Arturo Meza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Arturo Meza
Mezason.jpg
Arturo Meza en 2000 en la UNAM.
Datos generales
Nombre real Arturo Meza
Nacimiento 15 de diciembre de 1956
Origen Tocumbo, Michoacán, México
Ocupación Músico, escritor, poeta, médico.
Información artística
Género(s) Rock, rock progresivo, folk, norteña, son, blues, sinfónica.
Instrumento(s) voz, guitarra, bajo fretless, armónica, teclados, arpa, armonio.
Período de actividad 1977 a la fecha.
Discográfica(s) Gente de México
Artistas relacionados Decibel, Krol Voldarepet Knat Didáctico, Chac Mool, Jorge Reyes, La Tribu, Rodrigo González, Gerardo Enciso, Rafael Catana, Roberto González, Bob Dylan, Charly García.
Web
Sitio web www.arturomeza.com
[editar datos en Wikidata ]

Arturo Meza (n. Tocumbo Michoacán, México; 15 de diciembre de 1956) es un importante compositor, músico, multiinstrumentista, cantante, poeta y escritor independiente mexicano. Artista prolífico, creador de una vasta obra e inventor de instrumentos musicales (mezáfono, teclaedro, oglio y yeloguerlizet). La base de su composición es el folk, la canción sin más instrumentación que la voz, guitarra y ocasionalmente una armónica, aunque ha incursionado en los más diversos ritmos musicales, como la música sinfónica, rock progresivo, rock, blues y tradicional mexicana (norteña y son). De entre los compositores independientes contemporáneos de canciones en México, es el que mayor obra tiene realizada y publicada.[1]

Líneas generales de su obra[editar]

Las influencias de la obra de Meza pueden dividirse en dos: las musicales y las literarias por la razón mencionada. La base musical de su obra es la popular -voz, diversos tipos de guitarras y sintetizadores- aunque ha incursionado en la composición de música sinfónica ejecutada con sintetizadores. Dada la extensa obra publicada por Meza y la variedad de influencias y ritmos en los que ha incursionado, podemos esbozar las líneas generales de influencia: la canción denominada de autor, con influencias de Charly García -al que ha reversionado dos ocasiones- Bob Dylan, Leonard Cohen, Jaime López, Rafael Catana, Gerardo Enciso -contemporáneo de estos tres últimos-; una fuerte influencia del progresivo por la inclusión permanente de sintetizadores y arreglos de tipo sinfónico en gran número de sus canciones.

Por otro lado, en sus letras y obra literaria tiene a la inclusión de elementos indígenas y de tipo mexicanista y por otro lado la tradición mitológica medieval y europea de los que toma simbolismos y metáforas variadas. Su obra condensa influencias igualmente variadas y su poética es la esencia de sus canciones por la riqueza de imágenes y metáforas que ha incluido.

Inicios[editar]

Según lo referido en varias entrevistas y en el booklet de su disco Dedopingüe, Meza aprendió a tocar la guitarra en la infancia en su pueblo natal Tocumbo, Michoacán, con el trío norteño integrado por el maestro Manuel Ceja, un albañil apodado Cuachangas y Meza, quien tenía que quedarse afuera de las cantinas por ser menor de edad. «Creo que las influencias musicales se dan en la pubertad. A mi me influencio la música ranchera y norteña de Los Broncos de Reynosa, Los Alegres de Teherán, Las Jilguerillas, José Alfredo Jiménez o Cuco Sánchez, que fue con la que aprendí a tocar y cantar»,[2] Más tarde conoció a The Beatles, Bob Dylan y The Kinks. A los quince años emigró a la Ciudad de México.

Sus inicios formales fueron con Decibel e Ingreso Libero, «un quinteto formado por Alberto Herr, percusiones; Juan Wolfgang Cruz, bajo; Juan Andrade, vocales; Carlos Alvarado, flautas y clarinete; y el propio Meza en las guitarras»[3] en 1976. Para 1977 integró Krol Voldarepet Knact Didáctico, un colectivo de música experimental basado en la influencia del rock progresivo y compositores contemporáneos académicos como Krzysztof Penderecki y György Ligeti.

Primera etapa: música ersal[editar]

La primera etapa de Meza como músico, de 1976 a 1984 es la de la realización de música con un fin místico y ceremonial. Una de sus mayores influencias es la obra de Josefa Rosalía Luque Álvarez, religiosa argentina quien a través de obras como «Orígenes de la Civilización Adámica» y «Arpas Eternas» narra la vida de los Kobdas y Abel en el primero y Jesús y los eseniosen el segundo. Arturo retomó algunos textos y los musicalizó, pero dicha influencia será un referente en toda su labor artística y personal venidera. Su estilo no puede encausarse totalmente en una sola corriente, ya que mediante sus conocimientos musicales y filosóficas busca y conduce a la relajación del ser. En esos años Meza realiza música como forma de introspección y buscando experiencias y estados metafísicos[4] (a dicho trabajo lo ha llamado música ersal, como sus obras Suite Koradi o In principio), pero ha preferido la realización de canciones para llevar su mensaje de una forma más abierta y fácilmente cognoscible. Uno de los principios de su pensamiento es la salvación del hombre y del género humano mediante el amor puro como energía única.

«Si te fijas en todas las cosas que hay en el planeta, existen por la vibración. Estamos en un mundo orgánico, un plasma donde todo vibra; desde la partícula más pequeña hasta el mineral y las ideas. Todo es vibración. Entonces todos los seres somos musicales. Concibo al universo esencialmente musical... me atrevo a decir que la música sostiene al universo».[5]
Arturo Meza en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

Segunda etapa: canciones[editar]

Es en 1984 cuando inició su carrera solista con la grabación y publicación del disco No vayamos a irnos sin el mar, el cual surge como una fusión de textos y música europea y originaria. En lo sucesivo se dedicará a la composición de su obra más conocida,[6] la misma que ha interpretado a lo largo y ancho de México y otros países como Estados Unidos, Bolivia y España, con canciones basadas en la guitarra y voz, género que consideró menos algún tiempo y que le ha servido como vehículo para dar a conocer su mensaje de amor, unión y la difusión de varios principios que muchos de sus seguidores que llenan sus conciertos.[7] Desde el inicio de sus presentaciones, Meza promovió que su público conviviera entre sí para generar lazos de fraternidad y llevar a la práctica los principios que enuncia, lo que se ha convertido ya en una costumbre entre los mismos.

Aunada a su labor artística Meza fundó el sello discográfico Gente de México que ha producido discos de vinil, cassettes y discos compactos dado que ideológicamente se ha mantenido fuera de cualquier convenio comercial con las empresas discográficas. También ha promovido la salud física y espiritual realizando terapias de sanación y preparando medicamentos naturales. De igual manera, participa en conciertos de apoyo a causas sociales como las de el EZLN y promovido la apertura de comedores populares.

Por muchos años Meza editó una cantidad reducida de discos de vinilo y cassettes hoy inconseguibles, que se vendieron de forma personal en sus presentaciones o en sitios alternativos como el Tianguis del Chopo, copiándose y distribuyéndose de persona en persona y con el arribo de internet mediante mp3. Es hasta hace unos cinco años cuando copias remasterizadas de sus obras en discos compactos se venden con regularidad en algunas librerías y tiendas de discos.

Acompañado por lo general únicamente de su voz y de una omnipresente guitarra electroacústica Kramer modelo Strat, se ha presentado en la mayor parte de las ciudades grandes de México; en fechas más recientes ha viajado a Chicago, Illinois, Estados Unidos, donde se presenta exitosamente con frecuencia. Actualmente se encuentra realizando una serie de conciertos por México para celebrar 30 años de actividad artística.

Discografía[editar]

Tiene en su haber 33 producciones discográficas, sumando más de 270 canciones conocidas:

Ha musicalizado textos de François Villon, Rubén Darío, Jorge Luis Borges, Denise Levertov, Nezahualcoyotl, Boanergés de Magdaló, Luis G. Franco, William Blake, Mario Santiago Papasquiaro, Margarito Cuéllar, José Eugenio Sánchez, Arnulfo Vigil, Rey Bohindra, Charly Garcia y Josefa Rosalía Luque.

Colaboraciones[editar]

  • Cantos de todos - Chiapas, participa con el tema «Al E.Z.L.N.»
  • Imagina - Homenaje a John Lennon (2001), participa con el tema «Juan»
  • 20 y 10 El fuego y la palabra. Palabra (2004), participa con el tema «La rebeldía de la luz»
  • A ver cuando vas... los rupestres a Rockdrigo González (2005), participa con el tema «Hombre de plata»
  • Nomedites 4 - Poetas, trovadores y rocanroleros (2005), participa con el tema «El poeta declara su nombradía»
  • Nomedites 8 - Infrarrealismo (2006), participa con los temas «Luciérnaga fugaz» y «Devoción Cheroke»

Colaboraciones con otros músicos y autores[editar]

  • En los discos: Los Valses de Alejandra (1989 (con la canción El vals de los trostrospitos en la casa de los espejos líquidos); Vía Láctea (1985); Undersun (grupo originario de Guanajuato al cual produjo en 1988; además colaboró en la composición y canto de la canción «Música sin sombras» del mismo disco); con Jarris Margallis en su disco «Soul» con los temas «Y» y «El Nahual»; «Comala», «Ek Tunkul» y «Nierika» de Jorge Reyes así como en discos de Eblén Macari, José Luis Fernández Ledezma, Oxomaxoma, Lalo Laredo y Lieto Bozz.
  • Produjo en 1993 el casette independiente de Fosa Común, proyecto de Tizoc Briseño[6] y Jorge Luis «Cox» Gaytán.

Con Arturo Meza han colaborado los músicos:

  • En sesión:

José Luis Fernández Ledezma, Germán Bringas, Julio Sandoval, Octavio Patiño «Blu», Carmen Leñero, Eblén Macari, José Luís Almeida, Emiliano Marentes, Alberto Herr, Juan Wolfgang Cruz, Armando Nava-Loya, Jaime Moreno, Villarreal, Maja Rustige, Marisa De Lille, Pedro Tello, Jorge Reyes, Félix Betanzos, Adriana Calleja, Jorge Calleja, Víctor Manuel Corral, Carlo Bernal, Lieto Bozz, Alquimia, y Undersun, entre otros.

Homenajes[editar]

En 2003 la cantante Ana de Alba publicó el disco doble «Ángel de Barro», donde interpretó canciones de Arturo Meza. En el participaron los músicos Héctor Hoyo, Jorge Luis «Cox» Gaytán, Jorge García, Sergio Calderón, Elena Sánchez y César «Perico el payaso loco» (La Perra), Daniel Rivadeneyra (La forja), Daniel Soberanes, Tizoc Briseño, José Tavares, Norma Villarreal, Ramón Sánchez, Salvador Moreno (La Casta), Armando Velasco, Enrique Valadez, Germán Bringas, Rafael Catana, José Luis Fernández Ledezma, Mónica del Águila, Arturo González, Margarita Botello, Agustín Pimentel, David Méndez, Alejandro Méndez, Ramiro Ramírez, Nina Galindo, Noemí Mondragón y Baldomero Jiménez.

Prosa[editar]

Su prosa se influencia principalmente del realismo mágico y de la novela mexicana de principios del siglo XX. En la mayor parte de sus textos utiliza un modo discursivo proveniente de las clases bajas, escrito con la pronunciación literal. Ha publicado en prosa:

  • Ansina como endenantes (Oficio Ediciones, 1993)
  • El diablero (Gente de México, 1995)
  • Historias de agua (1998)
  • Dord (2003)
  • Juan Matilde (2005)
  • Planetamor (2005)
  • Dándole de tragar al Diablo (2005)
  • Cartapacio del Infierno. El evangelio de Maria Magdalena (2007)
  • El Circulo del Fuego Negro.(2008)
  • Nidodecuervos.(2008)
  • Exiliados Celestes(2009)
  • Viajero del infinito(2010)
  • Los mensajes de Fátima (2011)
  • Laberinto de sombras (2011)
  • Los Buñuelados del Olvidel (2013)
  • 69 de agosto (2014)

Poética[editar]

Ha publicado:

Representaciones teatrales[editar]

En el año 2004, en la ciudad de Guadalajara, México, el grupo de teatro llamado Memoria A, hizo un montaje teatral con una adaptación del cuento Ansina como endenantes del libro homónimo. Fabián Luévano hizo la dramaturgia y a su vez dirigió este montaje que tuvo una excelente respuesta por parte del público. Sobre la obra, que presenció Arturo Meza, el crítico Jorge Fábregas comentó: «Hay que felicitarlos porque hacen un teatro crítico, entusiasta y que busca la originalidad».[8]

Referencias[editar]

  1. Luis Vicente de Aguinaga. «La voz de Arturo Meza» en Mural, Guadalajara Jalisco, 2003. Versión electrónica en [1]
  2. Ricardo Bravo. «Cronista del alma» en Nuestro Rock 92, en [2]
  3. David Cortés. El otro rock mexicano, en [3]
  4. «Era intuitivo únicamente, porque la enseñanza que recibíamos era de explorar nuestro cuerpo como un universo, y al explorar dentro de ti en base a un a premisa que dice que no estas dentro del universo sino que el universo esta dentro de ti, ahí esta el laboratorio, inclusive todavía canto una que me gusta mucho «Canto por niño», de hace mil años. Es algo que brota totalmente del espíritu», en Revista Liras. Arturo Meza en Monterrey. México, 1998. Versión electrónica en [4]
  5. Marco Antonio Rueda. «La música es una gran conciencia que sostiene al universo» en Revista Conecte, México, 1987. Versión electrónica en http://web.archive.org/20071214205208/www.geocities.com/relojceleste/entrevista1.html
  6. «Después empecé a hacer canciones de contenido social, también en un afán de exploración y acercamiento de la gente. de ahí viene No vayamos a irnos sin el mar y Sin titulo en donde cuestiono el sistema político y religioso que hipnotiza a la gente y hay que hacer ver que hay otros caminos como el del alma que es él mas chido, ¿no?» en Ibid.
  7. «Lo que pasa es que el amor puede ser muy contundente, es para valientes, no para cobardes ni mediocres. Si hablo de este mundo global, de un sistema que es un fracaso, viene de alguien que quiere un mundo amoroso. Decir que los grandes emporios económicos han generado comunidades de grandes profesionistas, obreros calificados y no tan calificados, escoria humana, que han generado un sistema bastardo de cosmos, el dinero, es también por amor» en Gerardo López Moya. «Libertad absoluta, el juglar Arturo Meza», en Revista Lengua, México, 1998. Versión electrónica en http://web.archive.org/20091027132201/www.geocities.com/relojceleste/entrevista4.html
  8. Jorge Fábregas. «Ansina, “maestros”, ansina» en Peripecias de Público, Guadalajara Jalisco, 2004. Versión electrónica en [5]

Enlaces externos[editar]