Augusto Leopoldo de Sajonia-Coburgo y Braganza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Augusto Leopoldo de Sajonia-Coburgo y Braganza
Príncipe de Brasil
Augusto saxe coburgo.jpg
Augusto Leopoldo de Sajonia en 1903
Información personal
Nombre secular Augusto Leopoldo Filipe Maria Miguel Gabriel Rafael Gonzaga de Sajonia-Coburgo y Braganza
Otros títulos Príncipe de Sajonia-Coburgo-Gotha
Nacimiento 6 de diciembre de 1867
Petrópolis, Brasil
Fallecimiento 11 de octubre de 1922 (54 años)
Schladming, Austria
Familia
Casa real

Casa de Braganza

Casa de Sajonia-Coburgo-Gotha
Padre Luis Augusto de Sajonia-Coburgo-Gotha
Madre Leopoldina de Braganza
Consorte Carolina de Habsburgo

Firma Firma de Augusto Leopoldo de Sajonia-Coburgo y Braganza

Augusto Leopoldo Filipe Maria Miguel Gabriel Rafael Gonzaga de Saxe-Coburgo e Bragança (Petrópolis, 6 de diciembre de 1867Schladming, 11 de octubre de 1922), apodado el Príncipe Marinero,[1] fue príncipe de Brasil y oficial de la armada imperial brasileña así como de la armada austrohúngara. Fue el segundo hijo de la princesa de Brasil Leopoldina de Braganza y su marido, Luis Augusto de Sajonia-Coburgo-Gotha.

Biografía[editar]

Familia y primeros años[editar]

Augusto Leopoldo con su madre (izquierda); su hermano, Pedro Augusto y su tía, la princesa Isabel.

Augusto Leopoldo fue el segundo hijo de Leopoldina de Braganza, princesa de Brasil, y de Luis Augusto de Sajonia-Coburgo-Gotha.[2] Sus abuelos paternos eran el príncipe Augusto de Sajonia-Coburgo-Gotha y la princesa Clementina de Orleans (hija del rey Luis Felipe I de Francia) y sus abuelos maternos eran el emperador Pedro II de Brasil y Teresa Cristina de Borbón y Dos Sicilias.[3]

La aparente esterilidad de la princesa Isabel de Brasil, que solo tuvo un hijo tras once años de matrimonio, obligó a los padres de Augusto a firmar un acuerdo en el que se comprometían a residir parte del año en Brasil y a que, si Leopoldina de Braganza se quedaba embarazada antes que su hermana, sus hijos nacieran en territorio brasileño.[4] [5] Tras sufrir un aborto espontáneo el 2 de mayo de 1865,[6] Leopoldina dio a luz al primer nieto de Pedro II el 19 de marzo de 1866, el príncipe Pedro Augusto.[7] [8]

Pocas semanas después del nacimiento del primogénito, la joven pareja fue de viaje a Europa, donde la princesa quedó embarazada nuevamente.[9] La pareja volvió a Brasil en septiembre de 1867 y Leopoldina dio a luz a Augusto Leopoldo el 6 de diciembre en Petrópolis.[10] El emperador anunció su nacimiento en un discurso del trono el 9 de mayo de 1868:

«Tengo el placer de anunciaros que mi querida hija, la princesa Leopoldina, tras haber vuelto de Europa con el duque de Sajonia, mi querido yerno, ha dado a luz el 6 de diciembre del año pasado a un príncipe que ha recibido el nombre de Augusto».[11]

Al volver a Europa, Leopoldina envió noticias de su benjamín a su hermana:

«Augustito ya ha dejado de tomar el pecho y está muy gordito. Ya quiere andar pero por ahora no puede si no se va agarrando a las sillas».[12]

«Augustito tiene muy buen color, ya dice algunas palabras, pero es muy fácil enfadarlo, herencia paterna».[13]

«Pedro es más tranquilo, pero muy miedica». Augustito no pero, por el contrario, es muy nervioso».[14]

Augusto vivió muy poco con su madre, pues esta murió el 7 de febrero de 1871, cuando él tan solo tenía 3 años.[15] Su padre decidió instalarse definitivamente en Austria, donde sus hijos se quedaron a cargo de la abuela paterna.[16] La princesa Isabel aún no había tenido ningún hijo cuando murió su hermana y la ausencia de herederos empezaba a inquietar a los brasileños. En carta fechada el 4 de marzo de 1871 el embajador brasileño en Viena, Francisco Adolfo de Varnhagen (futuro vizconde de Porto Seguro) le decía al emperador:

Augusto (sentado a la izquierda) como ayudante de campo del almirante Wandenkolk (en el centro).

«Si los augustos nietos de S.M.I han de llegar un día a ser príncipes del Imperio, todos los brasileños desearán que estos sean criados y educados en Brasil; a sabiendas de que esa educación no les causará perjuicio alguno si la suerte los reclama en Europa. Y si creemos poco probable que la sucesión recaiga en el cuarto de ellos, no se puede juzgar tal hecho de imposible, ya que si hacemos memoria vemos que en la propia historia de Portugal para que subiera al trono Manuel I tuvieron que morir primero unas catorce personas que tenían prioridad en el acceso a este a la muerte de Juan II».[17]

El príncipe con el traje típico japonés durante la escala del crucero Almirante Barroso en Japón en 1889.
Augusto (derecha) y su hermano mayor en el exilio en Cannes.

Durante su primer viaje a Europa, en 1871, Pedro II decide llevar a sus nietos a Brasil para criarlos como posibles herederos al trono.[5] Un consejo familiar decidió que los dos hijos mayores de Leopoldina estuvieran al cuidado de los abuelos maternos y se les educara y criara en Brasil.[5] De esta manera, el 1 de abril de 1872, Pedro Augusto y Augusto Leopoldo volvieron a Río de Janeiro donde fueron recibidos con gran entusiasmo.[18]

La readaptación a su patria natal fue difícil para los hermanos. Acostumbrados al lujo de los palacios de Viena y de Estiria, pasaron a vivir en el modesto y antiguo Palacio de São Cristóvão, donde no podría jugar debido a la estricta rutina de estudios impuesta por su abuelo.[6] Tuvieron los hermanos como preceptor del colegio Pedro II a Manuel Pacheco da Silva, (futuro barón de Pacheco[19] ), y se pasaban los días cazando y estudiando a los clásicos franceses, retórica, historia, geografía, idiomas y música.[6]

A pesar de que su hermano mayor gozaba del "estatus" de nieto predilecto de Pedro II, por la pasión de ambos por los estudios, otros cronistas escribieron que el temperamento de Augusto, completamente opuesto al del abuelo, era lo que lo hacía su preferido.[20]

Habiendo heredado del padre y del abuelo paterno el gusto por la armada, ingresa en la Academia Naval en diciembre de 1882, con quince años.[21] Debido a su expediente brillante, Augusto se forma como guardiamarina en 1886.[21]

República y exilio[editar]

En la armada imperial brasileña, Augusto llegó a lo que hoy sería teniente y sirvió en la corbeta Niterói, en el acorazado Riachuelo y en el crucero Almirante Barroso, y también fue ayudante del almirante Eduardo Wandenkolk.[21]

El 15 de noviembre de 1889, el príncipe se encontraba en Oriente a bordo del Almirante Barroso, que realizaba su primer viaje de circunnavegación[nota 1] cuando un golpe de Estado puso fin al régimen monárquico en Brasil.[22] Las dificultades de la comunicación impidieron que la tripulación fuese informada de lo que ocurrido hasta diciembre.[22] Los telegramas del almirante Wandenkolk, ahora ministro de Marina del gobierno provisional, obligaron al comandante del crucero a sustituir las insignias imperiales de las banderas y a persuadir a Augusto de que dimitiera.[22] Tras consultar a su abuelo y a su tío, el conde de Eu, el príncipe decide no dimitir sino solicitar un permiso de dos meses.[22] Por telegrama, el ministro responde a la petición:

«Príncipe, pídame la dimisión y le concedo el permiso. Wandenkolk»[22]

Augusto desembarcó en Colombo, Ceilán, donde la tripulación le ofreció una cena de despedida. Emocionado, el príncipe repartió sus pertenencias entre los compañeros.[23]

Unos meses después se unió a su familia y permaneció con su abuelo Pedro II hasta su muerte, el 5 de diciembre de 1891. Posteriormente se instaló en Viena, donde consiguió gracias a su padre un permiso especial del emperador Francisco José I para incorporarse a la marina austrohúngara.[24] [25] Tras aprobar los exámenes de ingreso fue admitido en la reserva naval austríaca a pesar de ser ciudadano brasileño, como explicó en una carta del 6 de mayo de 1893 al barón de Estrela, su administrador en Brasil:

Aprobé, como ya sabe, mis exámenes brillantemente. Como le escribí a Antônio, decidí entrar en la marina de Austria, dado que el emperador me recibió como príncipe brasileño, sin que tuviera que perder mis derechos como brasileño.[24]

A servicio de la marina austríaca (donde alcanzaría el rango de Kapitän zur See, equivalente a capitán de navío[26] ), Augusto tuvo la oportunidad de visitar otros países donde aún era recibido con la deferencia reservada a los miembros de las casas reinantes. En 1897, a bordo del acorazado guardacostas Wien visitó Portugal, donde fue recibido por el rey Carlos I, e Inglaterra, donde fue recibido varias veces por la reina Victoria.[24]

Debido al agravamiento de los problemas mentales de su hermano, los monárquicos brasileños empezaron a presionarle para que asumiera el trono de Brasil, aunque los planes de restauración de la monarquía fracasaron.[27] [nota 2]

Matrimonio[editar]

Augusto se casó en Viena, en el Palacio Imperial de Hofburg, el 30 de mayo de 1894 con la archiduquesa Carolina María de Habsburgo, hija del archiduque Carlos Salvador de Austria-Toscana y de la princesa María Inmaculada de Borbón-Dos Sicilias.[28] La ceremonia fue oficiada por Anton Josef Gruscha, obispo cardenal de Viena, y contó con la presencia de Francisco José I, la emperatriz Isabel de Baviera (Sissí) y otros príncipes y soberanos.[28] Los padrinos de la boda fueron el rey Francisco II de las Dos Sicilias y Fernando IV de Toscana.[28] El matrimonio tuvo ocho hijos:[24]

Nombre Año de nacimiento Año de fallecimiento Notas
Augusto Clemente 1895 1908 Murió en la infancia.
Clementina 1897 1975 Se casó con Eduard von Heller, con quien tuvo descendencia.
María Carolina 1899 1941 Vivía en una clínica psiquiátrica en Schladming, de donde fue llevada al campo de concentración de Hartheim en Austria. La princesa y los demás pacientes fueron ejecutados en cámaras de gas, víctimas del programa Aktion T4 de eugenesia y eutanasia obligatoria de la Alemania nazi.
Rainer María 1900 1945 Se casó en primeras nupcias con Joana Karolyi de Karolyi-Patt y en segundas nupcias con Edite de Kozol con la que tuvo descendencia. Murió presuntamente en combate en Budapest durante la Segunda Guerra Mundial.
Felipe María 1901 1985 Se casó morganáticamente con Sara Halász. Tuvo descendencia pero fue excluido de la línea de sucesión de la casa de Sajonia-Coburgo-Koháry en 1944.
Teresa Cristina 1902 1990 Mantuvo la nacionalidad brasileña y fue la jefa tras la muerte de su tío Pedro Augusto de la llamada rama Sajonia-Coburgo y Braganza de los pretendientes al trono del Imperio de Brasil. Se casó con Lamoral Taxis, Freiherr de Bordogna y Valnigra. Tuvo descendencia.
Leopoldina Blanca 1905 1978 Nunca se casó.
Ernesto Francisco 1907 1978 Se casó morganáticamente con Irmagard Röll por lo que fue excluido de la línea de sucesión de la casa de Sajonia-Coburgo-Koháry. No tuvo descendencia.
Tumba de Augusto Leopoldo de Sajonia-Coburgo y Braganza en la iglesia de San Agustín en Coburgo.

Siguiendo las tradiciones de los Braganza, todos sus hijos recibieron en el bautizo los nombres Miguel Gabriel Rafael Gonzaga.[24] Esta decisión se expresó por primera vez en una carta al barón de Estrela, cuando Augusto anunció el nacimiento de su primogénito:

«Ya le di antes de que hubiera recibido la carta la gran y feliz noticia de que era padre de un niño que goza de buena salud y que fue bautizado el día 30 del mes pasado. Se le llamó Augusto Clemente Carlos María José Gabriel Rafael Gonzaga. Le puse estos tres últimos nombres porque son los de la familia Braganza y, como deseo que él más tarde también use el apellido Braganza como yo, por eso, él también los tiene.»[24]

Últimos años[editar]

En los últimos años de su vida, Augusto desarrolló el típico gusto de sus familiares paternos por las colecciones y empezó a coleccionar obras hechas de marfil.[24] Nunca se llegó a acostumbrar totalmente a la vida en Europa y mantenía estrechos vínculos con otros brasileños.[24] El castillo Gerasdorf, su residencia en los alrededores de Viena, estaba decorado con objetos y fotos de Brasil.[24]

La revocación de la Ley de Destierro, que impedía el desembarco de cualquier miembro de la antigua familia real de Brasil, le supuso al príncipe una inmensa alegría y la esperanza de volver a su tierra natal.[29] Estuvo preparándose para volver al país con toda la familia para la celebración del centenario de la independencia de Brasil en 1922, pero cayó muy enfermo y no pudo realizar el ansiado viaje.[29]

Falleció en Schladming, en la región de Estiria el 11 de octubre de 1922, con 54 años. Su cuerpo fue sepultado en la cripta de la iglesia de San Agustín en Coburgo.[26] [30]

Árbol genealógico[editar]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Durante este viaje, Augusto junto con otros oficiales fueron recibidos por el emperador Meiji como registró el almirante Custódio de Melo: «Su majestad nos saludó muy amablemente y por medio del maestro de ceremonias nos dirigía la palabra en francés. Me preguntó cuál era el itinerario de nuestro viaje y nos dijo que tenía mucho interés en establecer relaciones comerciales con Brasil así como de amistad. Le pregunté por qué no enviaba a nuestro país un navío de guerra y él nos respondió que Brasil quedaba muy lejos y yo le argumenté que tan lejos está Japón de Brasil como Brasil de Japón. Su majestad se rio al oír al maestro de ceremonias decir la objeción que le acababa de hacer. Al príncipe Augusto, que era uno de los ocho oficiales, le preguntó por la salud del exemperador, tras haberle presentado los respetos de este.»(Vinholes, 1995)
  2. Heitor Lyra cita en História de Dom Pedro II - Declínio, un oficio escrito por G.H. Wyndham, embajador de Inglaterra en Brasil a la Foreign Office el 7 de enero de 1892: «Whydham afirmaba que tanto el duque de Nemours como su hijo, el conde de Eu, eran tan beatos como la princesa [Isabel] y que los brasileños no estaban dispuestos a aceptarla como emperatriz regente ni a su hijo Pedro sino que preferían a su primo Augusto (hijo de la fallecida duquesa de Sajonia, hermana de Isabel), que en aquel momento formaba parte de la marina austríaca.»

Referencias[editar]

  1. Bragança (2008), 286
  2. «August Leopold Philipp Maria Michael Prinz von Sachsen-Coburg und Gotha» (en inglés). Consultado el 5 de noviembre de 2011.
  3. Wehrs, 278-279
  4. Bragança, 80-84
  5. a b c Defrance, 209-210
  6. a b c Del Priore, 30
  7. Wehrs, 281
  8. Lessa, 122
  9. Del Priore, 39
  10. Del Priore, 43
  11. Annaes do Senado, 29
  12. Del Priore, 44
  13. Del Priore, 49
  14. Del Priore, 50
  15. Defrance, 232
  16. Defrance, 233
  17. Lessa, 123
  18. Del Priore, 11
  19. Del Priore, 13
  20. Lessa, 123-124
  21. a b c Lessa, 125
  22. a b c d e Lessa, 129
  23. Lessa, 130
  24. a b c d e f g h i Lessa, 131
  25. Defrance, 304
  26. a b Wehrs, 282
  27. Del Priore, 246-247
  28. a b c Lessa, 130
  29. a b Lessa, 132
  30. «Royalty (travel) guide» (en alemán). Consultado el 5 de noviembre de 2011.

Bibliografía[editar]

  • Almanak Administrativo, Mercantil e Industrial do Império do Brazil para 1889 - 46º Anno (en portugués). 
  • Bragança, Dom Carlos Tasso de Saxe-Coburgo (1959). «A Princesa Leopoldina» (en portugués). Revista do Instituto Historico e Geografico Brasileiro 243:  pp. 70-93. ISSN 0101-4366. 
  • Bragança, Dom Carlos Tasso de Saxe-Coburgo (1951). «Vultos do Brasil Imperial na Ordem Ernestina da Saxônia» (en portugués). Anais do Museu Histórico Nacional XII:  pp. 88. 
  • Bragança, Dom Carlos Tasso de Saxe-Coburgo (2008). «Palácio Leopoldina» (en portugués). Revista do Instituto Histórico e Geográfico Brasileiro 438:  pp. 281-303. ISSN 0101-4366. 
  • Defrance, Olivier (2007). La Médicis des Cobourg, Clémentine d’Orléans (en francés). Bruselas: Racine. ISBN 2873864869. 
  • Del Priore, Mary (2007). O Príncipe Maldito (en portugués). Río de Janeiro: Objetiva. ISBN 857302867X. 
  • Lessa, Clado Ribeiro de (1951). «O Segundo Ramo da Casa Imperial e a nossa Marinha de Guerra» (en portugués). Revista do Instituto Historico e Geografico Brasileiro 211:  pp. 118-133. ISSN 0101-4366. 
  • Lyra, Heitor (1977). História de Dom Pedro II - Declínio (1880-1891) (en portugués). São Paulo: Ed. da Universidade de São Paulo. p. 37. ISBN 9788531903571. 
  • «Sessão Imperial da abertura da 2ª sessão da 13ª legislatura» (en portugués). Annaes do Senado do Império do Brasil, Segunda Sessão em 1868 da 13ª Legislatura, de 27 de abril a 30 de maio I:  pp. 28-30. 
  • Vinholes, L.C. (1995). «Intercâmbio Cultural e Artístico nas relações Brasil-Japão - Centenário do Tratado de Amizade, de Comércio e Navegação 05.11.1895 - 05.11.1995» (en portugués). Revista Iberoamericana (Tokio: Instituto Iberoamericano da Universidade Sofia) XVII (33):  pp. 17-36. http://www.usinadeletras.com.br/exibelotexto.php?cod=44114&cat=Artigos&vin. 
  • Wehrs, Carlos (2007). «A Princesa Leopoldina de Bragança e Bourbon e a Casa Ducal de Saxe-Coburg» (en portugués). Revista do Instituto Historico e Geografico Brasileiro 437:  pp. 275-289. ISSN 0101-4366.