Aura (novela)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Aura
de Carlos Fuentes
Género Novela
Idioma Español
Editorial Era
País Flag of Mexico.svg México
Formato Impreso
Páginas 62
ISBN 968-411-181-9
OCLC 26165692
[editar datos en Wikidata ]

Aura es una novela corta, obra del ganador del Premio Cervantes, el escritor mexicano, Carlos Fuentes. La historia está situada en el año 1961 en la Ciudad de México. Esta obra es considerada como una de las más importantes de este novelista y una de las mejores de la narrativa mexicana del siglo XX. Fue publicada en México en 1962, mismo año en que se publicó otra popular novela de Fuentes, La muerte de Artemio Cruz. Ambas forman parte del fenómeno literario conocido como Boom latinoamericano, que tuvo lugar entre las décadas de 1950 y 1970 en toda América Latina.

Argumento[editar]

Felipe Montero, un joven historiador inteligente y solitario que trabaja como profesor con un sueldo muy bajo, encuentra en el periódico un anuncio en el que solicitan a un profesional de sus cualidades para un trabajo con un muy buen sueldo. El trabajo, es en la calle Donceles 815; consiste en organizar y terminar las memorias de un general para que puedan ser publicadas. La calle está mezclada por lo viejo y lo moderno. Hay casas nuevas y ancianas, donde ambas llevan el número viejo y el moderno de la calle. Al entrar en la casa por la puerta abierta, Felipe se encuentra con la viuda del general en la oscuridad de la casa. Solamente se oye la voz de una mujer dirigiéndole la palabra ya que no puede ver nada. Habla con la viuda del general y, aunque le pagará mucho dinero para editar el diario, él tendrá que vivir en casa. Felipe no está seguro hasta que conoce a la sobrina de la viuda, Aura, que vive con ella. La joven tiene unos impresionantes ojos verdes y pelo muy oscuro. Él acuerda vivir en casa y editar los papeles. La viuda y Aura viven en la oscuridad porque toda la casa les recuerda al general muerto. La novela transcurre alrededor de Aura y su extraña relación con su anciana tía. Felipe se enamora de Aura y quiere llevársela de allí porque piensa que Aura no puede hacer su vida con Consuelo la viuda que la tiene atrapada. Consuelo parece controlar a Aura – siempre están juntas.... y consuelo también ha querido hacerle la vida imposible a Aura.

Personajes[editar]

Aura: Es el personaje más misterioso de la novela. Es la sobrina de Consuelo Llorente. Su rasgo físico más característico son sus ojos verdes y que es muy sabia,[1] además de que siempre aparece vestida de tafetán verde.[2] Representa la juventud y la belleza, en contraste con su tía, ante quien suele comportarse sumisamente.[1] En su presencia, por lo general es silenciosa y tímida y tiende a actuar mecánicamente, como dependiendo de alguien más para realizar cualquier acción.[3]

Consuelo: Es una anciana de más de cien años de edad, dueña de la casa a la que acude Felipe a solicitar trabajo. Es una señora con la piel muy arrugada, pelo blanco y con un rostro casi infantil de tan viejo. Suele vestir con un camisón de lana, abotonado hasta el cuello, y pasa gran parte del tiempo en cama, aunque en algunas ocasiones baja a comer e incluso en una ocasión sale de la casa. Es descrita como una vieja pequeña y delgada, casi esquelética, y con una voz débil y aguda. Felipe la cataloga como una persona manipuladora, inclusive tirana, por su forma de tratar a Aura. Le obsesionan ciertas cosas, entre ellas que las memorias de su marido sean publicadas antes de que muera.[1] También tiene una profunda devoción religiosa. Acostumbra realizar ciertos rituales, entre ellos algunos religiosos, aunque el más notable es en el que da vida a Aura. En contraparte de su sobrina, que representa la juventud, esta señora representa la vejez y por momentos inclusive la falta de sentido de la realidad y las obsesiones.[1] Tiene 109 años, y 15 en 1867 cuando se casó con el general Llorente y se fue a vivir a París con él. Tenía 49 años al morir su esposo.

Felipe Montero: Protagonista de la historia y joven historiador que acude a casa de la señora Consuelo debido a un trabajo que ofrecía la anciana, mismo que podía realizar Felipe debido a sus conocimientos de la lengua francesa y otras características.[1] Al inicio de la novela se indica que es un antiguo becario en la Sorbona, historiador y profesor auxiliar en escuelas particulares, donde gana 900 pesos mensuales. Físicamente se le describe como un hombre joven, con cejas pobladas, boca larga y gruesa, ojos negros, pelo oscuro y lacio, perfil recto y mejillas delgadas. Más adelante se revela que tiene planeada una obra propia, acerca de los descubrimientos y conquistas españolas en América. Aparentemente se deja llevar por sus emociones, pues al dudar inicialmente sobre si quedarse a vivir o no en aquella casa para realizar el trabajo, toma definitivamente la decisión de quedarse al ver a Aura. A pesar de esto, también tiene bastante control sobre sus acciones y sentimientos, especialmente por lo que siente por Aura.[3]

Simbología[editar]

La simbología es parte de la esencia de la novela, a continuación los principales símbolos y su significado en relación con la novela.

La casa: La casa representa el centro del todo, el origen, el templo, el eje, el útero, el interior, lo recóndito, la penumbra, lo oscuro, lo desconocido para el hombre, lo femenino, es decir, el punto de partida. En la novela, la casa esta de hecho en el corazón de la ciudad de México.

La coneja: La coneja de nombre Saga, representa la fertilidad, la tierra y la continuidad. En la novela, Consuelo nunca pudo tener hijos y siempre quiso conservarse joven es por ello que la coneja representa precisamente su deseo de la fertilidad y juventud perdida. Es la continuidad de Consuelo, cuyo deseo y energía servía para materializarse y convertirse en Aura.

Los gatos: Los gatos son emblemáticos por varias razones: son los compañeros de las brujas, tienen 7 vidas y son los únicos felinos que tienen las pupilas alargadas y verticales; por lo que hay quienes les atribuyen el poder de penetrar hasta el centro del cerebro y percibir lo que hay en la glándula pineal que entre otras cosas, almacena emociones.

El perro: El perro simboliza el cancerbero, el guardián entre dos mundos separados por dos puertas. El perro es el médium entre la vida y la muerte. En muchas culturas, es el perro el que acompaña al alma del difunto hasta llegar al otro lado. En la cultura prehispánica de México, el xoloitzcuintle era el encargado de llevar a cabo esta tarea, acompañaba a los muertos en su viaje al mictán. En la novela, el perro le permite a Felipe traspasar el portal de la vida exterior y común hacia el mundo mágico de Aura.

El macho cabrío: Este animal es comúnmente relacionado con el demonio, pero en el contexto de la novela puede atribuírsele también la representación de la virilidad, la masculinidad en todo su poderío de fuerza y dominio. Es por esta razón, que Felipe sale despavorido cuando observa que el macho cabrío es sacrificado pues ve amenazada su masculinidad. Consuelo, por su parte, al ser infértil deseaba este sacrificio y en su obsesión logró encontrar otra forma de tener descendencia; precisamente a través de su propia energía, de ahí el nombre de Aura, que no es más que el campo energético de Consuelo. De esta manera, Aura es Consuelo cuando era joven, creada para atraer a Felipe, enamorarlo, y hechizarlo pues Felipe es la reencarnación de su marido muerto muchísimos años atrás.

El color verde: El color verde aparece constantemente en la novela, representa al mismo tiempo la vida y el chakra del corazón. En la novela, aparece en las cortinas de Consuelo, las paredes, los ojos de Aura, simbolizan la intemporalidad. Las cortinas particularmente, le imposibilitaban la "vista" al mundo exterior mostrando su deseo de permanecer, de no cambiar, de no ver como el mundo avanzaba; de ver cómo el interior de la casa se hacía viejo junto con lo que contenía.


En conclusión, el simbolismo de Aura, es el de una novela de amor, obsesión y reencarnación. Es una de las novelas más representativas del realismo mágico.


Referencias[editar]

  1. a b c d e «Apunte: Resúmenes de Obras - AURA». Los Eskakeados. Consultado el 26 de mayo de 2008.
  2. Eudave, Cecilia (septiembre de 2001). «Simbolismo y ritualidad en la novela Aura de Carlos Fuentes». Literaturas.com. Consultado el 26 de mayo de 2008.
  3. a b «Análisis de los personajes». Instituto Universitario del Audiovisual. Consultado el 26 de mayo de 2008.