Atzacoalco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Atzacoalco era la zona residencial de Aztacalco, uno de los cuatro barrios o campan en que se dividía la Gran Tenochtitlan, capital de Imperio Azteca.

Ubicada al noreste, su nombre proviene de la palabra náhuatl atzaquea: detener el agua, y el prefijo -co, que funciona como las preposiciones castellanas en, hacia, sobre, "Lugar donde se detiene el agua" o "Lugar de la presa".

Mientras que Moyotlan era la más urbanizada, Cuepopan era zona de paso hacia el mercado de Tlatelolco y Teopan era la de mayor extensión territorial, pero no la más poblada, Atzacoalco se caracterizó por ser menos urbanizada en comparación con las otras tres zonas residenciales, pero también por albergar zonas de áreas verdes, de cultivo y de caza. Su estandarte era una especie de gran parasol de plumas doradas, y era portado por el general del ejército azteca.

Es una zona que cuenta con diversas curiosidades históricas, como haber sido uno de los extremos del gran albarradón construido por Moctezuma Xocoyotzin por consejo de Nezahualcoyotl, a raíz de una gran inundación sufrida en Tenochtitlán, y que requirió el esfuerzo conjunto de los señoríos de Coyoacán, Xochimilco, la capital azteca y los Tecpanecas.

En la colonia conocida ahora como Antiguo Pueblo de Santiago Atzacoalco, sobrevive precariamente una iglesia colonial, que realmente está compuesta por dos templos, uno dedicado al Señor de la Cañita, y otro a Santiago Apóstol, que datan de finales del siglo XVI.

El emblemático pintor José María Velasco realizó una pintura en la localidad, llamada Rocas del cerro de Atzacoalco, óleo sobre tela que forma parte de la colección del Museo Nacional de Arte.

En cuanto a rocas, en el atrio de dicha iglesia se encontraba otra de estas curiosidades: el llamado Banco Atzacoalco. El ingeniero Roberto Gayol, en 1895, utilizó una roca basáltica a la que consideró como un afloramiento libre de hundimientos como referencia para la valiosa nivelación topográfica que realizó como parte de un estudio histórico sobre el hundimiento de la ciudad de México. Dicha roca resultó estar suelta y descansar sobre arcilla, sin embargo, se ubicó en las inmediaciones un afloramiento confiable, al que se siguió denominando Banco Atzacoalco.

Varias colonias conservan el nombre de la antigua zona residencial azteca. El mencionado Pueblo Antiguo de Santiago Atzacoalco, ubicado a lo largo de la Avenida Centenario, desde su confluencia con Martín Carrera, hasta la Unidad Habitacional CTM Atzacoalco cuyos límites son la Autopista México-Pachuca, Avenida Centenario y el Río de los Remedios, por donde pasa el Anillo Periférico y hace frontera con los municipios de Ecatepec y Tlanepantla. La colonia Nueva Atzacoalco se encuentra más al este, limitada por el Periférico, la Avenida Eduardo Molina y la avenida Gran Canal.

Algunas colonias que colindan son: Del Obrero, Barrio San Jose La Pradera, Salvador Diaz Mirón, Torres de Quiroga, Gabriel Hernandez, Vasco de Quiroga; las dos últimas cuentan con un mercado popular. Anteriormente pasaba un tren sobre la avenida Ferrocarril Hidalgo.


Fuentes y mayor información:

[1] [2] [3] [4] [5] [6] [7]