Báquides (obra)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Báquides o Las gemelas es una obra de teatro del comediógrafo latino Plauto.

El poeta Plauto le dio el título de Las dos Bacchis porque en efecto las dos heroínas de la comedia son dos huérfanas samias cuyos padres las llamaron así por estar iniciados en los misterios de Baco.

El prólogo y el principio de esta pieza se perdieron del siglo IV al VI

Argumento[editar]

Estas dos jóvenes gemelas se parecen como dos gotas de agua. Pobres y huérfanas, ponen precio a su hermosura. Una de ellas se establece en Atenas. Mnesíloco, hijo del viejo Nicóbulo, ve a la seductora cortesana y queda presa de sus encantos pero el enamorado mancebo tiene precisión de hacer un viaje a Éfeso por encargo de su padre. La comisión que lleva la retiene en esta ciudad durante dos largos años y allí sabe por unos viajeros que su amante se ha fugado. Desolado, escribe a su camarada y gran amigo Pistóclero para que averigüe su paradero. En efecto, la cortesana se había ido a Creta en busca de su hermana pero a poco habían regresado ambas a Atenas.

Pistóclero cumple el encargo de su amigo mas al cumplirlo cae a su vez en las redes de la otra Bacchis, a pesar de las predicaciones y advertencias de su honrado maestro Lydo. Este pedagogo entera a Mnesíloco cuando regresa de los amores de Pistóclero y Bacchis. De ignorar Mnesiloco que las Bacchides son ya dos y de la semejanza de ambas nace el enredo pues se cree que la Bacchis cortesana de su amigo es la suya y se indigna contra ambos. Se convence después de que su enojo es infundado cuando se entera de que son dos e idénticas las cortesanas. Cada uno de los dos amigos se apodera de la suya y se procuran fondos para entregarse a los placeres.

En esta pieza cómica se ofrece un contrato para nosotros detestable que se daba, sin embargo, en las costumbres de la antigüedad: el de alquilar una mujer sus encantos por tiempo determinado. Una de las cortesanas efectivamente se ajusta por un año con un rico militar por el precio de veinte minas. Con este motivo, intervienen en la acción dos personajes cómicos: un pobre parásito del capitán Cleómaco que por acudir a casa de las cortesanas reclamando que cumplan el pacto convenido con su amo es despachado con una paliza y un siervo enredador que media en las intrigas amorosas de los dos jóvenes, el cual con sus ardides y trapacerías no solo les consigue el dinero que necesitan para librar a la comprometida Bacchis de su empeño y para sus goces y liviandades sino que por último el diablo del esclavo consigue introducir a los ancianos padres en el burdel delas impúdicas bacantes.

Crítica[editar]

Como se ve, en el antiguo teatro romano, sin ofensa del sentido moral reinante y aun en armonía con él, se presentaban estos cuadros demasiado al desnudo prponiéndose sin duda hacer odioso el vicio con mostrarle en toda su repugnante y ridícula desnudez.

Referencia[editar]

Este artículo contiene material de las Lecciones de literatura clásica latina (1882) de A. González Garbín, que se encuentra en el dominio público.

Enlaces externos[editar]

  • Texto bilingüe latín - español en PDF; la obra, a partir de la pág. 4 del libro (pág. 5 de la reproducción electrónica).
    • Texto inglés, con índice electrónico, en el Proyecto Perseus. En la parte superior derecha se encuentran los rótulos activos "focus" - para cambiar al texto latino de la edición de 1895 de Friedrich Leo (1851 - 1914) - y "load" - para el texto bilingüe -.