Asedio de Przemyśl

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Asedio de Przemyśl
Frente Oriental en la Primera Guerra Mundial
Salissoglio1915.jpg
La fortaleza de Przemyśl en 1915
Fecha 24 de septiembre de 1914-22 de marzo de 1915
Lugar Przemyśl, actualmente en Polonia
Resultado Victoria rusa
Beligerantes
Bandera de Rusia imperio ruso Flag of Austria-Hungary (1869-1918).svg Imperio austrohúngaro
Comandantes
General Radko Dimitriev
Andrei N. Selivanov
General Hermann Kusmanek
Fuerzas en combate
300 000 Guarnición de Przemyśl (126 000)
Bajas
115 000 (40 000 de ellas en los primeros días del asedio) Al menos 16 000 y 110 000 prisioneros
[editar datos en Wikidata]

El asedio de Przemyśl fue uno de los más grandes sitios de la Primera Guerra Mundial y supuso una aplastante derrota del Imperio austrohúngaro ante el Imperio ruso. El sitio de Przemyśl comenzó el 24 de septiembre de 1914, fue suspendido brevemente en octubre debido a una contraofensiva austrohúngara el 11 de ese mes y retomado el 9 de noviembre. La guarnición austrohúngara se rindió el 22 de marzo de 1915, tras resistir un total de ciento treinta y tres días.

Antecedentes[editar]

Przemyśl y fortalezas que lo rodeaban.

Durante la ofensiva rusa en Galitzia hacia Leópolis en 1914, el general Nikolái Ivánov avasalló a las fuerzas austrohúngaras al mando del jefe del Estado Mayor Franz Conrad von Hötzendorf en la batalla de Galitzia, logrando que el frente austríaco retrocediese más de ciento sesenta kilómetros hasta las montañas de los Cárpatos. La fortaleza de Przemyśl fue el único puesto austríaco que se mantuvo en manos de estos y el 28 de septiembre se encontraba completamente aislado tras las líneas rusas. Los rusos se hallaban en situación de amenazar la región industrial alemana de Silesia, por lo que la defensa de Przemyśl cobró importancia tanto para los austrohúngaros como para los alemanes.

Primera fase del sitio[editar]

El 24 de septiembre, el general Radko Dimitriev, comandante del III Cuerpo del Ejército ruso comenzó el asedio de la fortaleza. Dimitriev no contaba con suficiente artillería de sitio cuando comenzó el asedio pero, en lugar de esperar a que el alto mando ruso le enviara las piezas de artillería necesarias, ordenó un asalto a gran escala de la fortaleza antes de que una fuerza de socorro austrohúngara pudiese auxiliarla. Durante tres días, los rusos atacaron, no lograron avances y sufrieron cuarenta mil bajas. Mientras esto sucedía, el general alemán Paul von Hindenburg lanzó una ofensiva contra Varsovia en el norte. A la vez del ataque alemán a Varsovia, el general Svetozar Boroevic von Bojna encabezó una fuerza de socorro a Przemyśl. El 11 de octubre, Dimitriev levantó el asedio y se retiró más allá del río San. Von Hötzendorf tenía esperanzas de que un asalto combinado del ejército de Boroevic y la guarnición de Przemyśl infligiría un duro golpe a los rusos.

Segunda fase del asedio[editar]

El 31 de octubre de 1914, Hindenburg había sido derrotado en la batalla del Vístula y hubo de abandonar su asalto a Varsovia. Esto hizo que Boroevic se retirase a su vez de la línea del río San y abandonase el proyecto de ofensiva hacia Rusia de Von Hötzendorf. El 9 de noviembre, los rusos retomaron el asedio de Przemyśl. Las fuerzas de Dimitriev, sin embargo, fueron asignadas al norte. El 11.º Ejército ruso al mando del general Andréi Selivanov asumió las operaciones de asedio. Selivanov no ordenó ningún ataque frontal como había hecho Dimitriev, sino que que trató de someter a la guarnición por hambre. En febrero de 1915, Boroevic dirigió otra fuerza de socorro hacia la fortaleza cercada.

A finales del mes de febrero, todos los esfuerzos de socorro habían fracasado y Von Hötzendorf informó a Hermann Kusmanek von Burgneustädten, comandante de la plaza, de que no habría más intentos de rescate de la fortaleza. Por su parte, Selivanov obtuvo la artillería suficiente para reducir la fortaleza. Los rusos tomaron las defensas septentrionales el 13 de marzo de 1915. Una improvisada línea de defensa detuvo temporalmente los asaltos rusos y dio a Kusmanek el tiempo suficiente para destruir todo lo que quedaba en la ciudad que consideró pudiese ser útil a los rusos. El 19 de marzo, Kusmanek ordenó intentar romper el cerco, pero sus ataques fueron rechazados y se vio obligado a retirarse de nuevo a la ciudad. Con nada útil dentro de ella ya, Kusmanek no tuvo más remedio que rendirse. El 22 de marzo, la guarnición de ciento diez mil hombres se entregó a los rusos.

Consecuencias[editar]

Estatua que conmemora el asedio de Przemyśl, en Budapest, Hungría.

La caída de Przemyśl llevó a muchos a creer que Rusia lanzaría a continuación una gran ofensiva en Hungría. Esta ofensiva nunca se produjo, pero incluso así la pérdida de Przemyśl fue un duro golpe a la moral del Imperio austrohúngaro. Un revés añadido fue el hecho de que Przemyśl se suponía que solo contaba con cincuenta mil soldados, pero fueron más de ciento diez mil los austrohúngaros que se rindieron con la fortaleza, una pérdida mucho mayor de la esperada. Los rusos mantuvieron la plaza hasta el verano de 1915, cuando una ofensiva austro-germana hizo retroceder el frente ruso en Galitzia.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Tucker, Spencer (1998). The Great War, 1914-1918 (en inglés). Indiana University Press. p. 296. ISBN 9780253211712. 

Enlaces externos[editar]