Antonio Quarracino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Antonio Quarracino
Cardenal de la Iglesia católica
Quarracino.jpg
Ordenación 22 de diciembre de 1945
Consagración episcopal 3 de febrero de 1962
por el papa Juan XXIII
Proclamación cardenalicia 28 de junio de 1991
por el papa Juan Pablo II
Información personal
Nombre secular Antonio Quarracino
Títulos Cardenal presbítero de Santa María de la Salud en Primavalle
Arzobispo emérito de Buenos Aires
Nacimiento Pollica, 8 de agosto de 1923
Fallecimiento Buenos Aires, 28 de febrero de 1998 (74 años)
Coat of arms of Antonio Quarracino.svg
Escudo de Antonio Quarracino
Ficha en catholic-hierarchy.org

Antonio Quarracino (Pollica, Salerno, 8 de agosto de 1923; Buenos Aires, 28 de febrero de 1998) fue un cardenal de la Iglesia católica de Argentina y Arzobispo de Buenos Aires entre 1990 a 1998.

Vida[editar]

Antonio Quarracino nació en Italia, pero su familia emigró a Argentina cuando tenía 4 años. La familia se instaló en el pueblo de San Andrés de Giles. Ingresó en el seminario de La Plata y fue ordenado sacerdote el 22 de diciembre de 1945 en Luján. Fue profesor en el Seminario Diocesano de Mercedes y enseñó teología en la Universidad Católica Argentina.

Fue nombrado obispo de Nueve de Julio (Buenos Aires), por el Papa Juan XXIII, el 3 de febrero de 1962, y recibe la sede episcopal el 8 de abril del mismo año. El 3 de agosto de 1968 el Papa Pablo VI lo traslada a la diócesis de Avellaneda (cuya nueva catedral fue construida durante su mandato).

Como Obispo de Nueve de Julio, Quarracino participó de todas las sesiones del Concilio Vaticano Segundo[1] y adhirió al progresismo posconciliar de los años sesenta, siendo uno de los primeros sacerdotes en integrar y apoyar el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, pero con los años fue virando poco a poco hacia el conservadurismo doctrinario.[2]

El Papa Juan Pablo II lo promueve a la Arquidiócesis de La Plata el 18 de diciembre de 1985, y luego la Arquidiócesis de Buenos Aires el 10 de julio de 1990, agregándole el Primado de Argentina. Fue elegido presidente de la Conferencia Episcopal Argentina en noviembre, y luego reelecto, hasta 1996. Fue elevado a Cardenal en el consistorio del 28 de junio de 1991.

Fue una figura importante en el diálogo ecuménico e interreligioso con el Judaísmo. En una visita a Israel en 1992 fue condecorado por instituciones judías por esta causa. En 1997 hizo colocar un mural en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires en conmemoración de las víctimas del Holocausto, las bombas de la Embajada de Israel y la AMIA.

Quarracino tuvo inclinaciones periodísticas y, en La Plata, transformó la revista informativa de la arquidiócesis, en una publicación cultural. Como Arzobispo de Buenos Aires, sus apariciones en TV eran frecuentes y regulares; participaba en un segmento del programa religioso (Claves para un mundo mejor) en el canal estatal Canal 7.

Quarracino fue fiel al magisterio de la Iglesia Católica en temas como Familia, Sexualidad y la "Opción Preferencial por los Pobres". Uno de los más notables fue su apoyo, en 1982, de un proyecto de ley (sic) para investigar los crímenes del Terrorismo de Estado, para "contribuir a la reconciliación". Esto puede haber sido un precedente de la Ley de Punto Final, de 1987.

Quarracino se oponía a las políticas de pauperización de la población tanto en la presidencia de Raúl Alfonsín (1983–1989), como en la presidencia de Carlos Menem (1989–1999).

En sintonía con el magisterio de Juan Pablo II en 1994, en su segmento de TV en ATC, Quarracino habló en contra de la homosexualidad diciendo que lesbianas y gay deberían ser "encerrados en un ghetto" y que “Los homosexuales son una sucia mancha en el rostro de la Nación”. Esto causó una acusación de discriminación, que no fue considerada por la justicia argentina debido a que la ley antidiscriminación 23592 no cubría la orientación sexual. Quarracino volvió a referirse a los homosexuales tres años más tarde, cuando expresó que el término homosexualidad es "una desviación de la naturaleza humana, como la bestialidad".[3]

Tumba de Antonio Quarracino en la Catedral de Buenos Aires.

Quarracino fallece en 1998 a los 74 años de edad, debido a una obstrucción instestinal. Fue sucedido automáticamente por su coadjuntor arzobispo, jesuita Jorge Bergoglio.


Predecesor:
Juan Carlos Aramburu
Arzobispo de Buenos Aires
1990-1998
Sucesor:
Jorge Mario Bergoglio

Referencias[editar]

  1. Recuerdo del cardenal Quarracino
  2. Falleció Quarracino y asume Bergoglio en la arquidiócesis
  3. Horacio Verbitsky (28 de agosto de 2005). «Happy together». Consultado el 8 de abril de 2012. «En 1991 el arzobispo de Buenos Aires Antonio Quarracino celebró que la justicia negara la personería jurídica a la Comunidad Homosexual Argentina, CHA. “Qué mal suenan esas dos palabras juntas, homosexual y Argentina”, dijo. Consideraba la homosexualidad “un desvío de la naturaleza humana, como la animalidad”.».

Enlaces externos[editar]