Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (AMMAR) es el sindicato de trabajadoras sexuales de Argentina, una organización que encarga de defender sus derechos y velar por sus intereses. Está afiliada a la CTA (Central de Trabajadores Argentinos). Entre sus reivindicaciones se encuentra la despenalización del aborto.

Sin embargo es una asociación controvertida ya que algunas ONG de lucha contra la trata de personas en Argentina como La Alameda acusan a la asociación de encubrir la trata de personas.[1] Además Claudia Brizuela ex-dirigente de AMMAR-Capital fué procesada por formar y comandar una red de trata de personas en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano.[2] [3] La activista feminista Sonia Sánchez ex-integrante de AMMAR explica en su libro "Ninguna mujer nace para puta" que la prostitución muchas veces esta lejos de ser una elección y que utilizar el término trabajo sexual tal vez no es el correcto, ella define el trabajo sexual como "violencia".[4]

Historia[editar]

Inicios[editar]

La organización se fundó e incorporó en marzo de 1995 a la Central de los Trabajadores Argentinos. La Embajada de Holanda en la ciudad de Buenos Aires contribuyó a la instalación de la oficina con la que cuenta actualmente el sindicato dentro del edificio de la CTA.

En su carta dirigida a sus compañeros de la CTA, la organización expresó que

estamos luchando por ser reconocidas como "trabajadoras sexuales" y para que se nos respeten nuestros derechos, los que nos son negados permanentemente. Ser reconocidas como personas y que se nos deje de llamar putas, las locas de la calle, prostitutas, porque estamos convencidas que son muchas las formas de prostituirse. Luchamos para que no nos traten diferente, porque no somos diferentes (...). La policía y gran parte de la sociedad quiere combatir la prostitución., pero no es privándonos de nuestros derechos como lo van a lograr (...). A aquellos que no entienden por qué ejercemos este oficio (por cierto el más viejo), les decimos que hay tantas cosas que no están claras ni para nosotras mismas... entonces por qué en vez de juzgar y criticar, no tratamos de entender (...). No somos extrañas, somos iguales a cualquier otra persona, con angustias, alegrías, ilusiones y —por sobre todas las cosas— madres

En el ámbito internacional, a partir del año 1997 y sobre la base de contactos con distintas organizaciones cercanas, se produjo la creación de la Red de Trabajadores Sexuales de Latinoamérica y el Caribe; en ella se articulan organizaciones y puntos focales de los distintos países del continente. Elena Reynaga, como representante de Ammar, preside esta red.

La acción de Ammar contribuyó a la derogación de los edictos policiales y la despenalización de la prostitución callejera en la ciudad de Buenos Aires por un breve período, hasta la reforma del artículo 71 del Código Contravencional el 4 de marzo de 1999, que volvió a sancionar la oferta de sexo en la vía pública en determinados casos.

El asesinato de Sandra Cabrera[editar]

El 27 de enero de 2004 fue asesinada Sandra Cabrera, secretaria general de AMMAR en Rosario. Cabrera había presentado denuncias en contra de algunos agentes de la policía local, acusándolos de corrupción y de pedir dinero a las trabajadoras sexuales del lugar a cambio de dejarlas ejercer su trabajo. Por este motivo recibió amenazas, tanto en contra de ella como de su hija. En noviembre de 2003 fue brutalmente golpeada dentro de su domicilio y se la amenazó para que dejase de realizar denuncias. Fue asesinada dos meses después de un disparo en la cabeza. Su cuerpo fue encontrado cerca de la terminal de colectivos de Rosario.

Actualidad[editar]

En 2003, Elena Reynaga, secretaria general de Ammar, fue la encargada del cierre del "II Encuentro sobre VIH-SIDA DE Latinoamérica y el Caribe", que se realizó en Cuba. Actualmente, el sindicato tiene representación en más de la mitad de las provincias de Argentina. La secretaria general es la ya mencionada Reynaga, y la secretaria adjunta, Jorgelina Sosa.

Controversias[editar]

Si bien la asociación busca defender los derechos de las mujeres que trabajan del sexo, ciertas ONGs como La Alameda han acusado a AMMAR de promover redes de trata de personas en la Argentina, ya sea mediante el encubrimiento o la promoción de sitios en los que ocurre la trata de personas. Por ejemplo en Septiembre del 2013 una investigación con cámara oculta por la misma ONG descubrió que una posible víctima de trata auspiciaba sus servicios en la pagina web www.hotbariloche.com.ar. Sitio web prostibulario que contaba con el auspicio de la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (AMMAR).[5] [6]

El 17 de Octubre del 2014 Claudia Brizuela ex-dirigente de AMMAR-Capital desplazada del cargo en agosto del 2012, fué procesada por formar y comandar una red de trata de personas en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano. La asociación regenteaba dos burdeles en capital federal y seis en la localidad bonaerence de San Miguel. Las mujeres víctimas de trata eran adiestradas a mentir de forma premeditada (mediante ensayos), por ejemplo durante el allanamiento las mujeres decían, “Somos una cooperativa y estamos sindicalizadas” mostrando su carné de AMMAR. Sin embargo se probo que las víctimas eran obligadas a trabajar 36 horas seguidas y amenazadas con ser quemadas con ácido si se negaban a tener sexo. La asociación ofrecía una pantalla legal a la red de trata mediante la afiliación de las víctimas a Ammar-Capital asociación que esta afiliada a la Central de Trabajadores de la Argentina. La ex-titular de Ammar-Capital Claudia Brizuela, fué caratulada de “partícipe necesaria”.[2] [3]

La activista feminista Sonia Sánchez ex-integrante de AMMAR esplica en su libro "Ninguna mujer nace para puta" que la situación que lleva a una mujer a hacerse prostituta muchas veces esta lejos de ser una elección, criticando la visión de AMMAR de que "la prostitución es un trabajo", ella plantea que "la prostitución es violencia". Ya que esta elección que muchas veces esta marcada por una alta marginalidad y además por la trata de personas. Sonia Sánchez fué inmersa en la explotación sexual de la calle y luego llevada a un burdel en Río Gallegos en el que fué víctima de trata de persona por proxenetas. Luego logró escapar y se unió a AMMAR asociación de la que dejó en 2006 por su postura hacia la prostitución, Sonia Sánchez afirma que en el 2000 la CTA comensó con el discurso de "trabajo sexual", y fué echada de la CTA en 2002 por defender su postra que afirmaba que la prostitución no es un trabajo.[4]

Te prostituye el hambre por 15 pesos, el prostituyente te da $20 pero saca el preservativo. Con el hambre no hay negociación posible. [...] Me gusta nombrar las cosas por su nombre. Uso la palabra puta porque no permite disfrazar, ni mentir. Si vos decís mujeres en situación de prostitución o trabajadoras sexuales, estás maquillando la realidad. La prostitución es violencia y humillación, no es trabajo. El hambre y la vulnerabilidad fabrican putas y lo grave es que hoy la explotación sexual está organizada y globalizada.

Sonia Sánchez.[4]

Referencias[editar]

  1. «El debate más incómodo». 25.04.2013. Consultado el 24 de noviembre de 2014. 
  2. a b «Ex dirigente de Ammar procesada por liderar red de trata». Consultado el 24 de noviembre de 2014.
  3. a b «La dirigente comprometida con la trata». Consultado el 24 de noviembre de 2014.
  4. a b c «Wuiovich presento varios proyectos " Visita de Sonia Sánchez, Taxi – Flet y Aero Club"» (18 neviembre de 2014). Consultado el 24 de noviembre de 2014.
  5. «Prostíbulos y trata en Bariloche». Consultado el 24 de noviembre de 2014.
  6. «Investigación con cámaras ocultas revela supuesta trata de personas en Bariloche». Consultado el 24 de noviembre de 2014.

Enlaces externos[editar]