Armadura de malla

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cota de malla; Museo de Paris

La armadura de malla es una armadura constituida de anillos de hierro entrelazado entre sí en un patrón complejo que se denomina 4 en 1 es decir un anillo sujeta cuatro.

La invención de la armadura de malla se atribuye a las tribus celtas. Se comenzó a usar alrededor del siglo V a.C y desde entonces hasta el siglo XVI, la armadura de malla se divide en varias piezas: La cota de malla, el almofar y las brafoneras.

Tipos de Armadura de malla[editar]

Existen 3 tipos de armadura de malla:

  1. Cota de malla: La cota de malla es básicamente un camisón; los había de 2 tipos para infante y para caballero. Las de caballero eran de manga larga con mitones incluidos, las de infante normalmente eran de manga 3/4 o incluso sin mangas.
  2. Almofar: El almofar es una protección para la cabeza, el cuello y una extra para los hombros, se hacía de tres piezas; Gorro, cubría la cabeza. Sabana, cubría el cuello y parte de la garganta. Manto de obispo o gola, cubría los hombros. Además de esto, el almofar tenía una extensión en la sabana en la parte baja para cubrir el cuello.
  3. Brafoneras: Las brafoneras eran protección para las piernas, algunas cubrían los pies, las hay de dos tipos:
    1. cerradas, las brafoneras cerradas cubrían toda la pierna por completo pero la movilidad era escasa
    2. ajustables, las ajustables como su nombre lo dice se ajustaban a la pierna por medio de unas correas que se ponían atrás de la pierna.

Adquisición de la armadura de malla[editar]

Las tropas romanas, inicialmente, estaban equipadas con una loriga hamata, de origen céltico, hasta que finalmente ésta fue reemplazada por una loriga segmentata, que protegía mejor contra golpes contundentes al repartir el impacto por toda la pieza. Por lo tanto, los legionarios romanos eran provistos de esta armadura por el ejército. Más adelante, con la caída del Imperio Romano, las técnicas para fabricar armaduras de malla se perdieron y ésta se volvió muy cara. Los lorigueros pasaban mucho tiempo haciendo una única pieza, por lo cual los únicos que portaban una armadura completa eran reyes, príncipes y caballeros. Cuando un caballero moría le dejaba su armadura a su hijo, aunque si no tenía heredero la dejaba a su escudero. No obstante, hacia principios de la Baja Edad Media, las cotas de mallas se extendieron considerablemente, y era relativamente común encontrarla como una armadura estándar de infantería pesada o caballería, lo que provocó una serie de contramedidas armamentísticas, como la punta de flecha perforante, que abría boquetes y expandía las anillas.

La evolución de la armadura de malla[editar]

La armadura de malla llegó a su máximo auge en el siglo IX hasta la segunda mitad del siglo XIII la armadura de malla fue la encargada de proteger la vida de las personas que iban a la guerra.

Tres tipos de Cotas de malla

Durante los siglos IX a XIII la cota de malla que portaban los caballeros se llamaba Hauberk era un camisón largo con mangas largas que terminaban en mitones y un faldón que llegaba hasta las rodillas, algunas incluían un almofar. Los infantes no podían costearse una hauberk de tal magnitud así que algunos infantes con alguna adquisición portaban almofares y algunos adinerados una camisa hasta medio muslo y de manga 3/4, también algunos caballeros podían utilizar manga 3/4.

En la segunda mitad del siglo XIII la cota de malla redujo su tamaño las manga largas pasaron a ser a 3/4 y el faldón se redujo un poco.

En la primera mitad del siglo XIV la cota de malla paso de ser una Hauberk a ser una Byrnie. Éstas eran de manga hasta los codos con un faldón hasta medio muslo. En esta época la armadura de placas comenzaba a dominar los campos de batalla pues los caballeros y algunos infantes portaban armadura de placas en brazos y piernas. Además, los yelmos ya bien desarrollados contaban con un manto de obispo quitando popularidad al almofar. En la segunda mitad del siglo XIV la armadura de placas se extendió cubriendo ahora el pecho y la espalda.

En el siglo XV, la cota de malla pasó de ser una Byrnie a ser un gambax con pedazos de malla dispuestos en donde la armadura de placas no cubría como en las axilas, algunas partes de los brazos y en los testículos, además de que contaba con un faldón que llegaba a las caderas. Esto perduró hasta el siglo XVI. Después de este siglo la malla se dejó de usar pues por la aparición del mosquete, la malla y la armadura de placas no presentaban ninguna protección.

La armadura de malla hoy[editar]

Hoy en día la malla se usa en forma de guantes para los buzos y carniceros, los buzos la usan para tocar a los tiburones sin correr un gran peligro, los carniceros para evitar cortes con los cuchillos o con la sierra.

Artesano moderno confeccionando una cota de malla

En nuestro siglo XXI algunas personas recreacionistas de batallas o de la época medieval elaboran sus propias armaduras de malla. Su costo sigue siendo muy alto y su elaboración sigue siendo muy laboriosa y lenta ya que en su confección no se puede usar muchas herramientas modernas.

Algunos recreacionistas prefieren evitar hacerlas y comprarlas a artesanos pero esto aumenta su costo. Los artesanos experimentados logran hacer una en 2 ó 3 semanas mientras que alguien que es principiante realiza una en 2 ó 3 meses incluso más si se carece de tiempo libre.

El peso de una cota de malla medieval era de 15 a 20 kilos y en la actualidad una cota bien hecha y con el alambre más resistente pesa lo mismo. El alambre que usan los artesanos modernos es el galvanizado de calibre 14 ó 16. Una malla de calibre 16 puede pesar hasta 9 kilos y ofrece una protección mínima, la de calibre 14 pesa de 16 a 20 kilos y ofrece una protección máxima. Una armadura de malla completa en la antigüedad pesaba cerca de 30 kilos o más, una moderna pesa lo mismo así que la malla no ha cambiado casi nada desde hace más de 1000 años.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Cómo hacer una cota de malla