Astérix y los juegos olímpicos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Astérix y los juegos olímpicos
Astérix aux Jeux Olympiques
Publicación
Primera edición En álbum: 1968
Editorial Hachette Livre
N.º páginas 48, a color
ISBN 978-2-01210-144-9
Contenido
Tradición Franco-belga
Género Cómico
Dirección artística
Guionista(s) René Goscinny
Dibujante(s) Albert Uderzo
Serie
Colección Astérix el Galo
Número 12
Numeración 33
Volumen anterior El escudo arverno
Volumen siguiente Astérix y el caldero
Sitio web

Astérix en los juegos olímpicos es el duodécimo tomo de la serie en español de historietas Astérix creadas por Albert Uderzo (dibujos) y René Goscinny (guion).

Argumento[editar]

Un día, a fines de la primavera, Vegestorix está recogiendo champiñones cerca del campamento romano de Aquarium cuando oye fuertes gritos de alegría que vienen del recinto romano. Claudius Mulus ha sido seleccionado para representarlos en los Juegos Olímpicos.

Vegestorix informa de esta noticia en la aldea y pronto se enteran de que los juegos olímpicos consisten en una tregua sagrada mantenida mientras se desarrollan diversas pruebas atléticas en la ciudad griega de Olimpia. Los juegos se realizan cada cuatro años, en el mes de hecatombeon y duran cinco días.

Claudius Mulus se encuentra entrenando en el bosque cuando se cruza con Astérix y Obélix, que lo vencen en todas las pruebas. Regresa al campamento muy desmoralizado y le informa a su centurión, Tulius Borricus, que no quiere participar en los juegos porque ha sido vencido por dos galos en el bosque.

Tulius Borricus va a la aldea de los galos y se entrevista con el jefe Abraracúrcix al que le solicita que sus galos dejen entrenar tranquilo a su campeón Mulus. El jefe galo le contesta que lo pensará y le contestará. Abraracúrcix, en reunión con los aldeanos, decide que lo mejor sería que ellos también participaran en los juegos, ya que con la poción mágica podrían ganar cualquier prueba. Abraracúrcix va al campamento romano y le cuenta al centurión Borricus lo decidido, pero este le responde que los juegos están reservados solo para los griegos y los romanos.

Abraracúrcix regresa apesadumbrado a la aldea con la noticia, pero Astérix encuentra la solución: ellos, desde la conquista de la Galia por Julio César, también son romanos. En la aldea todos desean ser los representantes; pero hay un problema, las pruebas de clasificación terminan siempre en empate, pues la poción mágica les da idéntica fuerza a cada uno. Finalmente deciden que sus representantes en los juegos sean Astérix, por ser el más inteligente y el que tuvo la idea, y Obélix por tener la fuerza permanentemente. Además, todos los varones de la aldea los acompañan a Grecia.

Inmediatamente comienzan los preparativos en la aldea: Abraracúrcix se encarga del viaje y de contratar una buena galera; Panorámix de la preparación técnica de los atletas; Asurancetúrix del ceremonial. Luego de un placentero viaje, en que tienen que hacer de galeotes y un encuentro con piratas, llegan finalmente a El Pireo, el puerto de Atenas. En Atenas, mientras recorren los monumentos, se encuentran con sus “compatriotas” romanos de Aquarium. En los salones de baile sobresale Vegestorix que dice haber rejuvenecido diez años, ya que ahora se siente como un joven de 83.

Por fin llegan a la ciudad de los juegos, Olimpia, la ciudad sagrada con su templo a Zeus y la estatua hecha por Fidias, una de las maravillas del mundo. Garmonparnas, el magistrado olímpico, les advierte de que en los juegos está prohibido que los competidores tomen cualquier sustancia capaz de proporcionarles fuerzas suplementarias bajo pena de descalificación. Los galos deciden que competirán sin la poción mágica representados por Astérix.

En las competencias triunfaban sólo atletas griegos. Sopaconondas, presidente del senado olímpico, expuso a los senadores el problema que tendrían en el futuro si sólo triunfaban sus atletas, el turismo disminuiría, porque los romanos no querrían continuar asistiendo. Sopaconondas les propuso, como solución, hacer una carrera sólo para romanos, así al menos tendrían un ganador.

Los romanos se descubren al enseñar sus lenguas azules.

Panorámix y Astérix habían tenido la idea de inducir a los romanos a que bebieran la poción mágica con lo que serían descalificados, lo que efectivamente ocurre. Todos los romanos llegan juntos a la meta y Astérix a la zaga. Los galos reclaman que hubo trampa en la carrera porque los romanos habían usado una poción, los jueces les hacen mostrar la lengua y todos la tienen azul, signo de que habían tomado una bebida prohibida, menos la de Astérix por lo que es proclamado campeón y recibe la palma de oro.

Los galos regresan a su aldea en la misma nave que los había llevado hasta Grecia y en la fiesta de recepción cuando le pidieron a Astérix que mostrara la palma de oro, este les dijo que se la había regalaado a alguien que la necesitaba más que él. Julio César, en Roma, muy contento con el triunfo de Claudius Mulus en las olimpíadas lo asciende a centurión y a Tulius Borricus a tribuno.

Personajes[editar]

  • Astérix – Guerrero Galo, héroe de estas aventuras.
  • Obélix – Repartidor de menhires. Íntimo de Astérix.
  • Panorámix – Druida de la aldea. Fabrica la poción mágica.
  • Asurancetúrix - Bardo de la aldea.
  • Abraracúrcix - Jefe de la aldea.
  • Vegestorix - Anciano galo.
  • Tulis Borricus - Centurión del campamento de Aquarium.
  • Claudius Mulus - Legionario seleccionado para representar a los romanos en los Juegos Olímpicos.
  • Garmonparnas - Magistrado olímpico - griego.
  • Mixomatos - Guía turístico de Atenas.
  • Recarabos - Dueño de restaurante, primo de Mixomatos.
  • Scarfas - Conductor de carro, primo de Mixomatos.
  • Plexiglas - Posadero ateniense, primo de Scarfas.
  • Sopaconondas - Presidente del senado olímpico, primo de Mixomatos.
  • Tiranosuarius - Legionario romano inscrito en todas las pruebas de lucha.
  • Okeibos - Representante de Rodas en la lucha.

Para tener en cuenta[editar]

  • La poción mágica aumenta la fuerza de los que la beben, pero tiene un tiempo limitado de acción.
  • El origen de la poción mágica se pierde en la noche de los tiempos. Se transmite de boca de druida a oído de druida.
  • Obélix, de niño, cayó dentro de la marmita en que preparaban la poción mágica, por eso, ahora no puede beberla pues sería peligroso, pero tiene una fuerza descomunal permanentemente.
  • La poción mágica le da a todos los que la beben la misma fuerza, por eso en las competencias no puede haber un ganador.
  • Astérix y Obélix se han encontrado muchas veces con los mismo piratas, a los que siempre vencen, después, cuando los piratas los ven, prefieren hundir su barco.
  • A los Juegos Olímpicos no podían asistir las mujeres.

Curiosidades[editar]

  • En el mural en relieve detrás de los dos griegos encargados de las inscripciones para las Olimpiadas fuera de Olimpia, se pueden distinguir dos hombres y un buey. Uno de estos hombres tiene la cabeza caricaturizada de Goscinny, y el otro la de Uderzo.
  • Normalmente son Astérix y Obélix quienes viajan y viven las distintas aventuras. Esta historia es la única en la que viajan todos los hombres del pueblo (acompañados por un rebaño de jabalíes), permitiéndose incluso hacer turismo por la Acrópolis de Atenas (Panoramix dice "Admirad, admirad, amigos míos").

Bibliografía utilizada[editar]

  • Uderzo - Goscinny (1980). Astérix en los juegos olímpicos. Barcelona - Grijalbo Dargaud S.A.