Auditoría General de la Nación

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Auditoría General de la Nación
Flag of Argentina.svg
Estado de la República Argentina
Auditoría General de la Nación
Edificio del ex Instituto Biológico Argentino. Actual sede de la AGN desde 1997.
Jurisdicción Nacional
Función Verificar el cumplimiento contable de las cuentas públicas
Instalación 1992
Sede Av. Rivadavia 1745, San Nicolás, Bandera de Ciudad de Buenos Aires Buenos Aires
Bandera de Argentina Argentina
Titular a cargo Leandro Despouy
Pertenece a Estado Nacional (Autárquico)
Abreviatura AGN
Sitio web www.agn.gov.ar/

La Auditoría General de la Nación (AGN) es el organismo que asiste técnicamente al Congreso en el control del estado de las cuentas del sector público. Fue creada en el año 1992 a partir de la Ley 24156.[1]

Verifica el cumplimiento contable, legal y de gestión por parte del Poder Ejecutivo Nacional; controla la exposición completa, clara y veraz de las cuentas públicas y analiza la administración de los intereses fiscales, pero no coadministra: examina hechos, actos y documentos una vez finalizados los ejercicios contables de los entes que se haya decidido auditar. Con sus informes de auditoría, que incluyen comentarios, conclusiones y recomendaciones, asesora al Poder Legislativo sobre el desempeño de la Administración Pública Nacional y la situación de la hacienda pública.

Objetivo[editar]

El objetivo primario de la Auditoría General de la Nación es contribuir a que se adopten decisiones eficaces, económicas y eficientes en materia de gastos e ingresos públicos.

Según el Artículo 117 de la Ley 24.156: "Es materia de su competencia el control externo posterior de la gestión presupuestaria, económica, financiera, patrimonial, legal, así como el dictamen sobre los estados contables financieros de la administración central, organismos descentralizados, empresas y sociedades del Estado, entes reguladores de servicios públicos, Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, y los entes privados adjudicatarios de procesos de privatización, en cuanto a las obligaciones emergentes de los respectivos contratos.(...)"

Y en cuanto a sus funciones, el Artículo 118 de la misma ley explica (en resumen):

  • Fiscalizar el cumplimiento de las disposiciones legales y reglamentarias en relación con la utilización de los recursos del Estado,
  • Realizar auditorías financieras, de legalidad, de gestión, exámenes especiales de las jurisdicciones y de las entidades bajo su control, así como las evaluaciones de programas, proyectos y operaciones. Estos trabajos podrán ser realizados directamente o mediante la contratación de profesionales independientes de auditoría;
  • Auditar a unidades ejecutoras de programas y proyectos financiados por los organismos internacionales de crédito entre la Nación Argentina y dichos organismos;
  • Examinar y emitir dictámenes sobre los estados contables financieros de los organismos de la administración nacional;
  • Controlar la aplicación de los recursos provenientes de las operaciones de crédito público y efectuar los exámenes especiales que sean necesarios para formarse opinión sobre la situación de este endeudamiento;
  • Auditar y emitir dictamen sobre los estados contables financieros del Banco Central de
  • Verificar que los órganos de la Administración mantengan el registro patrimonial de sus funcionarios públicos.

Los informes[editar]

Las auditorias financieras buscan determinar si los estados contables de una empresa o dependencia del Estado son razonables. Bajo la gestión de Leandro Despouy la Auditoría General de la Nación aumentó en un 151,7% la cantidad de personal entre 2002 y 2014, lapso en el cual, sin embargo, el organismo no logró aumentar su productividad, que se redujo en un 61,12%, según datos de la propia AGN. Se necesitaron 1.095 empleados para realizar 238 informes de auditoría externa, lo que significa que se utilizó dos veces y media más de personal que hace doce años para realizar la misma cantidad de informes.[2]

Esto resulta en una caída en la productividad a menos de la mitad de lo que era en 2012. En términos productivos, mientras en 2002 se hacían 0,54 informe por empleado, este año se realizaron 0,21 por empleado.

En diciembre de 2014 el director de la AGN Leandro Despouy, perteneciente a la UCR, fue denunciado penalmente por el nombramiento de dos empleados de manera irregular, a los que además no se les conoce tareas. la denuncia fue formulada por el abogado Diego Rugilo, en el juzgado Federal de Sergio Torres. Los empleados a los que se acusa de "ñoquis" son el periodista Esteban Schmidt y el politólogo y escritor Franco Rinaldi. Según indicaron trabajadores de la Auditoria General de la Nación (AGN), el accionar de estos empleados contratados por Despouy en la planta permanente del organismo viola varios incisos de la Ley de Ética Pública.[3]

  • Discrepancias en la liquidación de ATC S.A. (canal de televisión).
  • Banco Nación tuvo deficiencias en los sistemas de preparación de los balances.[4]

Su edificio se encuentra en Avenida Rivadavia 1745, Monserrat, Ciudad de Buenos Aires. La Constitución establece en su artículo 85 que el titular del organismo “será designado a propuesta del partido político de oposición con mayor número de legisladores en el Congreso”. En ese mismo artículo, incorporado con la reforma del ’94, se considera que su integración será establecida por una ley reglamentaria “que deberá ser aprobada por mayoría absoluta de los miembros de cada Cámara”. El edificio fue refaccionado y renovado totalmente en 2014.[5]

Cooperación Internacional[editar]

La Auditoria General de la Nación ha desarrollado en los últimos años programas de cooperación con las entidades fiscalizadoras de otros países, es miembro pleno de la International Organisation of Supreme Audit, que nucle a las organizaciones fiscalizadoras de todo el mundo y de la Organización Latinoamericana y del Caribe de entidades Fiscalizadoras Superiores.[6]

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]