Apuesta deportiva

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Apuesta deportiva es una actividad de predicción de resultados deportivos, haciendo una apuesta sobre el resultado de un evento deportivo. Quizás más que otras formas de juego, la legalidad y la aceptación general de estas apuestas deportivas varía de país a país. El país pionero en las apuestas de todo tipo, sobre todo caballos, galgos y deportes ha sido el Reino Unido. Sin embargo, desde el año 2002 se está llevando a cabo toda una expansión de casas de apuestas virtuales, centradas en apuestas deportivas, que está llegando a todos los países europeos y americanos.

Las casas de apuestas online nos ofrecen un número muy extenso de posibilidades en todo tipo de eventos deportivos. Podemos encontrar diferentes tipos de apuestas: simples, combinadas, a corto plazo, en directo o live, a largo plazo, entre otras.

Cuotas[editar]

La cuota es un trazador de las ganancias potenciales a una apuesta. Hay varios tipos de cuotas:

  • Cuota europea: Es una cuota en forma de número entero o decimal (ej: 1,5 o 3).
  • Cuota inglesa: Es una cuota en forma de fracción (ej: 1/2 o 2/1).
  • Cuota americana: Es una cuota que puede expresarse en forma de número positivo o negativo (ej: -200 o 200).

Estrategias[editar]

Las estrategias de las apuestas deportivas son escenarios empleados por los apostadores, que consiste en una mezcla de factores psicológicos, de motivación, biológicas, actuaciones anteriores etcétera. Un ejemplo de una estrategia usando factores situacionales y biológicos es apostar a las divisiones inferiores y considerar la distancia en kilómetros entre dos equipos que juegan, teniendo en cuenta que los viajes largos tienden a ser perjudiciales para los equipos de estas divisiones inferiores. Otras estrategias buscan un uso eficiente de las estadísticas disponibles, a fin de aumentar las ganancias. La estrategia de valor compara las probabilidades (porcentajes) de los resultados con las cuotas actuales de una casa de apuestas. La probabilidad decimal puede ser simplemente convertida en porcentajes dividiendo 1 por la probabilidad (por ejemplo, 1 / 1,5 = 0,666 => 67%). Por ejemplo, si un partido Zaragoza - Celta tiene una probabilidad de 74%, las cuota es de 1,75 para Zaragoza (1 : 1,75 = 0,571 => 57%), esto da una diferencia de 74% - 57% = 17%. Este 17% lse pone en juego de acuerdo con la estrategia de Kelly: presupuesto multiplicado por 1/10 de la estimación de valores (en este caso el 17%, o sea, 0,17) dividido por la cuota menos 1 (o sea en este caso 1,75 – 1 = 0,75).

Una buena estrategia para apostar en partidos de tenis es apostar a que se superará la línea de juegos prevista por la casa de apuestas en partidos en los que se enfrenten jugadores con buen saque y que se jueguen en pistas rápidas. Normalmente este tipo de apuestas de línea de juegos suele tener 2 opciones, o que se disputan más de la cantidad estipulada por la casa o menos, y se ofrecen cuotas cercanas al 2.00, de manera que se pude casi duplicar el dinero arriesgado si se pronostica acertadamente. Al enfrentarse 2 tenistas con buen saque en pistas rápidas, es bastante probable que haya pocas roturas de servicio y que se jueguen los sets en los tie breaks, de manera que esta estrategia de apostar a que se superará la línea de juegos propuesta por la casa suele dar buenos beneficios en el medio-largo plazo.´

Se recomienda dividir el total del banco para 100 o 200,y el resultados de esta división da igual a un valor unitario que seria el recomendado de apostar.