Artículo 48 (Constitución de Weimar)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Portada de la Constitución de Weimar.

El artículo 48 de la Constitución de la República de Weimar (1919-1933) permitía al Reichspräsident, bajo ciertas circunstancias, tomar «medidas de emergencia» (incluyendo la promulgación de decretos legislativos)[1] sin previo consentimiento del Reichstag (parlamento alemán).[2] La legislación promulgada bajo este artículo de la constitución era denominada como Notverordnung (decreto de emergencia). El artículo 48 fue usado por el presidente Paul von Hindenburg en 1930 para ocuparse de la crisis económica de la época. En 1933, nombró a Adolf Hitler canciller, tras lo cual se estableció una dictadura. Este fue el fin de la República de Weimar y el inicio del Tercer Reich.

Orígenes y funcionamiento[editar]

Es probable que los redactores de la Constitución de Weimar esperaran que el artículo 48 fuera usado para «emergencias» o en caso que el Presidente temiera un levantamiento similar a la revuelta civil que azotó Alemania entre 1918 y 1919. No obstante, el texto del artículo no definía con precisión el tipo de emergencia que justificaría su uso y el primer presidente de la República, el socialdemócrata Friedrich Ebert utilizó con frecuencia el artículo 48 en lugar de acudir a la acción parlamentaria.[3] Cuando la situación económica alemana comenzó a deteriorarse tras el estallido de la Gran Depresión a inicios de los años 1930, los sucesivos gobiernos encontraron imposible alcanzar una mayoría parlamentaria que les permitiera aprobar cualquier política, sin importar si era propuesta por la izquierda, derecha o el centro.

Durante la primavera y verano de 1930, el canciller Heinrich Brüning halló un gobierno incapaz de obtener una mayoría parlamentaria para aprobar su reforma financiera, la cual fue desestimada en una votación del Reichstag; sin embargo, el gobierno no intentó negociar seriamente con el parlamento para encontrar un modus vivendi. En su lugar, Brüning pidió al presidente Paul von Hindenburg que invocara el artículo 48 para promulgar la reforma como un decreto de emergencia y, con ello, otorgar al gobierno de Brüning la autoridad para actuar sin consentimiento del Reichstag.[4] Cuando von Hindenburg utilizó su autoridad y emitió el decreto, el Reichstag lo rechazó por una pequeña mayoría[5] el 18 de julio de 1930. Bajo el artículo 48, este voto por una mayoría simple del Reichstag invalidaba el decreto presidencial. Frente a una crisis del poder legislativo cuando la situación económica demandaba acción, Brüning pidió a von Hindenburg que disolviera el parlamento y llamara a nuevas elecciones. El Reichstag fue disuelto y se programaron nuevas elecciones para el 14 de septiembre de 1930.

La elección produjo una mayor representación en el Reichstag por parte de los Partido Comunista de Alemania y de los nazis, a expensas de los partidos políticos moderados de clase media.[6] Formar una mayoría parlamentaria se hizo cada vez más difícil para Brünning y su gobierno se desempeñó repetidamente invocando el artículo 48 entre 1930 y 1932. Los gobiernos posteriores de los cancilleres Franz von Papen y Kurt von Schleicher durante el tumultuoso año 1932 obtuvieron el mismo decreto del presidente von Hinderburg sobre la base del artículo 48, cuando hallaron a su vez que era imposible conseguir una mayoría parlamentaria cuando los partidos extremistas de izquierda y derecha ganaban poder.

El uso excesivo de los decretos de emergencia y el hecho que los sucesivos gobiernos ya no fueran responsables ante el Reichstag probablemente cumplieron un rol importante en la pérdida de confianza del público en la democracia constitución y, a su vez, llevó al ascenso de los partidos extremistas. Así, la invocación del artículo 48 por parte de diversos gobiernos contribuyó a sellar el destino de la República de Weimar.

Texto del artículo[editar]

Artikel 48 Artículo 48
Wenn ein Land die ihm nach der Reichsverfassung oder den Reichsgesetzen obliegenden Pflichten nicht erfüllt, kann der Reichspräsident es dazu mit Hilfe der bewaffneten Macht anhalten. En el caso de un estado[7] que no cumpla con los deberes que le haya impuesto el Reich, la Constitución o las leyes del Reich, el presidente del Reich podrá hacer uso de las fuerzas armadas para compelerlo a hacerlo.
Der Reichspräsident kann, wenn im Deutschen Reiche die öffentliche Sicherheit und Ordnung erheblich gestört oder gefährdet wird, die zur Wiederherstellung der öffentlichen Sicherheit und Ordnung nötigen Maßnahmen treffen, erforderlichenfalls mit Hilfe der bewaffneten Macht einschreiten. Zu diesem Zwecke darf er vorübergehend die in den Artikeln 114, 115, 117, 118, 123, 124 und 153 festgesetzten Grundrechte ganz oder zum Teil außer Kraft setzen. Si la seguridad y el orden público al interior del Reich son severamente dañados o están en peligro, el presidente del Reich podrá tomar las medidas necesarias que lleven a restablecer el orden, interviniendo con la asistencia de las fuerzas armadas, de ser necesario. Para este propósito, podrá suspende temporalmente, totalmente o en parte, los derechos fundamentales proveídos en los artículos 114, 115, 117, 118, 123, 124 y 153.
Von allen gemäß Abs. 1 oder Abs. 2 dieses Artikels getroffenen Maßnahmen hat der Reichspräsident unverzüglich dem Reichstag Kenntnis zu geben. Die Maßnahmen sind auf Verlangen des Reichstags außer Kraft zu setzen. El presidente del Reich debe informar al Reichstag sin demora sobre todas las medidas tomadas de acuerdo a los párrafos 1 y 2 de este artículo. Estas medidas pueden ser revocadas a petición del Reichstag.
Bei Gefahr im Verzuge kann die Landesregierung für ihr Gebiet einstweilige Maßnahmen der in Abs. 2 bezeichneten Art treffen. Die Maßnahmen sind auf Verlangen des Reichspräsidenten oder des Reichstags außer Kraft zu setzen. Si el peligro es inminente, el Gobierno del Estado puede tomar medidas temporales para su propio territorio, como lo provee el párrafo 2. Estas medidas pueden ser revocadas a petición del Reichstag.
Das Nähere bestimmt ein Reichsgesetz. Los detalles serán determinados por una ley del Reich.

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. El artículo no otorgaba al Presidente, expresamente, la facultad de dictar legislación. Sin embargo, tal poder legislativo estaba implícito, pues el artículo concedía al Reichstag la posibilidad de anular el decreto de emergencia por una votación de mayoría simple. Esta previsión consitucional contemplaba, por tanto, la posibilidad de que el decreto presidencial interfiriera en la función legislativa del Reichstag y establecía como mecanismo de control ex post facto, la decisión colegiada del parlamento. Mommsen confirma que solo una mayoría simple del Reichstag era necesaria para revocar un decreto de emergencia. Mommsen, Hans (1998). The Rise and Fall of Weimar Democracy. UNC Press. pp. 57–58. ISBN 0807847216. 
  2. Por sus condiciones específicas, el artículo 48 requería que el Presidente informara al Reichstag «inmediatamente» después de la emisión del decreto de emergencia y, además, permitía que el Reichstag, con una mayoría simple, anulara el decreto de emergencia. La cámara alta de la legislatura (el Reichsrat) no estaba involucrado para nada en este proceso. Véase el párrafo 3 del artículo 48 y Evans, Richard J. (2004). The Coming of the Third Reich. Penguin. pp. 80–84. ISBN 1594200041. 
  3. Ibid. Además de las cuestiones de control federal planteadas previamente, Ebert también usó el artículo 48 para afrontar las "emergencias financieras" que surgieron de la hiperinflación a la cual estuvo sujeta la economía alemana entre 1923 y 1924. Mommsen señala que Ebert había conseguido considerable libertad bajo el artículo 48 para lidiar con la inflación y los asuntos relaciones con el marco alemán; es dudoso que los redactores hayan esperado que este tipo de emergencia calificara como una que necesitara la invocación del artículo 48 (Mommsen 1998: 137)
  4. De hecho, esta fue la primera vez que un proyecto que había sido rechazado por el Parlamento fue promulgado por medio de un decreto del Ejecutivo y la constitucionalidad de tal táctica ha sido cuestionada (Kershaw, pp. 320-325).
  5. Los socialdemócratas cooperaron con los nazis en el rechazo del decreto, al igual que los comunistas y los nacionalistas de Alfred Hugenberg. El decreto recibió 236 votos en contra y 221 a favor (Maehl, The German Socialist Party, p. 168).
  6. Los nazis incrementaron sus escaños de 12 a un respetable 107, de un total de 577, con lo cual se convirtieron en el segundo partido más importante en el Reichstag; solo los socialdemócratas tenían mayor número de representantes: 143.
  7. El término alemán Land se traduce de manera más apropiada como "estado", dado que tanto la República de Weimar, el Imperio alemán como la república federal moderna eran un Estado federal que consistía en varios Länder con algún grado de autonomía.

Enlaces externos[editar]

«Weimar Constitution» (en inglés). PSM Data Geschichte. Consultado el 2 de julio de 2013.