Ateísmo cristiano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El ateísmo de valores cristianos o ateísmo cristiano es una postura mamertística no aplicable a la vida real ni por ateos ni por cristianos, más bien utópica, creada a partir de una mediación entre opuestos como la fe y la razón propuestas por Tomás de Aquino. que rechaza al Dios del cristianismo, pero sigue las enseñanzas de Jesús. En la misma, las historias de Jesús están relacionadas con la vida moderna, pero no deben ser tomadas literalmente[cita requerida] mientras que Dios es solamente un símbolo.[cita requerida]

Creencias[editar]

Las creencias de los ateos cristianos varían, sin embargo hay unos conceptos básicos comunes a todos ellos, Thomas Ogletree ,profesor de Teología Constructiva del Chicago Theological Seminary, lista cuatro:

  1. Inexistencia de la idea de Dios en nuestro tiempo. Esto incluye el entendimiento de Dios parte de la teología cristiana tradicional.
  2. Formar parte de la cultura contemporánea es una característica necesaria de cualquier trabajo teológico responsable.
  3. Existe, en varios grados y formas, una alienación de la iglesia con la sociedad tal como está ahora constituida.
  4. El reconocimiento de la centralidad de la persona de Jesús en la reflexión teológica.[1]

Existencia de Dios[editar]

Según a Paul van Buren, un teólogo de la Muerte de Dios, la palabra Dios en sí misma es "engañosa o sin sentido".[1] El autor sostiene que es imposible pensar en Dios. Van Buren, dice que

"No podemos identificar nada a favor o en contra que pueda verificar las afirmaciones concernientes a Dios".[1]

La mayoría de los cristianos ateístas creen que Dios nunca existió, pero hay algunos que creen que Dios ha muerto literalmente.[2] Thomas J. J. Altizer es un reconocido cristiano ateísta debido a su enfoque literal sobre la muerte de Dios. A menudo habla de la muerte de Dios como un evento de redención. En su libro El Evangelio del Ateísmo Cristiano habla de que

"actualmente todo hombre que esté abierto a la experiencia sabe que Dios está ausente, pero sólo el Cristiano sabe que Dios está muerto, que la muerte de Dios es un final y un evento irrevocable y que la muerte de Dios ha actualizado en nuestra historia una humanidad nueva y liberada".[3]

Lidiando con la cultura[editar]

Algunos teólogos, incluyendo a Altizer y Lyas, miraron la cultura científico-empírica de hoy y trataron de encontrar un lugar en él para la religión. En palabras de Altizer,

"La fe y el mundo ya no pueden existir aisladas una de otra... el cristiano radical condena todas las formas de fe que están desconectadas del mundo."[3]

Viene a decir que nuestra respuesta al ateísmo debería ser de "aceptación y afirmación".[3] Colin Lyas, profesor de filosofía en la Universidad de Lancaster, afirmó que

"Los cristianos ateístas también están unidos en la creencia de que cualquier respuesta satisfactoria a estos problema debe ser una respuesta que hará la vida tolerable en este mundo, aquí y ahora, y en la cual se dirigirá la atención de los problemas sociales y otros de esta vida".[2]

Separación de la iglesia[editar]

Altizer ha dicho que

"el cristiano radical... cree que la tradición eclesiástica ya no es cristiana".[3]

El cree que la ortodoxia cristiana ya no tiene ningún significado para la gente porque no discute la cristiandad dentro del contexto de la teología contemporánea. El cristiano ateísta quiere ser separado completamente de la mayoría de las creencias cristianas ortodoxas y tradiciones bíblicas.[4] Altizer alega que una fe no será completamente pura si está abierta a la cultura moderna. Esta fe "no puede identificarse a sí misma como una tradición eclesiástica o con una dada doctrina o forma ritual." Viene a decir que la fe no puede "tener la seguridad final de lo que significa ser cristiano".[3] Altizer dijo, "No debemos, dice, perseguir lo sagrado diciendo 'no' a la blasfemia radical de nuestra época, sino diciéndole 'sí'".[4] Ven a las religiones que se separan del mundo como apartándose de la verdad. Esta es parte de la razón por la cual dicen que la existencia de Dios está en cuenta regresiva. Altizer escribió sobre Dios como el enemigo del hombre porque la humanidad nunca alcanzaría su máximo potencial mientras que Dios exista.[3] Llegó a decir que

"aferrarse al Dios de los cristianos en nuestro tiempo es evadir la situación humana de nuestro siglo y de renunciar al sufrimiento inevitable, que es su suerte".[3]

Jesús como figura central[editar]

Aunque sin verlo como una divinidad, Jesús es una figura central dentro del cristianismo ateísta. La mayoría de ellos piensan en él como un buen hombre y sabio, aceptando sus enseñanzas morales pero rechazando su idea de divinidad. Hamilton dijo que para el cristiano ateísta, Jesús no es un fundamento de la fe sino un "lugar donde pararse, una referencia". Los cristianos ateístas ven a Jesús como un ejemplo de lo que un cristiano debería ser, pero no lo ven como un Dios. Hamilton escribió que seguir a Jesús significa ser "estar junto a nuestro vecino, estar por él",[4] y que seguirlo significa ser humano, ayudar a otros humanos y promover la humanidad.

Teología Atea[editar]

Por otra parte, algunas escuelas de pensamiento cristianos han dados pasos hacia la busqueda de una fe sin Dios. En este sentido, el Ateísmo cristiano deja de lado la metafísica teísta y se enfoca en el modelo de Jesucristo como figura preponderante. La mayoría de los ateos cristianos piensan en Cristo como un hombre sabio, aceptando sus enseñanzas morales, pero rechazando su idea de divinidad. Los movimientos postcristianos, el secularismo y la Tanatoteología -que desarrolla la idea nietzschana de la "Muerte de Dios"-, se han desarrollado como importantes líneas de pensamiento de la Teología Liberal; teología que así mismo, desecha el apriorismo judío-apostólico para hacer interpretación del cristianismo. En latinoamérica la Teología de la liberación realizó una hermenéutica historicista que rescataba el mensaje político y desechaba el mensaje religioso. La Teología secular termina por apelar a la supresión de la institución de la iglesia en pos de un compromiso personal para con el mensaje de Jesucristo, cabe destacar en este sentido la obra del teólogo Dietrich Bonhoeffer y el pensamiento del reverendo John Robinson en su libro Sincero para con Dios[5] .

Por denominación[editar]

Católico romano[editar]

Ateísmo católico es la creencia en la cual la cultura, tradiciones, rituales y normas del Catolicismo son aceptadas, pero no la idea de la existencia de Dios.

El filósofo europeo Gustavo Bueno, principal autor de la filosofía materialista, proyectó argumentos a favor de la no existencia de la divinidad.

"la Iglesia católica es la que ha salvado la razón en la historia de Europa.[...]"

Aseguró además que se han invertido los términos:

"la gente dice que no cree en la Iglesia pero que sí cree en Dios. Cuando en realidad es al revés. Creer en Dios es algo metafísico, la Iglesia es algo histórico. Hay que estar en la realidad y saber lo que ha significado la Iglesia en la historia".[6]

Ateísmo protestante[editar]

El ateísmo protestante y la secularización han llegado a ser las últimas consecuencias, coherentes a la negación de la tradición religiosa desde tiempos de Lutero.

El ateísmo protestante rechaza al dios del cristianismo, pero sigue las enseñanzas de Jesús. Thomas Jefferson, por ejemplo, publicó un libro titulado Vida y moral de Jesús de Nazareth, donde elimina cualquier referencia a la divinidad. Otros importantes ATEOS protestantes fueron Rudolf Bultmann, Albrecht Ritschl, Friedrich Schleiermacher, John Robinson y Paul van Buren.

Ejemplo[editar]

Thomas Jefferson, tercer presidente de EE.UU. y padre de la nación publicó un libro titulado La Vida y Morales de Jesus de Nazareth, eliminando cualquier referencia a la divinidad.

Referencias[editar]

  1. a b c Ogletree, Thomas W. The Death of God Controversy. New York: Abingdon Press, 1966.
  2. a b Lyas, Colin. "On the Coherence of Christian Atheism." The Journal of the Royal Institute of Philosophy 45(171): 1970.
  3. a b c d e f g Altizer, Thomas J. J. The Gospel of Christian atheism. Philadelphia: The Westminster Press, 1966.
  4. a b c Altizer, Thomas J. J. and William Hamilton. Radical Theology and The Death of God. New York: The Bobbs-Merrill Company, Inc.,1966.
  5. http://ntwrightpage.com/Wright_Doubts_About_Doubt.htm
  6. "Como ateo me parece absurdo que se retiren los crucifijos", PáginaDigital.es (16/12/2008)

Véase también[editar]