Antonio de Valdivieso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Antonio de Valdivieso O.P.
Obispo de León
Predecesor Francisco de Mendavia O.S.H.
Sucesor Fernando González de Bariodero
Consagración episcopal 8 de noviembre de 1545 por Bartolomé de las Casas O.P.
Nacimiento Burgos, Castilla 1495
Fallecimiento León, 26 de febrero de 1550


Antonio de Valdivieso O.P. (Villa Hermosa, Burgos, 1495[1]León, Nicaragua, 26 de febrero 1550), protomártir de América por la defensa de los indios, Obispo de Nicaragua.[2] Discípulo de Fray Bartolomé de las Casas, Obispo de Chiapas, defensor de los indios.

Biografía[editar]

Antonio de Valdivieso nació en Villa Hermosa, Burgos. Hijo de Antonio de Valdivieso y Catalina Álvarez Calvente,[3] recibió las órdenes en el Convento de San Pablo de Burgos. Antes de ser obispo, Valdivieso ya había viajado a América.[4] En 1543, el Rey Carlos V pidió al Papa nombrar Obispo a Valdivieso[5] [6] en la dedición de la toma del obispado fue apoyado por Bartolomé de las Casas. Según los historiadores, Valdivieso fue misionero en el Perú.[7]

Episcopado[editar]

Valdivieso era discípulo del Obispo Bartolomé de las Casas. Siendo obispo Valdivieso, el Príncipe Felipe le dio la autoridad completa en el tratamiento de los indios,[8] el perdón de pagar la contribución por cuatro años, administrar las pertenencias de difuntos,[9] [10] podía colectar sus propios diezmos y no dependía de la buena voluntad del gobernador.

Llegó a Nicaragua en compañía de su Madre Catalina Alvaréz y su hermana[11] en la primavera de 1544 y escribió su primera carta a la Corona el 1 de junio de 1544, en esos días llegaba el Oidor especial y Juez de la residencia Diego de Herrera, llegó a León para terminar con la carrera política y la dominación en Nicaragua de Rodrigo Contreras.

Con su obispado Valdivieso también recibió de Carlos I la tarea de traer e imponer en Nicaragua las nuevas Leyes de Indias dictadas en 1542, quitar a los encomenderos y autoridades reales las tierras de los indios, lo que provocó un obstáculo en su misión de evangelización e imperial.[12]

Todo el derrame de sangre y rebeldía civil causado en la colonia, no causó ninguna reacción de parte de la Corona. Mendavia permanecía preso en La Habana, esperando ser enviado para ser juzgado en Madrid por las acusaciones de Ríos.

Privilegios de la Santa Sede al Obispado americano[editar]

La Santa Sede concedió cierto privilegios a los Obispos ordenados en América, tales como: la consagración por un solo obispo,[13] usar el bálsamo indígena y no el alejandrino como en Europa,[14] Sixto V, ordenó que los obispos residentes fuera de Europa hicieran sus visitas cada diez años.[15]

Defensa de los indios[editar]

Cuando llegó a León, se encontró con el cruel maltrato y muerte de los indios por parte de Contreras y su esposa.[16] En Cabo Gracias a Dios se reunieron (1545) Bartolomé de las Casas, Marroquín y Antonio de Valdivieso, para proponer medidas en defensa de los indios.[17]

Denuncias[editar]

Para Valdivieso, la familia Contreras era la causa principal del desosiego de Nicaragua.[18] Bartolomé de las Casas y Valdivieso escribieron a la Corona desde Gracias a Dios, Honduras, el 25 de octubre de 1545, esbozando una situación borrosa del estado cristiano en la Audiencia de los Confines, notaron la hostilidad del Arzobispo Mayorquín de Guatemala que era buen amigo de Pedro de Alvarado, reiteraron su opinión con respecto a Herrera y Maldonado:

Sólo el Licenciado Herrera nos parece que sea un hombre de virtud y que merezca el puesto que ejercía como Oidor de la Audiencia, y ninguno de los otros. El resto de los miembros de la Audiencia son más parecidos a Maldonado, a quien la hace falta mucho cerebro, es analfabeta, y no tiene virtud.

A pesar de todo el esfuerzo de las Casas y Valdivieso de que nombraran Oidor de la Audiencia a Herrera, la Corona después de ordenar la abolición de la Audiencia de Panamá, creó la Audiencia de los Confines:

Está aquí ordenado que se cree una Audiencia Real de los Confines en Guatemala y Nicaragua y que se nombren cuatro oidores alfabetos para esta Audiencia y que uno de ellos sea nombrado presidente. Nosotros nombramos al Licenciado Maldonado para esta posición, quien es un oidor que reside en México y que esta Audiencia esta supuesta a gobernar estas provincias. (Nicaragua y Guatemala)

Valdivieso el 15 de noviembre de 1544, escribió a la Corona describiendo lo destructivo de Contreras y su familia en Nicaragua:

... Esta provincia está totalmente despreciada y en las disputas y actos de mala fe y si esto no es remediado, yo creo que la colonia estará perdida por completo. Desearía de saber las causas de esto, su Majestad, por los reportes del Licenciado Herrera que entiende la situación desde las raíces y creo que le envió esos reportes. Sin o estoy equivocado la causa total de todo esto es Rodrigo de Contreras quien desperdició todo y gobernó mal y Pedro de los Ríos su yerno, quien también es un rebelde y con los dos juntos en Nicaragua nadie puede venerar a Dios ni a su Majestad sin poner su vida en peligro. El Licenciado Herrera demuestra un buen interés en servir a su Majestad y piensa que puede remediar todo esto, pero teme a no tener el soporte de la Audiencia (de los Confines) porque están mal informados...

Las doce cartas de Valdivieso son un testamento de la dificultad y frustración que encontró el Obispo tratando de influenciar y forzar a los oficiales de la Corona, los cuales gobernaban Nicaragua desde Gracias a Dios, siguiendo la ley secular y establecida.

Muerte[editar]

El Miércoles de Ceniza del 26 de febrero de 1550, reposaba Valdivieso en la catedral en compañía de dos curas Fray Alonso de Montenegro y el otro no identificado. En las afueras, un grupo de asesinos eran guiados por Hernando de Contreras, Valdivieso sospechó de las intenciones de ellos e intentó escapar, al intentarlo se encontró con Hernando quien le dio de estocadas, estando el Obispo en el suelo echando mano a una daga le dio muchas puñaladas.[19]

Según las crónicas de Antonio de Remesal, el Obispo agonizando se confesó con Fray Alonso de Montenegro, rezó el Credo dos veces y en medio del rezo del segundo Credo murió. En su agonía además de los frayles le acompañó su Madre Catalina Álvarez que cuyo dolor y lágrimas se daba bien a entender. Fue tal la violencia con que fue asesinado que la daga se despuntó.

Murió en defensa de los indios, por estar en contra de las ambiciones de poder.[20] Según el historiador Andrés Vega Bolaños los asesinos fueron: Joan Herrera, Diego Salazar, Gaspar Núñez, Juan Gomes de Anaya, Sebastián Bautista, Pedro González de Landa, Hernán Nieto y Diego Nieto.[21]

Fue sepultado en la Iglesia de los dominicos, Convento de San Pablo en León,[22] sus restos óseos fueron encontrados a finales del año 2000 e inicios del 2001[23] en una de las tres tumbas al pie del altar de la catedral de León Viejo, después de un largo proceso científico de verificación se aseguró era la osamenta del Obispo Valdivieso.[24]

Proceso de beatificación[editar]

En el 450 Aniversario del asesinato de Valdivieso, la Familia Dominicana de Nicaragua pidió a la Santa Sede que:

Dada las motivaciones y circunstancias de tal acto de violencia en contra de un hombre justo y recto, defensor de los indígenas marginados y maltratados, ha llegado la hora de incoar el proceso de beatificación de Monseñor Antonio de Valdivieso... siguiendo la actitud del Capítulo General de Ockland, que ya lo solicitó en 1989, la Familia Dominicana de Nicaragua suplica humildemente a la Santa Sede que comience los trámites oportunos para que con el tiempo, se pueda llegar a ver al Siervo de Dios, Antonio de Valdivieso en los altares.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Nacimiento de Valdivieso».
  2. «Fray Antonio Valdivieso podría ser canonizado». Consultado el 4 de noviembre de 2010.
  3. Antonio de Valdivieso. Un Obispo dominicano en la Nicaragua del siglo XVI, protomártir de América (Secretaría CIDAL edición). 2000. p. 82. 
  4. Carta a la Corona en 11 CS 425, con fecha, 8 marzo de 1546.
  5. 7 CS 375, 1 marzo, 1543,
  6. 7 CS 376, 1 de marzo, 1543: "Se le ordena al embajador de España que mande el nombre de Valdivieso al Papa".
  7. «Fray Antonio de Valdivieso».
  8. 7 CS 475, 14 agosto, 1543: "Se le permite a Valdivieso llevar tres esclavos negros a Nicaragua".
  9. 7 CS 475, 1 de agosto, 1543: "Valdivieso es puesto a cargo de los estados de los difuntos"
  10. 7 CS 463, 23 de agosto, 1543: "Cédula ordenando a que se le den 93, 905 maravedís a Valdivieso del estado confiscado a Francisco de Castañeda, difunto".
  11. «Congreso de Historia del Descubrimiento (1492-1556)».
  12. «Introducción al estudio del Obispo Antonio de Valdivieso: Fuentes Documentales».
  13. «Historia general de la Iglesia en América Latina. Tomo I/1. Introducción general a la historia de la Iglesia en América Latina». Consultado el 4 de noviembre de 2010.
  14. «Historia general de la Iglesia en América Latina. Tomo I/1. Introducción general a la historia de la Iglesia en América Latina». Consultado el 4 de noviembre de 2010.
  15. «Historia general de la Iglesia en América Latina. Tomo I/1. Introducción general a la historia de la Iglesia en América Latina». Consultado el 4 de noviembre de 2010.
  16. «Historia de la iglesia en América Latina Medio milenio de coloniaje y liberación (1492-1992)».
  17. «Historia general de la Iglesia en América Latina. Tomo I/1. Introducción general a la historia de la Iglesia en América Latina».
  18. «Clemente Guido y el Obispo que murió por los Chorotegas».
  19. «Estudios historiográficos».
  20. «La verdad sobre los asesinos del obispo Antonio de Valdivieso».
  21. «Juicio en Panamá a los conjurados y homicidas del obispo».
  22. «Estudios historiográficos».
  23. «El descubrimiento de sus restos óseos en León Viejo.».
  24. «El descubrimiento de sus restos óseos en León Viejo.».

Bibliografía[editar]

  • Instituto Nicaragüense de Cultura (2001). «En busca de los fundadores del catolicismo en Nicaragua». En Instituto Nicaragüense de Cultura. Informe Valdivieso (Fondo Editorial INC edición). p. 80. 
  • Instituto Nicaragüense de Cultura (2001). Informe Valdivieso (Fondo Editorial INC edición). p. 80. ISBN 99924-30-17-6. 
  • CIDAL (2000). Secretaría CIDAL, ed. Antonio de Valdivieso (Secretaría CIDAL edición). p. 80. 
  • CIDAL (2001). Secretaría CIDAL, ed. Monseñor Antonio de Valdivieso. Pastor, profeta y mártir de los Derechos Humanos en Nicaragua (Secretaría CIDAL edición). p. 58. 
  • Ayón, Tomás (199). Fondo de Promoción Cultural. BANIC, ed. Historia de Nicaragua: desde los tiempos más remotos hasta el año de 1852. (2 edición). Colección Cultural. Serie Histórica. p. 356. 
  • Mártir de Angleria, Pedro (1975). Nicaragua en los cronistas de Indias. Serie Cronistas N° 1: Papelería Industrial de Nicaragua (PINSA). p. 214. 

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Francisco de Mendavia
Obispo de la Diócesis de León
1544 - 1549
Sucesor:
Fernando González de Bariodero