Arachanes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Arachanes
Ubicación Flag of Uruguay.svg Uruguay
Población total Extintos

Los arachanes fueron una etnia indígena (hoy extinta) que ocupó la amplia región oriental del Uruguay, en los departamentos de Maldonado, Lavalleja, Rocha, Cerro Largo y Treinta y Tres; así como gran parte de la zona sur de Río Grande del Sur en Brasil. Habitaban en las inmediaciones de grandes extensiones de agua: océano Atlántico, lagos, lagunas y humedales, a las que les unía un vínculo ancestral.

Cierta leyenda, conservada por sus descendientes, habla de un grupo de personas que habiendo cruzado el océano Pacífico, 2.000 años antes de Cristo, llegaron a las costas del Atlántico, después de peregrinar desde los Andes en Chile. El punto final del viaje se halla en las inmediaciones de la Fortaleza de Santa Teresa, en el lugar conocido como Cerro Verde.

Se diferenciaron siempre de las demás tribus de la región, por su aspecto corpulento y alta estatura. Siendo sedentarios, construyeron casas circulares de piedras con techos de madera [1] y paja, auténticos quinchos sobre túmulos artificiales, conocidos en la actualidad como cerritos de indios. Los edificios comunitarios o públicos, poseían una estructura cuadrada o rectangular doble.

Cultivaron desde sus inicios achiras llevadas desde Ica, Perú, de cuyas raíces sacaban el sustento principal, muy semejante a la papa, la consumían hervida, frita en aceite vegetal, o asada. Las hojas eran empleadas como cicatrizantes. Tanto se distinguieron por el cultivo de esta planta de hermosas flores, que el nombre de esta tribu deriva de la misma.

Etimología y simbolismo del término.[editar]

Arachán se transcribe literalmente como “Oriental”; "Nacimiento del Sol" (ará) y “Achira” (achuy), es decir “Achiras Orientales” o "Achiras del Nacimiento del Sol", siendo esto una fusión de términos guaraníes y quechuas respectivamente. Achuy, es decir “estornudo” se entiende como aquello que se “transporta con los dientes o la boca”, la comida, un objeto, pero también la palabra espontánea, expelida, enviada por Dios o no; la narración, cuento, historia o leyenda. "Ará" dependiendo del contexto se traduce también como "Tiempo", por lo que el significado es el de “Narradores del Tiempo", "Narradores de Historias" o "Narradores del Este".

Para aquellos nativos la achira era el símbolo de la sabiduría transmitida de generación en generación. De aquí las palabras “Chuy”: “guiar; educar”; “Chuy’o”: “maestro; guía; educador; narrador” y “Chuy’a”: “maestra; guía; educadora; narrador”.

Actualidad[editar]

Se suele denominar "arachanes" a los habitantes del departamento de Cerro Largo.

Referencias[editar]