Atlantis: el imperio perdido

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Atlantis: El imperio perdido»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Atlantis: The Lost Empire
AtlanteanA.png
Título Atlantis: el imperio perdido
Ficha técnica
Dirección
Dirección artística David Goetz
Producción Don Hahn
Guion Tab Murphy
Joss Whedon
Música James Newton Howard
Montaje Ellen Keneshea
Protagonistas Michael J. Fox (Milo James Thatch)
James Garner (Comandante Lyle Tiberius Rourke)
Cree Summer (Princesa Kidagakash 'Kida')
Don Novello (Vincenzo 'Vinny' Santorini)
Claudia Christian (Helga Katrina Sinclair)
Phil Morris (Dr. Joshua Strongbear Sweet)
Jacqueline Obradors (Audrey Rocio Ramirez)
Florence Stanley (Wilhelmina Bertha Packard)
John Mahoney (Preston B. Whitmore)
Jim Varney ('Cookie' Farnsworth)
Leonard Nimoy (Rey Kashekim Nedakh)
Corey Burton (Gaetan Moliere)
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Estados Unidos
Año 2001
Género Animación
Aventura
Duración 95 minutos
Clasificación Bandera de los Estados Unidos PG
Bandera de Argentina ATP
Bandera de España T
Bandera de Chile TE
Bandera del Perú PT
Bandera de México A
Bandera de Brasil Livre
Bandera de Australia PG
Idioma(s) Inglés
Compañías
Productora Walt Disney Pictures
Distribución Buena Vista
Sucesión de películas
Atlantis: The Lost Empire Atlantis: El regreso de Milo
Ficha en IMDb

Atlantis: el imperio perdido (2001) es una película animada del tipo steampunk, basada en la historia de los hermanos Bryze y Jackie Zabel y dirigida por Gary Trousdale y Kirk Wise. Se estrenó el 3 de junio de 2001 en Estados Unidos. La secuela, lanzada directamente para uso doméstico, se titula Atlantis: el regreso de Milo.

Argumento[editar]

En 1914, el joven lingüista y cartógrafo[1] Milo James Thatch (Michael J. Fox) está decidido a continuar con la investigación que su ahora fallecido abuelo, Thadeus Thatch llevó a cabo sobre el continente perdido de la Atlantida. Pero tendrá que enfrentarse a distintas dificultades, entre ellas la falta de fondos para realizar una expedición y el escepticismo de los funcionarios del Museo de Washington. Tras este fallo, se dirige desilusionado a su departamento, pero dentro de este conoce a la misteriosa y seductora Helga Sinclair, quien lo convence de aceptar una "propuesta" (nunca menciona cuál en ese momento). Después Milo descubre que Helga trabaja para Prestone Whitmore, un viejo amigo de su abuelo. Ante su sorpresa, obtiene durante la charla con Whitmore financiación para realizar una expedición inmediata para encontrar la Atlántida, además que encuentra "El Diario del Pastor", la clave para encontrar la famosa cuidad perdida, todo esto gracias a que cuando su abuelo aún vivía, hizo una apuesta en la cual si su abuelo hallaba el diario en la costa de Islandia (al inicio de la cinta se observa a Milo ensayando para presentar una ponencia ante los funcionarios del museo, corrigiendo la creencia de que el diario se encontraba en Irlanda), Whitmore financiaría la expedición.

Al fin, Thatch se embarca en un submarino construido especialmente para este fin, que es botado en el Océano Atlántico. Dentro conoce al resto integrantes de la expedición: Gaetan Moliére (Corey Burton), un excéntrico geólogo francés adicto a la suciedad; Vincenzo Santorini (Don Novello), experto en explosivos; Audrey Rocio Ramírez, (Jacqueline Obradors) una ruda chica experta en mecánica; Joshua Strongbear Sweet (Phil Morris), médico de tripulación; Lyle Tiberius Rourke, comandante... entre otros divertidos y excéntricos personajes con los que hará amistad. La expedición va viento en popa, hasta que son atacados por una extraña criatura (que según el Diario del Pastor custodia la entrada de Atlantis) llamada Leviatán. Logran evadirla, no sin antes perder la nave y vidas a la vez.

Después de que Rourke pide un minuto de silencio en honor de las vidas perdidas en el ataque, reanudan la marcha, guiados por Milo y por su diario, valiéndose de automóviles de la época, explosivos y una excavadora. Sufren un gran revés al acampar debajo de un nido de Luciérnagas incendiarias que destruyen el campamento. Intentan huir por un viejo puente, pero después de que uno de sus automóviles explota justo en un punto vulnerable, y el ahora vacío nido de luciérnagas se desprende y se clava en el puente, este se derrumba lentamente, arrastrando a Milo, Audrey y al resto de sobrevivientes a una fosa volcánica apagada. Después de hacer un recuento de daños, descubren que Milo desapareció, pues fue secuestrado por un grupo de nativos de estas profundidades, entre ellos la Princesa Kidagakash (Cree Summer) (Kida para Milo, ya que su verdadero nombre le es imposible pronunciarlo), quien los conducirá ante su padre, el Rey de lo que queda ya de Atlantis. Kida muestra a Milo lo que queda de su pueblo, que a pesar de todo es feliz, pero ella no está conforme y pide su ayuda para que la ciudad perdida recobre su grandeza, mientras que entre Milo Y Kida crece un gran cariño. Pero todo esto podría correr peligro, ya que Rourke planea encontrar y robar el "Corazón de Atlantis", una inusual fuente de energía que ha mantenido viva a la ciudad durante tantos siglos. Obliga a Milo a encontrar esta fuente y también la forma de moverla, péro ante su negativa mantiene prisionera a Kida y hiere de muerte a su padre. Finalmente encuentran el corazón de Atlantis en una cueva, pero Kida es consumida por éste, ya que según la historia, cuando la ciudad se sentía amenazada o estaba en un peligro inminente, el "cristal" como también se le conoce tomaba el cuerpo de uno de sus habitantes (Específicamente, alguien de la realeza) como sacrificio para proteger la ciudad. Contrario a lo que Rourke esperaba, el cristal cae con la forma de Kida y finalmente lo roba, ante la impotencia de Milo, la tripulación y los atlantes. Después de que Rourke cruzara el puente y lo volara, el Rey en su lecho de muerte (Sweet dijo que tiene una hemorragia interna intratable) le revela a Milo que lo que le pasó a Kida, le ocurrió a su esposa hace siglos y que si Kida sigue fusionada con el cristal, será absorbida para siempre. Antes de morir le encomienda devolver el cristal a sus legítimos dueños, salvar a Atlantis y a Kida. Después de la muerte del Rey, Milo se encontraba de luto porque se sentía responsable de guiar a un grupo de mercenarios al descubrimiento arqueológico más grande de la historia, pero Sweet eleva su auto estima diciéndole una frase que le dijo su abuelo hace tiempo. Con eso, Milo está decidido a detener a Rourke, les enseña a los atlantes como usar los vehículos y organiza una misión de rescate contra Rourke y Helga, quien está en conturbenio con él. Durante el combate Audrey y Sweet intentan cortar la cadena que colgaba el contenedor donde se encontraba Kida con un serrucho que, según Sweet podía cortar un fémur en 28 segundos (Él presumía que podía cortarlo en 12 segundos) pero no sirvió de nada y tuvieron que retirarse, debido a que Helga les estaba lanzando bombas; Mientras esto ocurre, Milo y Viny se usan como anzuelos para llamar la atención de Rourke y Helga, y Milo estrella su nave contra uno de los globos para que pierda altura, pero el comandante traiciona a Helga y la asesina, lanzándola del globo aerostático para "aligerar la carga" mientras que Milo se lanza contra él en una pelea en la Rourke lo supera en tamaño, fuerza y experiencia. Helga, quien sobrevivió a la caída pero muy maltrecha, usa su lanzavengalas para destruir el globo, diciendo como últimas palabras la misma frase que le dijo Rourke cuando la arrojó: "No es nada personal". Mientras el globo se encontraba en llamas, la pelea entre Milo y Rourke continua. Rourke con un hacha impacta contra la ventana del contenedor de Kida, queriendo darle a Milo, quien aprovecha y toma un pedazo del vidrio cubierto por el cristal y hiere a Rourke en el brazo, haciendo que se cristalice y quede inmovil como una estatua. Milo parecía aliviado pensando que el encuentro terminó, pero justo en ese momento, Rourke seguía con vida y asusta a Milo, haciendo que el extremo opuesto de la polea donde se encontraba Rourke, se incline hacia arriba, mandándolo a las hélices y finalmente muere explotando en mil pedazos. Con la explosión, las cadenas se desprenden y el globo impacta con el suelo, provocando que el volcán que se encontraba dormido, despertara. Milo y su equipo logran al fin rescatar el corazón de Atlantis, huyendo de la erupción volcanica que llega hasta la ciudad, pero al liberar a Kida (aún prisionera dentro del Cristal) descubren el verdadero poder de esta fuente. El cristal despierta a los Centinelas Atlantes, las cuales son estátuas gigantes, quienes al estar en distintos puntos específicos, y al dar un palmazo, forman un campo de fuerza que cubre la ciudad completa (De la misma forma en que la ciudad se salvó en el pasado), mientras la lava pasa por encima de la misma, provocando que la lava se endurezca. La lava endurecida, de a poco, empieza a resquebrajarse debido a la energía del escudo, y los pedazos destruyen parte del suelo de la ciudad (menos el indispensable para mantener a los centinelas en pie), haciendo que el agua fluyera a modo de cataratas, drenando el agua que cubre al resto de la ciudad. Finalmente Kida se libera del cristal, y ve con alegría a una Atlantida que recuperó parte de su resplandor perdido. Finalmente, todos excepto Milo, quien decidió quedarse con Kida en Atlantis, vuelven a la superficie (Con una nave Atlante gigante y con muchas riquezas como agradecimiento); No sin antes despedirse cada uno de Milo y tomarse una fotografía para recordar el momento (Aunque salió mal, en parte debido a que el fotógrafo fue un atlante). El grupo se encuentra en la mansión de Whitmore y le relatan de manera irónica y mediante fotos que "No encontraron nada", pero Whitmore se lleva una sorpresa al recibir un paquete de parte de Milo con un collar del Cristal envuelto con la foto de él y su abuelo Thadeus, con una nota esperando que el collar sea la "Prueba" que Whitmore necesita. Al final se ven a Milo y a Kida como reina de Atlantis, y Milo esculpe una roca con el rostro del padre de Kida y usando el cristal, ella lo hace levitar hacia los demás reyes del pasado, mientras Milo y Kida contemplan como se alza hacia el cristal mientras la cámara se aleja, mostrando a los Atlantes en los vehículos y a la nueva Ciudad de Atlantis.

Premios[editar]

  • 2003: Golden Reel - Best Sound Editing - Animated Feature Film, Domestic and Foreign
  • Además fue nominadas a otros premios entre los que destacan 6 nominaciones a los Annie.

Doblaje[editar]

México[editar]

La versión para Hispanoamérica contó con las voces de:

España[editar]

La versión para España contó con las voces de:

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]