Ateles geoffroyi

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Mono araña de Geoffroy
Panama spider monkey, Costa Rica.JPG
A. g. ornatus al sureste de Costa Rica
Estado de conservación
En peligro (EN)
En peligro (UICN 3.1)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Primates
Suborden: Haplorrhini
Infraorden: Simiiformes
Parvorden: Platyrrhini
Familia: Atelidae
Género: Ateles
Especie: A. geoffroyi
Nombre binomial
Ateles geoffroyi
Kuhl, 1820
Distribución
Distribución de A. geoffroyi (azul) y A. fusciceps (rojo)
Distribución de A. geoffroyi (azul) y A. fusciceps (rojo)
Mono Araña de Manos Negras (Ateles geoffroyi ornatus) alimentádose de hojas, mostrando los excepcionalmente largos miembros que inspiran su nombre, en Tortuguero, Costa Rica.

El mono araña de Geoffroy (Ateles geoffroyi), también conocido como mono araña de manos negras, es una especie de primate platirrino perteneciente a la familia Atelinae que habita en América Central,[2] el sur de México y posiblemente algunos sectores de Colombia. Existen al menos cinco subespecies. Algunos autores clasifican a la especie, Ateles fusciceps, encontrada en Panamá, Colombia y Ecuador, como sinónimo de A. geoffroyi.

Es uno de los monos del Nuevo Mundo más grande y puede llegar a pesar hasta 9 kg. Sus brazos son más largos que los pies y su larga cola prensil puede soportar todo el peso del animal y funciona como un miembro adicional. Sus manos poseen un pulgar vestigial, pero a cambio sus otros dedos son alargados y fuertes en forma de gancho. Esta adaptación le permite a este especie de mono movilizarse entre las ramas de los árboles balaceándose.

Se congregan en grupos de entre 20 y 42 miembros, que se disgregan en grupos más pequeños durante el día en procura de alimentos. Su dieta se compone principalmente de pulpa de fruta y requiere de grandes terrenos de bosque para subsistir. Como resultado de la pérdida de hábitat, caza y captura como mascota se considera una especie en peligro por la UICN.

Distribución geográfica y hábitat[editar]

La especie se distribuye por la mayor parte de América Central en Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala, Honduras, El Salvador, Belice y el sureste de México.[3] Se ha informado de la presnecia de la subespecie A. g. grisescens en la región fronteriza entre Colombia y Panamá.[3] [4] Al occidente de Colombia y noreste de Panamá confluye con el rango de Ateles fusciceps, el cual es considerado por algunos autores subespecie del mono araña de Geoffroy.[3] [5]

Habita en varios tipos de bosque, que incluyen selva lluviosa, semidecidua y manglares.[6] La densidad más alta de animales se encuentra en áreas de vegetación perennifolia.[7]

Taxonomía y filogenia[editar]

Miembro de la subespecie Ateles geoffroyi geoffroyi, en la provincia Guanacaste, Costa Rica.

El mono araña de Geoffroy pertenece a la familia Atelinae; el nombre específico se asignó en homenaje al naturalista francés Étienne Geoffroy Saint-Hilaire. De acuerdo a Groves existen cinco subespecies:[2]

Algunos investigadores también reconocen a A. g. azuerensis y A. g. frontatus como subespecies.[1] El mono araña de cabeza negra (Ateles fusciceps) se considera una especie separada de A. geoffroyi por parte de autores como Groves (1989) y Rylands et al. (2006).[2] [8] [9] Otros autores como Froelich (1991), Collins and Dubach (2001) y Nieves (2005), consideran a A. fusciceps un sinónimo de A. geoffroyi.[5] Bajo este concepto las dos subespecies del mono araña de cabeza negra representan subespecies adicionales de A. geoffroyi, A. g. fusciceps y A. g. rufiventris.[5]

Estudios recientes basados en ADN mitocondrial por Collins y Daubach (2000, 2001, 2006) indican que el mono araña de Geoffroy se encuentra relacionado más estrechamente con Ateles belzebuth y Ateles hybridus, que con Ateles paniscus. De acuerdo a estos estudios A. paniscus se separó de los otros monos araña hace alrededor de 3,27 millones de años y de los monos lanudos y muriquís (Lagothrix y Brachyteles) hace 3,59 millones de años.[5]

Descripción[editar]

Esqueleto de Ateles geoffroyi.

El mono araña de Geoffroy es uno de los monos del Nuevo Mundo más grandes. Su talla, sin incluir la cola oscila entre 30 y 63 cm y su peso entre 6 y 9 kg.[10] [11] La cola es más larga que el cuerpo y mide entre 63 y 85 cm.[10] [11] Los machos son ligeramente más grandes que las hembras.[12]

Su color corporal varía entre las diferentes subespecies y poblaciones y varía entre rojizo, marrón o negro.[10] [13] [14] Las manos y pies tienden a ser más obcuras que el resto del cuerpo.[15] La cara con frecuencia tiene una máscara pálida alrededor de los ojos y hocico.[11]

Sus brazos y piernas son largos y delgados.[16] Los brazos son aproximadamente un 25% más largos que las piernas.[17] Del pulgar solo se guarda un vestigio, pero los dedos restantes son largos y fuertes, confiriéndole a la mano forma de gancho.[17] [18] Estas características le confieren la cualidad de braquiar balanceándose entre las ramas de los árboles.[17]

La cola prensil es un fuerte y posee en la punta una superficie en forma de palma en la punta. La cola funciona como un miembro adicional y se usa activamente en la locomoción, recoger frutas y agua de las oquedades de los árboles.[17] Puede suspender el total del peso de su cuerpo colgado de la cola y a menudo adopta esta postura mientras se alimenta.[14]

El clítoris en la hembra y largo y protruye de tal forma que se asemeja a un pene.[17] [19] Se cree que este carácter le ayuda a los machos a establecer la receptividad sexual de la hembra.[19]

Comportamiento[editar]

Las manos carentes de pulgar son útiles para braquiar.

El mono araña de Geoffroy es una especie arbórea y diurna que habita principalmente la cubierta superior de los árboles.[11] [16] [17] Sin embargo, desciende al suelo con más frecuencia que otros monos araña.[20] Vive en sociedades de fisión-fusión, con grupos de 20 a 42 miembros que se disgregan en pequeños grupos durante el día para alimentarse.[12] [17] [21] Estos subgrupos suman normalmente de 2 a 6 miembros y en ocasiones se separan del grupo principal incluso durante la noche.[17]

En el día cubren largos trechos del bosque en busca de comida de hasta 2000 m. El territorio de los grupos puede exceder las 900 ha.[12] Los machos y dentro de ellos los individuos dominantes cubren trechos más largos durante el día.[12] En algunos sitios la especie interactúa con el maicero cariblanco (Cebus capucinus).[10] Estas interacciones incluyen acicalamiento mutuo.[22]

Como formas de locomoción corren y caminan en posición cuadrúpeda y trepan, adicionalmente usan otras formas de locomoción como la braquiación y la suspensión asistida por la larga y fuerte cola prensil. Con menos frecuencia se movilizan balanceándose de la cola o se desplazan en posición cuadrúpeda bajo las ramas. No obstante, esta especie en particular usa este tipo de locomoción con menos frecuencia que otras especies de monos araña.[20] El método que utiliza con más frecuencia para pasar entre las ramas, consiste en asir la nueva rama y traccionar de ella hasta tenerla a distancia para poder saltar sobre ella. Cuando lo requieren realizan saltos de paracaidista entre los árboles.[20]

Comunicación e inteligencia[editar]

La especie emite una amplia variedad de sonidos que incluyen ladridos, relinchos, chirridos, chillidos y gritos.[10] [11] [17] Los ladridos son usualmente llamados de alarma.[17] Los relinchos y gritos por lo general son llamados de malestar, pero también los emite al amanecer y anochecer.[17] Cada animal emite sonidos característicos, lo cual permite el reconocimiento entre los diferentes individuos.[17] Se ha investigado el uso de los relinchos, que comprenden entre 2 y 12 incrementos y disminuciones rápidas en el tono.[23] Posiblemente estos se utilizan para advertir a otros miembros de la presencia de fuentes de alimento.[23] Otro propósito de estos llamados incluyen una forma de mantener el contacto con otros miembros del grupo mientras se desplazan y de distinguirlos de integrantes de otros grupos.[23]

La especie utiliza algunas formas de comunicación no vocal. La cola curvada o arqueada hacia atrás puede utilizarse como medio de advertencia a otro mono. Se utilizan movimientos de cabeza como amenaza o como una invitación para jugar. Sacudir las ramas o agitar los brazos se utiliza como advertencia de peligro al grupo.[14]

A pesar de no usar herramientas, los monos araña de Geoffroy se consideran primates inteligentes. Un estudio realizado en 2007 concluyó que ocupan el tercer lugar en inteligencia entre los primates no humanos, superados solo por los orangutanes y chimpancés.[24] Esta capacidad mental puede obedecer al tipo de dieta frugívora la cual requiere identificar y memorizar muchos tipos de alimento y su ubicación.[25]

Dieta[editar]

La cola prensil en ocasiones la utilizan mientras se alimentan.

Este primate se alimenta primordialmente de frutas —preferencialmente maduras y carnosas— y pasan haciéndolo el 70% a 80% del tiempo invertido en alimentarse. El esto de la dieta, en su mayoría, se compone de hojas, especialmente de hojas tiernas que contienen las proteínas ausentes en las frutas. Los componentes minoritarios de la dieta son flores, cortezas, insectos, miel, semillas y brotes.[15] [17]

Adicional a proporcionar la mayor parte de los requerimientos nutricionales, las frutas y hojas proporcionan una buena parte de sus requerimientos de agua.[26] Al igual que otras especies de monos araña, pueden tomas agua acumulada en el interior de las hojas de las bromeliáceas en los árboles, pero a diferencia de estos, pueden descender al suelo en busca de otras fuentes de agua.[26]

Reproducción[editar]

Las hembras dan a luz una cría cada dos a cuatro años.[11] Entre los machos, la reproducción no se restringe a los individuos dominantes. En un estudio realizado en la isla Barro Colorado, todos los machos del grupo fueron observados apareándose al menos una vez en el trascurso de un año. Sin embargo, los machos dominantes parecen aparearse con más frecuencia que los de bajo rango.[19]

El apareamiento ocurre en posición sentada con la pareja orientada en la misma dirección y el macho sentado detrás de la hembra con los brazos cruzados alrededor del pecho de su pareja.[10] [17] Este intercambio puede durar entre 8 y 22 minutos.[17] Antes del apareamiento, la pareja se separa del resto del grupo para consumarlo.[19]

La gestación dura alrededor de 7,5 meses, después de la cual típicamente nace una sola cría, sin embargo, en ocasiones nacen gemelos.[19] La coloración de los jóvenes es obscura y obtienen la coloración adulta a los cinco meses. Son acarreados bajo el pecho de sus madres por mes y medio a dos meses, posterior a lo cual cabalgan sobre su espalda. Lactan hasta el primer año, pero empiezan a consumir alimentos sólidos y a moverse independientemente desde los tres meses. A pesar que pueden moverse independientemente, no pueden superar los trechos entre los árboles como lo hacen los adultos. Para ayudarlos, un adulto se extiende a través de la brecha, formando un puente sobre el que los jóvenes pueden cruzar.[17]

Las hembras alcanzan la madurez aproximadamente a los cuatro años y los machos a los cinco años. Al alcanzar esta edad las hembras abandonan su grupo natal, cosa que no hacen los machos. Como resultado los machos del grupo se encuentran emparentados, pero las hembras no. La expectativa de vida en estado salvaje no se conoce, pero en individuos en cautiverio pueden vivir hasta 33 años.[17]

Conservación[editar]

El mono araña de Geoffroy es clasificada por la IUCN como especie en peligro, debido principalmente a la pérdida de hábitat.[1] La especie requiere de grandes territorios de bosque primario para subsistir, por lo cual es muy vulnerable a la deforestación y en ocasiones es cazada por su carne y capturado como mascota.[17] Debido a su baja tasa reproductiva y su población no puede reponerse fácilmente, la especie sufre de daños irreparables por estos eventos.[17] Como resultado, la especie ha desaparecido de algunas en las que anteriormente era común.[17] Tres de las subespecies se consideran críticamente amenazadas.[27] [28] [29]

Este mono araña fue exterminado en la isla Barro Colorado, Panamá, a raíz de la casa en 1912. Sin embargo, entre 1959 y 1966 se inició un esfuerzo para reintroducirlo a la isla. Un grupo de al menos 18 individuos se reintrodujo, pero solo 5, un macho y cuatro hembras, sobrevivieron. Este pequeño grupo pudo prosperar hasta contar con 28 animales en 2003.[30]

Referencias[editar]

  1. a b c Cuarón, A.D., Morales, A., Shedden, A., Rodriguez-Luna, E., de Grammont, P.C. & Cortés-Ortiz, L. (2008). «Ateles geoffroyi». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2010.2. Consultado el 28 de agosto de 2010.
  2. a b c Wilson, Don; Reeder, DeeAnn, eds. (2005). Mammal Species of the World (3ª edición). Baltimore: Johns Hopkins University Press, 2 vols. (2142 pp.). ISBN 978-0-8018-8221-0. 
  3. a b c Rylands, A., Groves, C., Mittermeier, R., Cortes-Ortiz, L., and Hines, J. (2006). «Taxonomy and Distributions of Mesoamerican Primates». New Perspectives in the Study of Mesoamerican Primates. Springer. pp. 56–66. ISBN 0-387-25854-X. 
  4. Ryland, A. et al. (2000). «Ateles geoffroyi». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2014. Consultado el 5 de noviembre de 2012.
  5. a b c d Collins, A. (2008). «The taxonomic status of spider monkeys in the twenty-first century». En Campbell, C. Spider Monkeys. Cambridge University Press. pp. 50–72. ISBN 978-0-521-86750-4. 
  6. «BBC Black-Handed Spider Monkey». Archivado desde el original el 2012-07-23. Consultado el 2008-08-29.
  7. DeGama, H. and Fedigan, L. (2006). «The Effects of Forest Fragment Age, Isolation, Size, Habitat Type, and Water Availability on Monkey Density in a Tropical Dry Forest». En Estrada, A., Garber, P., Pavelka, M. * Luecke, L. New Perspectives in the Study of Mesoamerican Primates. New York: Springer. pp. 165–186. ISBN 978-0-387-25854-6. 
  8. Rylands, A., Groves, C., Mittermeier, R., Cortes-Ortiz, L., and Hines, J. (2006). «Taxonomy and Distributions of Mesoamerican Primates». En Estrada, A., Garber, P., Pavelka, M. & Luecke, L. New Perspectives in the Study of Mesoamerican Primates. Springer. pp. 67–69. ISBN 0-387-25854-X. 
  9. Rylands, A. & Mittermeier, R. (2009). «The Diversity of the New World Primates». En Garber, P., Estrada, A., Bicca-Marqyes, J.C., Heymann, E. & Streier, K. South American Primates. Springer. p. 44. ISBN 978-0-387-78704-6. 
  10. a b c d e f Rowe, N. (1996). The Pictorial Guide to the Living Primates. Pogonias Press. p. 114. ISBN 0-9648825-0-7. 
  11. a b c d e f Emmons, L. (1997). Neotropical Rainforest Mammals (Second Edition edición). The University of Chicago Press. pp. 143–144. ISBN 0-226-20721-8. 
  12. a b c d Di Fiore, A. & Campbell C. (2007). «The Atelines». En Campbell, C., Fuentes, A., MacKinnon, K., Panger, M., & Bearder, S. Primates in Perspective. Oxford University Press. p. 624. ISBN 978-0-19-517133-4. 
  13. Reid, F. (1997). A Field Guide to the Mammals of Central America and Southeast Mexico. Oxford University Press. pp. 180–181. ISBN 0-19-506401-1. 
  14. a b c Defler, T. (2004). Primates of Colombia. Conservation International. pp. 339–347. ISBN 1-881173-83-6. 
  15. a b Henderson, C. (2002). Field Guide to the Wildlife of Costa Rica. University of Texas Press. pp. 452–454. ISBN 978-0-292-73459-3. 
  16. a b Hunter, L. and Andrew, D. (2002). Watching Wildlife in Central America. Lonely Planet Publications. p. 151. ISBN 1-86450-034-4. 
  17. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r s Wainwright, M. (2002). The Natural History of Costa Rican Mammals. Zona Tropical. pp. 146–149. ISBN 0-9705678-1-2. 
  18. Rosenberger, A., Halenar, L., Cooke, S. & Hartwig, W. (2008). «Morphology and evolution of the spider monkey, genus Ateles». En Campbell, C. Spider Monkeys. Cambridge University Press. pp. 30–33. ISBN 978-0-521-86750-4. 
  19. a b c d e Campbell, C. & Gibson, K. (2008). «Spider monkey reproduction and sexual behavior». En Campbell, C. Spider Monkeys. Cambridge University Press. pp. 266–283. ISBN 978-0-521-86750-4. 
  20. a b c Youlatos, D. (2008). «Locomotion and positional behavior». En Campbell, C. Spider Monkeys. Cambridge University Press. pp. 185–214. ISBN 978-0-521-86750-4. 
  21. Sussman, R. (2003). Primate Ecology and Social Structure volumen 2: New World Monkeys (Revised First Edition edición). Pearson Custom Publishing. pp. 138–142. ISBN 0-536-74364-9. 
  22. Defler, T. (2004). Primates of Colombia. Conservation International. p. 234. ISBN 1-881173-83-6. 
  23. a b c Ramos-Fernandez, G. (2008). «Communication». En Campbell, C. Spider Monkeys. Cambridge University Press. pp. 224–229. ISBN 978-0-521-86750-4. 
  24. Leake, D. & Dobson, R. (April 15, 2007). «Chimps Knocked Off Top of the IQ Tree». London: The Sunday Times. Consultado el 2008-08-29.
  25. Byrne, R. & Whiten, A. (1988). Machiavellian intelligence: social expertise and the evolution of intellect in monkeys, apes, and humans. Oxford University Press. pp. 289–294. ISBN 978-0-19-852175-4. 
  26. a b Di Fiore, A., Link, A. & Dew, J.L. (2008). «Diets of wild spider monkeys». En Campbell, C. Spider Monkeys. Cambridge University Press. p. 82. ISBN 978-0-521-86750-4. 
  27. Cuarón, A.D., Morales, A., Shedden, A., Rodriguez-Luna, E. & de Grammont, P.C. (2008). Ateles geoffroyi ssp. vellerosus. En: UICN 2008. Lista Roja de Especies Amenazadas UICN. Consultado el 2009-02-01.
  28. Cuarón, A.D., Morales, A., Shedden, A., Rodriguez-Luna, E. & de Grammont, P.C. (2008). Ateles geoffroyi ssp. azuerensis. En: UICN 2008. Lista Roja de Especies Amenazadas UICN. Consultado el 2009-02-01.
  29. Cuarón, A.D., Shedden, A., Rodríguez-Luna, E., de Grammont, P.C. & Link, A. (2008). Ateles geoffroyi ssp. geoffroyi. En: UICN 2008. Lista Roja de Especies Amenazadas UICN. Consultado el 2009-02-01.
  30. Milton, K. & Hopkins, M. (2006). «Spider Monkey Population on Barro Colorado Island, Panama». En Estrada, A., Garber, P., Pavelka, M. & Luecke, L. New Perspectives in the Study of Mesoamerican Primates. Springer. pp. 417–436. ISBN 0-387-25854-X. 

Enlaces externos[editar]