Apóstrofo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El apóstrofo es un signo de puntuación en forma de coma volada (’) o comilla simple de cierre (’) utilizado en muchas lenguas que utilizan el alfabeto latino, así como en sistemas de romanización de diversas lenguas, como el árabe, el hebreo o el chino mandarín.

Uso[editar]

En las lenguas que utilizan el alfabeto latino, el apóstrofo indica por lo general la elisión de una letra. También se utiliza para indicar uno o más fonemas suprimidos por razones métricas (en poesía, especialmente) o simulando una pronunciación dialectal:

Tierras d’Alcañiz negras las va parando

Cantar de Mio Cid

Ya ciego con la vista’e la prenda, siguió nuestro hombre pa’l río y en llegando la vido que nadaba cerquita’e la orilla

Güiraldes, Ricardo. Don Segundo Sombra, 1926

Tales empleos son siempre arcaicos, pseudofonéticos o especializados, y el signo es raro en la escritura formal de uso corriente. En otras lenguas, por el contrario, forma parte de la grafía estándar. En inglés I’m es la forma contraída de I am, en italiano l’acqua es la contracción de la + acqua, y en francés l’eau es la contracción de la + eau. A veces, la supuesta elisión puede deberse a razones etimológicas que ya no son evidentes en la lengua actual, como el caso de la expresión inglesa o’clock, que anteriormente fue of the clock (‘del reloj’), una frase que ya no se usa con este propósito. Sin embargo, el uso en inglés no siempre implica una elisión. El apóstrofo del caso genitivo, por ejemplo en the book’s (‘del libro’) no viene de ninguna elisión, sino que se usa para hacer la distinción ortográfica entre esta frase y la frase the books (‘los libros’). Otras lenguas germánicas relacionadas con el inglés no usan el apóstrofo en este caso, ni tampoco el inglés antiguo lo usaba. Un uso habitual en inglés, que erróneamente se ha extendido a nuestra lengua, es en las abreviaturas de años como, por ejemplo, ’92 en lugar de 1992. Este uso se ha hecho frecuente en los nombres de competencias deportivas (Barcelona ’92 o Us Open ’09, por ejemplo). Si se desea hacer la abreviación, lo que es frecuente en la expresión de acontecimientos relevantes celebrados en ciertos años, no debe utilizarse el apóstrofo. Basta con las dos últimas cifras del año, que pueden unirse o no con guion a la palabra precedente.[1]

En las transliteraciones de lenguas como el árabe o el hebreo, el apóstrofo se utiliza para representar el sonido de una oclusiva glotal, como en el nombre árabe del Corán (qur’ān) o en el nombre hebreo de la ciudad israelí de Beerseba (Be’er Sheva). Este símbolo también figura en el alfabeto del idioma guaraní, no como símbolo de puntuación, sino como consonante, representando la consonante oclusiva glotal [ʔ].

En el sistema pinyin de transcripción del chino mandarín se utiliza el apóstrofo para evitar ambigüedades en la división de sílabas. Por ejemplo, la ciudad de Xi'an se escribe en chino con dos caracteres: 西 (; ‘oeste, occidental’) y 安 (ān; ‘paz, tranquilidad’). El apóstrofo indica aquí que se trata de dos sílabas, y no de una sola con un diptongo. Otros casos similares son la plaza de Tian’anmen y la ciudad de Yan'an.

Unidades de medida[editar]

' ′

Otros signos muy similares a las comillas y al apóstrofo son la prima y doble prima, símbolos sin la curvatura característica de las comillas.

En matemáticas, artes y ciencias, la prima puede indicar la medida lineal de un pie. En medición del tiempo, la prima indica minutos. También indica la precisión de minutos al referirse a medidas angulares, cuando se aplica la nomenclatura sexadecimal. Por ejemplo: 2° 57' 12" denota casi 3 grados. En cálculo, una variable con un apóstrofo puede representar la primera derivada de la variable, del mismo modo, con 2 y hasta 3 apóstrofos, dependiendo del orden de la derivada.

Referencias[editar]

Este texto del artículo, procede de Wikilengua, que edita bajo licencia Creative Commons cc-by-3.0-es.