Antonio Smith

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Antonio Smith
Retrato de Antonio Smith.jpg
Retrato de Antonio Smith
Nombre completo Miguel Antonio Smith Irisarri
Nacimiento 29 de septiembre de 1832
Bandera de Chile Santiago, Chile
Fallecimiento 24 de mayo de 1877
Bandera de Chile Santiago, Chile
Área Pintura y dibujo
Influencias Alejandro Ciccarelli

Miguel Antonio Smith Irisarri (Santiago, 1832 - ibídem, 1877) fue un destacado pintor paisajista, grabador y el primer caricaturista chileno. A lo largo de su vida desarrolló múltiples labores: se unió al cuerpo de bomberos, participó como agente bancario en Santiago, se unió a las fuerzas militares, fue un activo disidente político, además de participar en varios diarios de la época. Su desempeño como artista lo hizo destacar en la naciente academia de artes de Chile, entrando en conflicto permanente con sus maestros. Smith es uno de los tres pintores románticos de Chile, nombrados por Antonio Romera. Fue maestro del connotado pintor Pedro Lira y fue el creador de la escuela paisajista en Chile.

Biografía[editar]

Claro de luna, pintura al óleo 36cmX61cm. Se ubica en el Museo de Bellas Artes de Chile.
Crepúsculo marino.
Amanecer en Cordillera, ganador del primer premio en la exposición de Santiago, actualmente se desconoce la ubicación de este cuadro.[1]

Antonio Smith Irisarri provino de una familia adinerada y popular en sus tiempos. Su padre Jorge Smith era natural de Escocia y desempeñó labores de cónsul en Santiago. Su madre era Carmen Irisarri y Trucíos, nieta del patriota Antonio José de Irisarri y hermana del político y poeta chileno Hermógenes Irisarri. Sus padres intentaron inculcar en él la carrera de abogado, pero el joven Smith, desde niño no acepto las enseñanzas de los clásicos, se limitaba a rayar sus cuadernos de garabatos para mofarse de ellos. En contra de la decisión de su familia y, con su propio dinero, se compró sus propios pinceles y pinturas para empezar a hacer sus primeros paisajes, los que fueron destruidos por la abuela materna. El joven pintor insiste en su oficio a tal punto que la familia cesa en su desagrado y en 1849 lo llevan a estudiar en la nueva academia de arte fundada por el presidente Bulnes.Su dirección era dirigida en esos momentos por el maestro italiano Alejandro Ciccarelli.

Cicarelli intento inculcar en Smith un sentimiento neoclásico que le permitiera convertirse en un pintor académico. Smith se muestra reacio a aprender y, mostrando rebeldía, dedica su tiempo a un tema de poca o casi ninguna exploración en Chile, los paisajes. Cicarelli insiste en sus enseñanzas de los estudios mitológicos pero Smith, decepcionado por su estricta rigidez para enseñar, ya no tomo más su opinión en cuenta y, sin previo aviso, con solo 19 años abandona definitivamente la academia para trabajar por su cuenta. En 1851 Antonio Smith se convierte entonces en el primer rebelde de la historia de la pintura chilena, realizando fuertes críticas a sus maestros y su manera de pintar, calificándola de "sin sentimiento y tediosa". Esta forma de actuar influye profundamente en las subsiguientes generaciones de pintores, quienes vieron en Smith un ideal de lucha contra el academicismo. La generación del trece es un receptor directo de las ideas del paisajista.

Smith no solo es un crítico áspero es también un eximio pintor. Sus pinturas son enmarcadas en el día de hoy en la corriente pictórica conocida como romanticismo, la cual exaltaba las ideas nacionalistas y utilizaba la tela como una manera de liberación del mundo terrenal. El joven pintor es innovador, hace pocos estudios al natural, trata el paisaje como un tema en sí mismo sin la intervención del hombre. Su pintura se vuelve sentimentalmente profunda, característica que comparte con otros dos famosos pintores chilenos: Onofre Jarpa y Manuel Ramírez Rosales.

Influenciado por su espíritu nacionalista en 1852 se inscribe en el escuadrón de granaderos a caballo, donde es enviado Chillan y conoce a doña Rosaura Canales de la Cerda con quien se casa y abandona la carrera militar. De regreso Santiago, en 1857, entró en el alto comercio con un empleo en la institución de ahorro “el porvenir de las familias”, cuyo gerente era un antiguo discípulo suyo, el uruguayo José Arrieta Perera, quien había terminado siendo un destacado político.

Caricaturista[editar]

Poeta Eusebio Lillo ‘‘, autor del himno nacional de Chile.

En 1858 Smith de todas formas abandona su trabajo y se dedica a una nueva labor, la de caricaturista. Trabajó para el diario político “el Correo Literario”, que buscaba satirizar y crear una crítica social durante la etapa del gobierno conservador. Su editor fue José Antonio Torres quien coloco en el periódico una sección llamada “galería de representaciones”, que no eran más que retratos caricaturescos de distintos personajes públicos, en su mayoría políticos y hombres vinculados a las letras. Las ilustraciones iban acompañadas, por lo general, de una breve nota del redactor o bien, de versos compuestos por el poeta Guillermo Matta. El pintor es reconocido hoy como el primer caricaturista del país.[2]

Smith realizó a partir de ese entonces, una gran cantidad de dibujos críticos que abarcaron a los más famosos de su época, entre ellos se encontraban: el general don Francisco Antonio Pinto, el presidente Manuel Montt, el poeta Eusebio Lillo, Guillermo Blest Gana , el general Manuel Bulnesy su antiguo maestro de pintura el maestro Cicarelli para quien le dedico un sangriento retrato y estos versos: "Llegó a estas bellas regiones/ un pintor que era un portento./ Mostró placas, distinciones/ y medallas por cajones/ Pero no mostró talento”. Habla de él su biógrafo y amigo Vicente Crez:[3]

"Muchas veces le bastaba una palabra, una frase, para retratar de cuerpo entero a sus personajes. […] Sus pensamientos llenos de exactitud y de buen sentido, fueron los que dieron al Correo Literario su inmensa popularidad. Muchos hombres notables, muertos después del Correo Literario, han sido olvidados; pero la obra pasajera de Smith, vive todavía y se la recuerda con alegría”

Antonio Smith desempeño su oficio caricaturista en difíciles condiciones. La imprenta que ocupaba era demasiado antigua, por lo que el pintor, para lograr una buena impresión, debía escribir al revés. Además tuvo que trabajar con lápiz grasa sobre piedra litográfica, lo que le impedía borrar o corregir cualquiera de sus dibujos. A pesar de eso el periódico gozo de cierta popularidad gracias a los retratos graciosos del pintor y su influencia llegó a tal que el mismo presidente Manuel Montt le pidió que dejara de publicar “esos monos groseros”. Finalmente con la clausura del Club de la Reforma el “Correo Literario" se vio obligado a cerrar.

Perfeccionamiento en Europa[editar]

La Revolución de 1859, originó grandes convulsiones dentro del entorno social chileno, Antonio Smith se encontró con la necesidad de emigrar. Decidió marchar a Francia y perfeccionar sus habilidades de pintor. Al llegar, frecuentó museos y realizó copias de cuadros paisajistas siendo las del pintor alemán Saal, los más recordados. Tras un tiempo en París sus cuadros ganan cierto reconocimiento y logra vender algunas pinturas, sin embargo, su espíritu bohemio lo hacía malgastar el dinero y no paso mucho tiempo para que tuviera que viajar a Estados Unidos para pedir ayuda económica a su abuelo, José de Irisarri. Al volver a Europa prefirió dirigirse a Italia donde conoce al pintor romántico Carlos Markó. Con el entabla una amistad que lo lleva a trabajar con él, de manera itinerante, por más de un año. Después de un tiempo decide volver a Chile desconociendo la guerra que se llevaba contra España.

Retrato de Don Antonio José de Irisarri.

Después de un difícil viaje de seis meses logro llegar al puerto de San Antonio en el año 1866. Smith, a su llegada, se une al cuerpo de bomberos de Santiago pero no pasa mucho tiempo antes de que se retire. Mientras, Chile se encontraba en ese entonces remecido por un conjunto de reformas académicas propiciadas por los intelectuales. El político José Victorino Lastarria, el médico Laurent Sazie, el ministro de hacienda Antonio García Reyes, Andrés Antonio Gorbea, entre otros, iniciaron un proceso de reformas culturales que se esparcieron por todo Chile. Smith se asombra entonces de lo poco que ha avanzado la academia, la cual no es capaz de obtener aún un alumno destacado.

El no es el único, el entorno social desprestigia el trabajo de Cicarelli y, al poco tiempo, en 1886 se vio obligado a abdicar. A su salida llegó otro extranjero el maestro alemán Ernesto Kirchbach, quien logro producir nuevos rostros en la pintura. Smith, en el intertanto, se mantuvo contrario a colaborar con la academia y fundó un taller propio que ofrecía a sus estudiantes una posibilidad de estudiar una pintura mucho más libre y menos compleja que la del alemán. Sus paisajes seguían siendo reconocidos y bien cotizados en el país y los alumnos aventajados de la academia de Kirchbach cursaban paralelamente sus estudios con Smith.

Río Cachapoal, una de las obras maestras del pintor, se encuentra ahora en el Museo de Bellas Artes[4]

Personajes como Alfredo Valenzuela Puelma, Pedro Lira, Alberto Orrego Luco, Onofre Jarpa, Cosme San Martín y Pedro León Carmona, fueron destacados pintores que pasaron por el taller del chileno para aprender del paisaje. Onofre Jarpa es su discípulo más aventajado en este aspecto. Smith, a pesar de ser un buen profesor, no era ordenado y no pintó muchos cuadros. Acostumbraba pintar solo de acuerdo a su estado de ánimo, por lo que muchas de sus obras quedaban inconclusas. Era rápido a la hora de terminar sus trabajos, uno de sus más famosos cuadros, "Atardecer en la Cordillera", ganador del primer premio en la exposición de Santiago en 1875, le demoró menos de ocho días.

La pintura “Río Cachapoal”, una de las mejores creaciones para entender su obra. Se trata de un paisaje al óleo de grandes dimensiones referido a una cascada. La pintura es de gran tamaño, conforme al estilo romántico francés, además es contrario a la norma de la época ya que su temática es sentimental y no documental. Para la pintura chilena es una de las obras consideradas como de "transición", esto ya que posee características de dos estilos diferentes dentro de una misma obra, sin pertenecer a ninguna y permitiendo evolucionar a otro modelo creativo.

Smith no intentaba mostrarse lujoso, pintaba temas simples, tardes y noches de luna en montañas y cerros. Al igual que el pintor francés Monet, retrataba los mismos lugares pero a diferentes horas del día para captar con mayor perfección el concepto del lugar. Vicente Crez escribe de él:

“Tenia (Smith) lo que nadie tiene hoy y lo que se hace más raro cada día, esto es, un profundo desprecio por el dinero: amaba más el ruido de un aplauso que él pudiera hacer todo el oro del mundo cayendo por una cascada”

Legado y muerte[editar]

Paisaje, óleo del pintor chileno Antonio Smith

Después de 10 años de trabajo Antonio Smith Irisarri muere el 24 de mayo de 1877, dejando muy pocas pintoras de su autoría, pero con gran reconocimiento del país. A su muerte el reconocido escultor Nicanor Plaza, tomó una réplica facial en yeso del pintor. Los pintores que lo conocieron le dedican varias líneas en sus textos para hablar de él, siendo Lira el más conocido. El alcance de sus pinturas es tal que aún dentro de la historia contemporánea chilena se crean aún replicas exactas o similares a sus pinturas sin conocer al autor original.

Su carácter de bohemio fue definitivo para la generación del trece, fue maestro de varios destacados pintores de Chile, expuso en la famosa primera exposición nacional, llamada la del Mercado en 1872, ganando segunda medalla. Viajó por el mundo conociendo, Francia, Italia, Estados Unidos, Argentina entre otros. Rechazó las enseñanzas neoclásicas de la academia y desarrollo un estilo particular que aún es reconocible en nuestro días, siendo Smith el creador de la escuela paisajista en Chile. Además, se desempeñó múltiples oficios entre los que se destacaron el ser el primer caricaturista nacional.

Finalmente sus obras se encuentran, en su mayoría, en colecciones privadas. Algunas de sus pinturas más famosas las mantiene hoy el Museo Nacional de Bellas Artes. La colección de arte del Banco central, la Casa del Arte de la Universidad de Concepción y el Museo Histórico Nacional de Chile almacenan algunas de sus creaciones.

Premios y distinciones[editar]

Representación de la justicia, por Antonio Smith
  • 1849:Es mencionado como alumno distinguido de la Academia, Santiago, Chile.
  • 1850:Segundo Premio de 2ª Clase, Academia, Santiago, Chile.
  • 1851:Premio de la Comisión de Bellas Artes de Santiago, Chile.
  • 1869:Medalla de Plata en Pintura, Santiago, Chile.
  • 1872:Segunda Medalla en Pintura, Exposición Nacional de Artes e Industrias, Santiago, Chile.
  • 1875:Premio de Honor, ex aequo, Exposición Internacional de Santiago, Chile.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]