Audiófilo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Los discos de vinilo son muy buscados por los audiófilos, ellos argumentan que aunque tenga poca vida útil, tienen un sonido más fiel que un disco compacto.

.

Los audiófilos son personas con un interés especial por los sistemas de reproducción y también de grabación del sonido, con el fin de buscar la máxima calidad y fidelidad. El placer por oír música del modo más fidedigno posible les lleva también a interesarse en la tecnología subyacente. Algunas posiciones extremas rechazan las técnicas actuales a pesar que estas proveen, por ejemplo, mejor respuesta en frecuencia y mucho menor ruido en el registro del audio.

Muchas veces los resultados de una reproducción sonora de alta fidelidad no satisface las preferencias del audiófilo, por lo que utilizan los medios de que dispone la técnica eléctrica o electrónica para obtener efectos en el audio que estén en consonancia con su preferencia. Esto puede iniciar tendencias, en cierto sector de audiófilos, como rechazar tanto los soportes digitales (CD, MP3, etc), como los equipos digitales a la hora de escuchar música; optando por el audio almacenado y tratado en soportes físicos o magnéticos, como los casetes, los discos de vinilo o los magnetofones y equipos como los amplificadores valvulares. Es evidente que un equipo comercial moderno de bajo costo bien podría ser de peor calidad que uno construido con tecnología anterior. Una apropiada valoración de la "fidelidad" y del fenómeno acústico en general solo puede efectuarse mediante instrumentos fundamentalmente debido a su naturaleza subjetiva. Una teoría basada en experimentos explican la flexibilidad y pérdida de referencia rápida que posee el oído humano, y por ello el necesario ejercicio regular de buen audio.

Alrededor del mundo, muchos audiófilos han proliferado como "artesanos electrónicos" que fabrican sus aparatos, tanto si es por obtener una determinada coloración del sonido o mantener la fidelidad en toda la cadena de reproducción, cueste lo que cueste. Incluso se emplean componentes del comercio normal adaptados para satisfacer las exigencias del audiófilo, como cables, conectores y altavoces.

Véase también[editar]