Atamante

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Arcangelo Migliarini (1779 - 1865): Atamante preso de las Erinias (Atamante preso dalle Furie). 1801. Academia de San Lucas.

Atamante es un rey de la mitología griega. Se trata de un monarca beocio que reinó en el país de Coronea o, según otros, en la propia Tebas. Es hijo de Eolo y nieto de Helén. Su leyenda ha servido de tema a varias tragedias y se ha recargado con episodios a veces contradictorios.

Atamante se casó tres veces.

Versiones de su tragedia[editar]

La versión más célebre de su historia hace referencia a su matrimonio con Néfele, de quien tuvo tres hijos, un varón, Frixo y una hembra, Hele (ambos gemelos); y un segundo varón, Macisto. Tras repudiar a Néfele se casó con Ino, hija de Cadmo, con quien tuvo a Learco y a Melicertes. Para asegurar los derechos sucesorios para sus vástagos, Ino proyectó eliminar a los hijos del primer matrimonio, para lo que convenció a las mujeres del país para que tostaran el grano destinado a la siembra del trigo, diciéndoles que así crecería más, por lo que nada brotó cuando los hombres lo sembraron. Ino consiguió convencer de nuevo a las mujeres de que el trigo no había crecido porque los dioses no estaban contentos, así que Atamante consultó entonces el oráculo de Delfos, e Ino sobornó a los emisarios de su marido, que trajeron la respuesta de que para acabar con la carestía se debía sacrificar a Frixo. Cuando ya lo llevaban a inmolar, según algunas tradiciones junto con su hermana Hele, su madre Néfele le dio un carnero con vellón de oro, que los elevó por los aires, llevándolos a Cólquide, si bien Hele se cayó y se ahogó por el camino.

Otra tradición es que el mensajero se habría apiadado, revelando la conjura a Atamante, quien habría ordenado el sacrificio de Ino junto con Melicertes, su hijo. Pero cuando eran llevados a inmolar Dioniso habría sentido piedad de ella que era su tía y fue su nodriza y la envolvió en una nube que la hizo invisible y les permitió escapar. Luego Dioniso habría enloquecido a Atamante, que habría matado a su hijo menor, Learco, arrojándolo a un caldero con agua hirviendo. A su vez, Ino se habría suicidado junto con Melicertes, si bien también existe la versión de que se transformó en divinidad marina y pasa a llamarse Leucótea o Leucótoe.

Versión de Eurípides[editar]

Eurípides sería el autor de una segunda tragedia, de nombre Ino, que trataba de una tercera unión de Atamante, con Temisto, hija de Hipseo ocurrida tras la primera tragedia y retomaba la leyenda. Ino se habría marchado al monte tras el fracaso de su conspiración, a reunirse con las bacantes, servidoras de Dioniso. Atamante, creyéndola muerta se habría casado con Temisto, con quien tendría a Orcómeno y Esfingio; pero Ino vuelve ante Atamante y este la introduce en su palacio como sirvienta. Temisto, celosa, planea acabar con los hijos de Ino, confiándose a la nueva sirvienta sin saber su identidad, ordenándole vestir de blanco a los hijos de Ino y de negro a los suyos. Al hacerlo Ino al revés, Temisto mata a sus propios hijos, suicidándose al darse cuenta.

Versiones alternativas[editar]

Otras versiones dan continuaciones distintas a la primera tragedia. Otra versión es que tras el primer incidente Atamante escapa de Beocia y se establece en un nuevo país, el que el oráculo le indica, diciéndole que encontrará unos lobos devorando un carnero. Allí se establece, creando el reino de Atamantia y casando con Temisto, con quien tendría a Leucón, Eritrio, Esqueneo y Ptoo.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]