Aysun

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Aysun fue hijo de Sulayman ben al-Arabí (valí de Barcelona, 777-780) Aysun, junto a su padre Sulayman ben al-Arabí, se unió al ejército de Carlomagno que se dirigía hacia a Zaragoza en el año 788. Como Zaragoza no se sometió, el emperador tomó rehenes entre sus aliados que lo habían informado mal, y entre ellos el propio Sulayman al-Arabí. Aysun y su hermano Matruh ben Sulayman al-Arabí se aliaron a los vascones, y en Roncesvalles derrotaron al ejército franco en (788) y liberaron a su padre. Parece ser que Sulayman se quedó en Zaragoza (el valí de cuya ciudad, Husayn, era su aliado) y envió a Matruh a gobernar Barcelona (que incluía Gerona). El año 780 Sulayman fue asesinado por orden del valí Husayn. Entonces Aysun cambió su lealtad hacia el emir de Córdoba y participó en el saqueo que este infligió a Zaragoza el año 781 (que obligó a Husayn a someterse) y también a la subsiguiente expedición a los territorios vascones y a Cerdaña, pasando después a Barcelona donde su hermano reconoció la autoridad del emir, y fue reconocido valí por éste.

Aysun tenía dos servidores, Amrus (más tarde el famoso general Amrus ben Yusuf) y Sabrit, que después del año 785 se convirtieron en servidores de Matruh. Éste se rebeló otra vez y tomó Huesca y Zaragoza hacia el 789, pero fue asesinado por Amrus (después de esto Amrus destacó por su lealtad al emir) y Sabrit el 791 ó 792.

Después del 785 se pierde la pista. Se especula que Aysun pudo ser capturado durante la toma de Gerona por los francos y enviado a Aquisgrán, de donde pudo escapar en 826, ya anciano, para dirigir la revuelta de los godos del partido favorable a la paz con los musulmanes, el jefe de la cual es llamado en las crónicas Aissó. Esto no puede ser confirmado y podrían ser dos personas diferentes con muchas coincidencias biográficas y parecidos personales, las cuales proceden básicamente de los relatos del historiador árabe Al-Udri, que parece que mezcló hechos de diferentes fechas. Si fue así, Aysun se exilió a Córdoba en 827 y murió allí por orden del emir que sospechaba que era parte de una conspiración.