Astaroth

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ilustración de Astaroth

Dicen ciertos autores de demonología que Astaroth es el "gran duque del Infierno", de la primera jerarquía demoníaca, en la que también pertenece Belcebú y Lucifer.[cita requerida] En el Diccionario infernal, Astaroth es dibujado como un hombre desnudo con alas, manos y pies de dragón y un segundo par de alas con plumas bajo el principal, llevando una corona, sosteniendo una serpiente con una mano y cabalgando sobre un lobo o un perro.

De acuerdo con Nahum Michaelis es un demonio de primera jerarquía que seduce por medio de la pereza, la vanidad, filosofías racionalistas de ver el mundo y su adversario es San Bartolomé, que puede proteger contra él porque venció las tentaciones de Astaroth. Inspira a los matemáticos, artesanos, pintores y otros artistas liberales, puede volver invisibles a los hombres, puede conducir a los hombres a tesoros escondidos que han sido enterrados por hechizos de magos y contesta a cualquier pregunta que se le formule en forma de letras y números en multitud de lenguas.

De acuerdo con Francis Barret, Astaroth es el príncipe de los acusadores e inquisidores. Según algunos demonologistas del siglo XVI, los ataques de este demonio contra los humanos son más fuertes durante el mes de agosto.

Etimologías y nombres relacionados[editar]

Astaroth es una de las más altas deidades en la jerarquía más alta del infierno en la cual también se encuentran los demonios Belcebú y Lucifer. Astaroth es conocido por muchos como “El Gran Duque del Infierno” y regularmente es acompañado por sus tres principales ayudantes Aamon, Pruslas y Barbatos, según algunos libros y relatos sobre el lo describen como un demonio tan repulsivo que quien lo convoque, tendrá que usar un anillo de plata colgado de la nariz, para aislarse de su desagradable olor.

Es descrito como un hombre desnudo con manos y pies de dragón, con 2 pares de alas, y una corona, incluso hay quienes tienen la creencia de que el no es más que el ángel caído Asrael, pero esto no es cierto.

Este demonio es el tesorero del infierno, por lo que lleva la condena de ser el señor y protector de los hombres de negocios, seduce a los humanos por medio de la vanidad y la pereza, además de que frecuentemente en exorcismos su nombre es mencionado por los poseídos, en multitud de lenguas, por lo que también se dice que gusta de poseer a cualquier humano al que pueda corromper. De acuerdo con Francis Barret, Astaroth es el príncipe de los acusadores e inquisidores.

El nombre de este demonio parece provenir de culturas ancestrales más precisamente de la diosa Astarte una antigua deidad fenicia equivalente a Ishtar, Venus, Stara, Ester, Athar entre otras todas ellas equivalentes a la diosa griega Afrodita, la cual, es la diosa de la lujuria, de la fertilidad y la vida.

Astarte fue traducida como Astharoth en plural en la Biblia del Rey Jacobo y después tomada de alguna mala traducción por lo que fue tomado como nombre de algún otro dios contrario al conocido por la fe católica y puesto como un demonio.

Referencias[editar]