Arma de Drones

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Arma de Drones es un arma ficticia en la serie de televisión Stargate, es uno de los mayores dispositivos de ataque a pequeña escala creados por la raza de los Antiguos.

Descripción[editar]

Esta arma de proyectiles construida por los Antiguos, dispara unos auténticos misiles teledirigidos: los drones. Estos proyectiles de aproximadamente 1 metro de longitud, tienen una forma parecida a la de un calamar o una medusa; con una "cabeza" (color amarillo apagado) con unos pocos pequeños alerones que salen hacia atrás, esta se estreacha hasta llegar a la parte trasera donde se oscurece y se ensancha dividiéndose en varios "tentáculos" (negros y con ondulaciones). Al ser activados los drones empiezan a brillar en un color amarillo luminoso ligeramente anaranjado y a emitir un zumbido. Estas armas pueden ser guiadas por un ordenador, por la mente de un antiguo o por la de un humano poseedor del gen antiguo.

Donde y como son utilizados[editar]

Los drones representan la principal arma de ataque y defensa de las bases militares y naves antiguas; dependiendo del lugar, los drones son controlados de forma distinta, si se disparan desde un silo como el que hay en las bases como Atlantis o el puesto avanzado antártico, son controlados en estos casos desde una Silla del Trono Antigua si es una persona quien lo controla, para lo cual es necesario poseer una fuente de energía como un ZPM, o en su defecto unos Reactores de Naqahdah de clase 2, y si se disparan desde naves como los Puddle Jumper estos pueden usar su capacidad de lectura cerebral pala controlar un máximo de 6 drones. En las naves clase Aurora, como la Orión, se cree que son controlados por una orden pre-escrita, sin una Silla del Trono Antigua; pero en la nave clase aurora de la Galaxia Pegasus que habitan "los viajeros" se puede apreciar la silla de control que fue utilizada por Sheppard para disparar drones en el ataque en conjunto con los viajeros y espectros para destruir a los replicantes en el capítulo 11 de la temporada 4. Pero en el episodio "La torre" McKay logra lanzar un dron tras insertarle una orden pre-escrita usando su detector de signos de vida.

Capacidad destructiva[editar]

Los drones son capaces de un alto poder destructivo, aunque este no se basa en el potencial explosivo de estos proyectiles, ya que es comparable al de un explosivo menor como el C4; sino en su enorme capacidad de penetración, habiendo sido hasta ahora capaz de atravesar cualquier escudo y casco al que se ha enfrentado; a su gran velocidad, la cual no es tan alta como la de las armas de energía, pero sí mayor de la de cualquier otro proyectil, dándoles así una gran ventaja al ser muy difícilmente interceptados; y a su gran capacidad autónoma para alcanzar blancos donde el daño sea lo mayor posible, capacidad que puede ser de ayuda al tirador. Los drones además pueden causar daños a varios objetivos, antes de autodestruirse y utilizar su mayor poder destructivo, así pueden atravesar y destruir varios blancos menores como por ejemplo, naves como los Dardos de los Wraith (espectros), o Planeadores de la Muerte Goa'uld, derribando algunos antes de explotar, Por todo esto, un simple Puddle Jumper puede ser capaz de destruir con sólo dos drones una Nave Pirámide Clase Ha'tak o de dañar gravemente con uno solo a un crucero de los Wraith (espectros). Aunque en ocasiones se utilicen de forma menos eficiente, utilizando más drones de los necesarios para destruir objetivos, desechando a los sobrantes.

Drones en la serie[editar]

La primera vez que apareció esta arma fue en Stargate SG-1, en esa ocasión, miles fueron utilizados para destruir una flota de naves Goa'ulds, disparándolos desde el Puesto Avanzado de los antiguos en la Antártida, más tarde en esta misma serie fueron usados desde un Puddle Jumper para destruir un Hatak. En Stargate Atlantis, los drones son mucho más utilizados, se usaron por primera vez para destruir a varios Dardos, y habitualmente son utilizados para este mismo fin así como para enfrentarse a los Wraith (espectros), ya sea desde Atlantis o desde Puddle Jumpers.

En el Puesto Avanzado antiguo de la Tierra, no quedan aún muchos drones, ya que O'neill utilizó una gran cantidad de ellos la primera vez y respecta a Atlantis aunque solamente quedaban una docena que fueron gastados al tiempo de llegar la Expedición Atlantis, ahora han sido repuestos; los drones de los Jumpers, son 16 y se gastan rápido, pero posiblemente se reponen al llegar a Atlantis. Por su parte, en la nave antigua Orión, había una gran reserva de estos proyectiles, que fueron usados contra una nave colmena destruyéndola, pero al ser lanzados agotaron la energía de la nave que quedo sin escudos.En consecuencia el personal a bordo tuvo que ser evacuado y la nave fue destruida por la otra colmena que intentaba alcanzar la tierra.