industrial que acabó con la ubicación de muchas de sus industrias en el Duranguesado al precisar ampliaciones que los escasos terrenos eibarreses no podían aportar, así como la cercanía a la capital comarcal, han hecho de Bérriz un asentamiento de muchas fábricas, que cambiaron su carácter rural por el industrial.

El sector primario está establecido en los barrios periféricos que componen el municipio. Su explotación se realiza en régimen familiar y actualmente tiene un carácter secundario al combinarse ésta con el trabajo en las fábricas, bien ubicadas en el propio municipio o en la comarca. Hay una importante actividad forestal centrada en la explotación del pino insignis, así como alguna actividad minera, con minas de cuarzo en explotación, denominadas Asunción I y II.

En cuanto al sector secundario, la existencia de los numerosos ríos siempre ha proporcionado una cierta actividad industrial, por la explotación de los molinos o de ferrerías que proliferaron en esta tierras. Muchas de ellas se reconvirtieron en pequeñas plantas de generación eléctrica e incluso en molinos de papel, avanzando la industria papelera que luego se instalaría en la comarca. Como se ha expuesto arriba, la industria de transformación metálica es muy importante en el municipio. En la parte baja del valle se ha ubicado un buen número de fábricas de estampación, herramientas, muelles, elementos de la industria auxiliar del automóvil, etc., lo que le da a la anteiglesia un carácter netamente industrial, perfectamente acorde con el de su comarca y las vecinas.

El sector servicios tiene cierto desarrollo pero carece de cualquier especialización. Se centra en cubrir la necesidades básicas, ya que la cercanía de Eibar y Durango, así como de Bilbao, hacen que para cualquier cosa más especializada sus habitantes se desplacen a ellas. En el municipio hay restaurantes que tienen cierto renombre. El chuletón de Bérriz es famoso.

Historia[editar]

Iglesia parroquial de San Juan Evangelista.

Como con el resto de las anteiglesias de Vizcaya los orígenes de Bérriz se pierden en el tiempo. Los restos megalíticos que se extienden por las faldas del Oiz (los dólmenes de Iturzuriaga y Ama Birjiñen Baso y el túmulo de Ipinarrieta) son testimonio de la presencia humana en esta tierras en tiempos prehistóricos. Según se van asentando estas poblaciones se van creando pequeños núcleos, los cuales, con la llegada del cristianismo, realizarán pequeñas ermitas que se instalan en los lugares de culto anteriores, lo que formaría la denominada Tierra Llana de Bizkaia. En el siglo XVIII habría por lo menos quince. La presencia de cultos precristianos en estas ubicaciones queda avalada por el descubrimiento de estelas con representaciones de símbolos astrales en Murgoitio y Andikona (Bérriz).

La construcción de la iglesia parroquial en el siglo XII hace que el núcleo donde se encuentra adquiera autoridad sobre la periferia. De esta forma para el siglo XV ya sólo hay seis cofradías o barrios formando parte de la anteiglesia: Sarria, Andikoa, Mendibil, Okango, Eitua y Murgoitio.

Su pertenencia a la Merindad de Durango, donde poseía asiento y derecho de voto en la Junta Generales de Gerediaga con el número X, establece su pertenencia al reino de Navarra hasta la ocupación, en 1076, por rey Alfonso VII de Castilla y posteriormente en 1200 por Alfonso VIII, que, en 1212, la cede al Señor de Vizcaya, Don Diego López II de Haro, como recompensa por los servicios prestados en la Batalla de Las Navas de Tolosa.

La familia de los Berriz dominaron la zona ya en tiempos de su pertenencia a Navarra. Hay documentación sobre Aznar Sánchez de Bérriz que sirvió a los Condes de Durango en el siglo XI. La cesión por parte del rey castellano del Duranguesado a los Señores de Bizkaia, hace que los caballeros de de la casa Berriz pasen a servir a los Señores del Señorío, los Haro.

Del año 1000 al siglo XIII se abre una época de bonanza económica que trae consigo un crecimiento demográfico notable. La posterior recesión hace que se produzcan las condiciones para que estalle la Guerra de Bandos entre los diferentes señores feudales del Señorío, es la guerra entre los oñacinos y gamboínos. En 1353 Rodrigo de Berriz figura entre los principales exponentes del bando gamboíno, participación que se extenderá a sus descendencia. Los de Berriz también participaron activamente en la lucha contra los musulmanes y tuvieron un papel relevante en la toma de Antequera en 1410 que dio lugar a que, posteriormente, muchos descendientes de estos ocuparan cargos en diferentes ciudades andaluzas.

La alianza del pueblo llano con la monarquía contra el poder de los señores feudales pone fin a la guerra que se visualiza con el derribo, total o parcial, de las casa torres banderizas. De esta crisis los señores feudales se ven obligados a cambiar sus bases económicas y pasan servir a la monarquía mientras que el pueblo obtiene la hidalguía universal (igualdad con los antiguos jefes feudales y cierto estatus nobiliario) que le garantiza el fuero, esto abriría las puertas para la participación activa en todo lo referente a la administración y religión en los territorios castellanos, que eran muchos.

En Bérriz se documentan tres casas torres banderizas, la de Bérriz, la de Lariz y la de Arria que son reconvertidos en palacios renacentistas (siglo XVI). En el siglo XVI los vecinos acometen obras de remodelación de la iglesia, que lo cambian totalmente, la vieja construcción románica pasa a una moderna construcción renacentista. Esta época, que debía de ser próspera, da paso a una renovación de un buen número de ermitas de las muchas que tiene la anteiglesia. Entre ellas se construye, en 1560 el templo Andikona, inmenso y desproporcionado para un pequeño núcleo rural. El desarrollo de la comarca se muestra con un crecimiento industrial, molinos y ferrerías en el que Bérriz es protagonista privilegiado.

Los antiguos señores de Berriz, que siguen presentes en la vida del municipio se van conectando más con el núcleo urbano y en sucesivos cruces matrimoniales adoptan el apellido Gamboa en el siglo XVI y Villarreal en el XVII cambiando de residencia, se van a Lekeitio, en 1650. Los Lariz harían lo propio mientras que los de Arria premanecen en él.

En el siglo XVIII se produce una crisis en el régimen foral y la clase pudiente empieza a realizar inversiones en el exterior, esto hace que se produzca una crisis económica en la anteiglesia donde la gente ve como se deterioran sus condiciones de vida. Esta crisis se agudiza a lo largo del siglo XIX con las diferentes contiendas que se producen en España. En esta crisis las cofradías se ven obligadas a vender tierras comunales que pasan a las clases más acomodadas. Estas circunstancias abocan a la emigración de la población de la anteiglesia.

El siglo XX se inicia con la reconversión de los viejos molinos y ferrerías en fábricas harineras y papeleras, algunos pasan a ser centrales eléctricas y se va ubicando industria en las tierras llanas del valle. El proceso industrializador conllevó la llegada al municipio de población procedente de otros lugares y con ello la vuelta a una estabilidad y crecimiento económico que ha ido pasando por las crisis industriales que se han producido a lo largo del siglo XX.

Bandera[editar]

Hasta 1937 se conservaba una bandera del siglo XVIII. En 1952 se confeccionó, por iniciativa de la entonces marquesa de Berriz, María Teresa Aznar y González de Salazar, una nueva bandera a semejanza de la desaparecida pero sustituyendo los símbolos de San Pedro, patrón de Bérriz, que la vieja bandera llevaba en el centro, por unos referentes al folklore vasco, ya que esa bandera estaba destinada al grupo de danzas de la anteiglesia. En 1994, por orden del ayuntamiento, se confeccionó una nueva. Se han realizado varias copias para otros grupos de danzas de la localidad.

La bandera está configurada por cuadrados compuestos de triángulos, cuatro por cada cuadrado, siendo el triángulo de la izquierda de color verde, el superior de color azul, el de la derecha rosa y el de abajo amarillo. En el centro en un cuadrado blanco aparecen el escudo de Bizkaia y el de Bérriz sostenidos por un león y la inscripción Anteiglesia de Berriz; al otro lado figuran un txistu, un tambor, un atabal, una espada y una makila, en lugar de las llaves de San Pedro que figuraban en la original.[2]

Monumentos[editar]

El patrimonio monumental de Bérriz tiene ejemplares dignos de mención tanto dentro de la arquitectura civil como religiosa.

Casa torre de Bérriz, hoy ayuntamiento.

En lo civil destacamos las casas torre y caseríos:

  • Palacio de Berriz, cuyos orígenes como casa-torre se remontan al siglo IX. Perteneció a los Marqueses de Berriz hasta ser propiedad municipal. Hoy es sede del ayuntamiento.
  • Casa torre de Lariz, situada en el barrio del mismo nombre es una bella construcción renacentista del siglo XVIII. De planta cuadrada con un imponente escudo de armas en su fachada principal y ventanas labradas en las otras.
  • Casa torre Arria, situada en el barrio de Sarria, tiene aspecto de una fortaleza con paredes altas de piedra labrada.

En lo religioso tenemos:

  • Iglesia de santa María de Andikona, construida en 1560 es de estilo ojival decadente. Tiene un magnifico retablo barroco con una virgen del siglo XV.
  • Iglesia de San Juan Evangelista, data del siglo XII aunque fue totalmente reformada en el año 1550 dándole el aspecto renacentista actual. Cuenta con una espectacular pintura fechable en el siglo XVII y que puede relacionarse con Luca Giordano.

Hay numerosas ermitas, destaca la de San Juan Evangelista Zengotita con una lapida funeraria fechada en el siglo VII u VIII,[3] de y ejemplares de caseríos de arquitectura rural vasca dignos de visitar así como antiguas ferrerías y molinos convertidos hoy en pequeñas centrales eléctricas que guardan maquinaria de principios del siglo XX.

Fiestas[editar]

Bérriz celebra sus fiestas el 29 de junio y el 2 de julio.

Los diferentes barrios celebran las suyas en:

  • Olakueta, 17 de enero, San Antonio.
  • Andikoa, 2 de febrero, Candelaria y el domingo siguiente a la Ascensión.
  • Murgoitio, 24 de junio, San Juan.
  • Eitua, 13 de octubre, San Fausto y el domingo siguiente a San Pedro, San Pedro txiki.
  • Okango, 29 de septiembre, San Miguel.
  • Mendibil-Sallobente, 10 de agosto, San Lorenzo y el 10 de julio "San Cristóbal txiki".
  • Sarria, el domingo siguiente a la de Andikona, fiesta de Urdaiaga.

Personajes ilustres[editar]

  • Marino Lejarreta, ciclista (1957)
  • Iñaki Lejarreta Errasti (1983-2012), ciclista y sobrino del anterior, fallecido en Iurreta el 16 de diciembre de 2012, víctima de accidente mientras entrenaba.
  • Margarita de Maturana, (Bilbao 1884 - San Sebastián 1934), religiosa beatificada (22/10/2006) fundadora de las Mercedarias Misioneras de Bérriz.
  • Otxoa López de Bérriz.
  • Juan Bautista de Zuaza y Gomendio (1633-1679), Catedrático de Cánones en la Universidad de Salamanca.
  • Juan Bautista Iturriozaga y Asategui, asistente del rey Felipe V.
  • Pedro Bernardo de Villarreal de Bérriz y Sáez de Andikona.
  • Juan Vicente de Cengotitabengoa y Ariño, obispo de San Juan de Puerto Rico.
  • Martín de Uribe y Abedibar de Mallagaray.
  • Juan Ramón de Iturriza y Gárate-Zabala, escritor, nacido en 1741.
  • Bernardo Gabiola y Lazpita, nació en 1880. Músico organista.
  • Robustiano Monzón Gállego, fundador del Partido Nacional Bolchevique de España. Pensador abertzale y más tarde nacional bolchevique.

Referencias[editar]

  1. Caro Baroja, Julio (1945-6). Materiales para una historia de la lengua vasca en su relación con la latina. Acta Salmanticensia, tomo I, número 3. 
  2. *Irazabal Aguirre, Jon (2007). Banderas del Duranguesado. Abadiño Bizkaia (España): EDITORIAL. ISBN. 
  3. Lápida de Zengotita

Véase también[editar]

Enlaces externos (y fuente)[editar]