Arístides (pintor)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Arístides de Tebas (griego antiguo Αριστείδης/Aristeides) fue un destacado pintor griego. Sus maestros fueron Euxénides y su hermano Nicómaco. Floreció entre el 360 y el 330 a. C. Plinio lo describe con estas palabras: «Is omnium primus animum pinxit te sensus hominum expressit, quae vocant Graeci, item perturbationes».

Su mejor pintura es una niña acercándose a su madre quien, mortalmente herida, saca sangre en lugar de leche por el pecho. Alejandro Magno llevó esta pintura a Pella, la capital de su reino. Otra pintura genial fue la de un hombre suplicante que parecía que estar hablando realmente. Plinio el Viejo menciona otras pinturas entre las cuales se hallan un Iris inacabado. Pintó para Mnasó de Elea una batalla contra los persas con un centenar de figuras. Átalo de Pérgamo pagó cien talentos por una de sus pinturas (tras la muerte del pintor); También el rey de Pérgamo compró a Mummio una pintura de Baco por seiscientos mil sestercios, pero cuando Mumio se enteró de su valor rehusó la venta y la llevó a Roma al templo de Ceres. Dejó dos hijos: Niceros y Aristo que también serían pintores. Un discípulo suyo llevaba también el nombre de Arístides.