Apsirto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En la mitología griega, Egialeo, Apsirto o Absirto era un príncipe de la Cólquida (actual Georgia) hijo del rey Eetes y de la ninfa Asterodea.

Cuando Medea huyó con Jasón llevándose el vellocino de oro, Eetes ordenó a su hijo que los persiguiera y los trajera de vuelta. Apsirto les dio alcance en la desembocadura del Danubio, pero para evitar muertes innecesarias acordó una tregua con los argonautas que dejaba al arbitrio de un rey del lugar la decisión de si Medea debía regresar con su padre y devolver el vellocino o podía continuar con Jasón. Pero viendo Medea que sus aspiraciones podían venirse abajo, mandó un mensaje a su hermanastro diciéndole que realmente estaba secuestrada por los argonautas, y que iría gustosa de vuelta con él si la recogía esa noche en un bosque apartado. El ingenuo príncipe cayó en la trampa y fue asesinado por Jasón, que lo esperaba en el lugar indicado por Medea, la orilla de un río que desde entonces lleva el nombre de Apsirto. Para no ser acusado de traición, Jasón arguyó que Apsirto había roto la tregua en el momento en que había desembarcado y había acudido a ese lugar.

Otra versión dice que Apsirto era todavía un niño cuando Medea le convenció de que huyera con él y los argonautas. Pero cuando vio que la armada de Eetes les iba a dar alcance, le asesinó, cortó su cadáver en pedazos y los fue tirando esparcidos por el mar. El rey Eetes, horrorizado, se entretuvo recogiendo uno por uno los restos de su hijo, lo que dio tiempo a la expedición para poder huir.

Medea, bien por los remordimientos o bien porque el mástil oracular de la nave Argo se había negado a transportarla hasta que no fuera purificada, acudió a su tía, la maga Circe, para que los absolviera del horrendo crimen, para lo que se presentaron de incógnito y no le desvelaron el nombre de la víctima. Una vez hechas las expiaciones y ceremonias necesarias Circe se dio cuenta de la verdadera historia, y expulsó de su corte a Jasón y a Medea, que volvieron con los argonautas, que los estaban esperando.

Estrabón afirma que la muerte de Apsirto ocurrió bastante después, cuando la expedición se encontraba en unas islas del mar Adriático que en su honor recibieron el nombre de Apsírtidas.

Algunos autores afirman que el joven se llamaba Egialeo, y que Apsirto (que significa arrojado) fue el sobrenombre que se le puso después de su muerte.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]