Atalaya de El Vellón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La atalaya de El Vellón.

Durante la reconquista, los musulmanes construyeron en el siglo X atalayas entre Toledo y la Sierra para reforzar la vigilancia y para controlar las rebeliones en el mismo Toledo. Fue en tiempos del último emir, Mohammad y el primer califa, Abderramán III.

Atalaya proviene del árabe "tala'la" que significa pequeña torre generalmente circular, destinada para vigilancia y comunicación con otras atalayas o poblaciones.

Se encontraban en lugares estratégicos y no distantes, unos 40 km, aisladas. La comunicación se realizaba, por el día con espejos y señales de humo, y por la noche con hogueras. Así se avisaba a la fortaleza más próxima, de la presencia de tropas cristianas.

Atalaya de El Vellón[editar]

La atalaya de El Vellón se encuentra a medio camino entre El Vellón y El Espartal, sobre un cerro, desde donde se domina el alfoz de Talamanca, de donde era arrabal.

Se puede llegar a ella por la carretera de Talamanca a El Vellón, M-122, a la altura del kilómetro 4,2, tomando una derivación a la derecha.

Construida de mampostería, de sección cilíndrica. El diámetro es de algo más de 6 m y su altura de unos 9 m. El espesor de los muros es de algo más de 1 m.

La puerta de acceso se encuentra a unos 2,50 m del suelo, teniéndose acceso mediante escalera portátil que se escondía cuando no se utilizaba para evitar el acceso de terceros.

Tenía tres plantas comunicadas interiormente por escalera de un solo tramo.

Actualmente se ha restaurado, siendo punto de observación contra incendios.

Las atalayas están protegidas por R. D. 2863/1983 (B.O.E. del 14/09/ 1.983). Bajo la protección del Decreto de 22/04/49, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

Enlaces externos[editar]