Arco recurvo instintivo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El arco recurvado instintivo es un arco compuesto moderno, desarrollado empleando en su fabricación elementos que van desde la madera hasta los más modernos y avanzados composites, fibra de vidrio y carbono. Es característica la forma del arco, que tiene ambas palas con una forma curva, como haciendo una S y que provoca que la cuerda toque la pala en dos puntos. Ésta forma de las palas permite optimizar la velocidad de salida de la flecha así como su precisión, por ello estos arcos constituyen un avance sobre los arcos rectos tradicionales o longbow.

Son arcos muy populares en la caza,[1] así como en competiciones de Recorridos de Bosque 3D[2] o de tiro a diana. En competiciones de tiro, estos arcos (considerados como arcos tradicionales) disparan de manera instintiva (sin elementos de puntería ni estabilización) a distancias de 18 y 30 metros. Su técnica exige un gran entrenamiento y los especialistas en este tipo de arcos consiguen niveles de precisión muy elevados, disparando en distancias de hasta 50 metros. En caza se suelen emplear potencias elevadas, de más de 50 libras, mientras que en las competiciones deportivas de precisión las potencias suelen rondar las 40 libras. Su alta potencia así como la elevada capacidad de penetración de las flechas empleadas en caza les hace especialmente útiles en la caza mayor, pudiendo abatirse con este tipo de arcos todo tipo de especies (sin límite por tamaño, hay cazadores especializados en la caza de rinocerontes, osos, elefantes, entre otros grandes animales).[3] [4]

Al dispararse de manera instintiva, un arquero entrenado consigue una gran precisión con una elevada velocidad de tiro, constituyendo uno de los arcos con mayor cadencia de tiro. Así, con este tipo de arcos se realizan pruebas como las de caza al vuelo, de tiro al plato con arco, etc, que exigen una alta velocidad de tiro.

Referencias[editar]