Audiofrecuencia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

No todas las ondas sonoras pueden ser percibidas por el oído humano. Éste es sensible únicamente a aquellas ondas cuya frecuencia está comprendida entre los 20 y los 20.000 Hz. Esta respuesta en frecuencia del oído humano es lo que se conoce como audiofrecuencias.

Por encima de las audiofrecuencias, están los ultrasonidos (sonidos superiores a los 20 Khz) y, por abajo, los infrasonidos (sonidos inferiores a los 20 Hercios).

No hay que confundir las audiofrecuencias con las radiofrecuencias. Las audiofrecuencias son ondas mecánicas (por consiguiente, no se pueden propagar en el vacío, es decir, no tienen capacidad radiante), y son de baja frecuencia (20Hz - 20kHz) ; mientras que las radiofrecuencias son ondas electromagnéticas (por tanto, con capacidad radiante), y son altas frecuencias cuyo margen va de los 3 kHz a los 300 GHz de las microondas.

El espectro audible varía según cada persona y se altera con la edad por eso es muy importante cuidarlo y no exponerlo a sonidos o ruidos muy fuertes que pueden dañarlo irremediablemente.

Llamamos presbiacusia a la pérdida de audición con la edad.