Atisha

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Retrato de Atisha.

Atiśa Dipamkara Srigñana (25 de diciembre de 982; 1054), conocido también como Atisha, Atish y Atís, fue un pandita (erudito) bengalí y un célebre abad de Vikramashila. Fue uno de los primeros maestros de la nueva tradición sarma del budismo tibetano.

En letra bengalí, su nombre completo se escribe অতীশ দীপঙ্কর শ্রীজ্ঞান.

Nacido en Bengala en una familia real, se dedicó a estudios religiosos, viajando a Sumatra en busca de enseñanzas. A su vuelta a India fue nombrado abad del monasterio Vikramashila.

Atisha llegó hacia 1039 al Tíbet invitado por el rey Yeshe Od, para ayudar al restablecimiento del budismo, muy debilitado por las persecuciones del rey Langdarma. Su llegada marca el inicio de un nuevo período en la historia del budismo en Tíbet.

Al comienzo residió tres años en el pueblo de Ngari. Con la ayuda de su discípulo Dromtompa sentó las bases de la tradición Kadampa. Luego se desplazó al Tíbet central, la región de Lhasa donde durante más de diez años trabajó activamente en la difusión de su religión , estableciendo las bases de la remarcable expansión que lo siguió. Aunque era personalmente partidario del Tantra, supo mantener el balance entre la disciplina monástica y el misticismo. A donde quiera que fuese confería iniciaciones, realizaba traducciones y construía monasterios.

Murió en 1052. Sus cenizas fueron llevadas a Dhaka , Bangladés en 1978 y colocadas en el Dharmarajina Baudha Vihara.

Durante su vida escribió, tradujo y editó más de 200 libros, de los cuales se conservan 79 en idioma tibetano, que ayudaron al desarrollo del budismo en Tíbet. Destaca el poema Una lámpara en el camino de la Iluminación que dio origen a la tradición del Lamrim.

Atisha fue responsable de la introducción del ciclo de sesenta años en la cronología tibetana, con el primer año del primer ciclo ubicado en 1027.

Uno de sus legados más importantes fue el desarrollo de las prácticas del entrenamiento de la mente (lobjong), y la centralidad de concepto y práctica del bodhicitta en el budismo tibetano, incorporado a las cuatro escuelas: gelug, nyingma, kagyu y sakia. Por estas razones Atisha es una figura central en la historia del budismo.

Enlaces externos[editar]