Antonio Lupián Zapata

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Antonio de Lupián Zapata o Lupián de Zapata o Antonio de Nobis (fallecido en Ibiza en junio de 1667[1] ) fue un clérigo y cronista español que vivió en el siglo XVII, conocido por ser falsificador de documentos empleados en distintas discusiones del período. Consta que entre las técnicas que empleaba para falsificar documentos estaba en someter pergaminos al calor de hornos de manera que así parecieran más viejos.[2]

Según José Godoy Alcántara fue archivero de la Catedral de Burgos, de la que fue expulsado dedicándose luego a escribir historias falsas y crear documentos antiguos.[3] Luego fijó su residencia con los benedictinos en esa misma ciudad. Luego en Madrid y finalmente como pavorde de la Catedral de Ibiza (1666). Aquí, al menos por lo que indica la documentación de la que se dispone, su gestión fue correcta y firme aunque no abandonó su actuación creando genealogías falsas para algunas familias de la isla.[4]

La Espasa Calpe admite:

Su celebridad literaria la adquirió fingiendo documentos y cronicones, con los cuales falsificó la historia, por lo cual esta rama del saber humano padeció mucho con los trabajos de Zapata y de otros escritores como el padre Román de la Higuera.

vol. 70, p. 1004

Además se presentaba con los títulos de cronista real de Felipe IV y de notario apostólico que no constan por ningún documento.[5]

A la dificultad de descubrir sus falsificaciones de documentos o crónicas se añade el apoyo que recibió de personajes que gozaban de crédito como el monje benedictino Gregorio de Argaiz, lo cual contribuyó a dar solidez a sus invenciones y complicar la investigación histórica.

Se le cuentan los siguientes documentos u obras consideradas falsas:

  • Hautberti Hispalensis chronicon cum annotationibus. Hauberto habría sido un personaje del siglo IX que escribió su crónica en el siglo IX. El crónicon de Hauberto se empleó como prueba para mostrar la mayor antigüedad de la sede de Tarragona sobre la de Zaragoza, así como para favorecer a los benedictinos en la zona.[6]
  • Wallambosium Merium cum annotationibus, que es una continuación de la anterior a la muerte de Hauberto y que narra los hechos desde 919 hasta 974.[7]
  • Carta de la concordia entre los abades de Gumiel y la Vid. Se trata de un documento que presenta a Domingo de Guzmán como prior del convento premonstratense de la Vid, documento «descubierto» por Zapata en 1642.[8]
  • Martirologio de San Gregorio Bético
  • Nobiliario de las casas de Cataluña
  • Unión de la muy noble, leal y ilustre provincia de Guipuzcoa a las coronas de España.[9]
  • También el descubrimiento de una supuesta lápida que indicaba que la Orden de la Merced había sido fundada cuando Jaime I tenía 20 años (1228).[10]

Obras[editar]

  • Theatro de la Santa Iglesia de Burgos, obra perdida de la que, sin embargo, hace mención el mismo Zapata cuando se presenta ante el rey Felipe IV.[11]
  • Anales de Castilla en tres centurias, también incluida por Zapata en su presentación ante Felipe IV, trata del período entre la conquista musulmana hasta 1014.[12]
  • Anales de Cataluña, desde que fue poblada hasta el rey Ataúlfo.[13]
  • Historia del monasterio de San Millán, que no llegó a publicar.[14]
  • Reyes de Sobrarbe, defendidos contra Mr. de Marcha, arzobispo de Tortosa y origen del Justicia de Aragón, breve opúsculo de 21 folios donde busca reivindicar la existencia de los reyes Garci-Ximenez, García Iñiguez, Fortún Garcés I, Sancho Garcés e Iñigo Arista.[15]
  • Historia del Santuario de Santa María de Valbanera, obra también descrita en la presentación que Zapata hace a Felipe IV.[16]
  • Señores de Vizcaya. Señorío incorporado en los Señores Reyes de Castilla y León, por cuya unión son numerados los Señores Reyes Católicos entre los prebendados de la metropolitana de Burgos.
  • Árbol genealógico de los vizcondes de Rocaberti, obra que ya en 1676 tenía fama de no atendible.[17]
  • Principes y obispos de Espanna.[18]
  • De Berengaria Alphonsi regis filia primogenita vita (1665).[19] [20] [21]
  • De los pueblos, iglesias, monasterios y hospitales de España[1]
  • Dos compendios de las dicciones latinas, griegas y hebreas[1]
  • España, primogénita del misterio de la Purísima Concepción de Nuestra Señora[1]
  • Cronicon exiliense[1]
  • Defensa por la religión Geronyma de España y su antiguedad: en que se responde a vn tratado, que el autor de la Población eclesiastica imprimió en su quarta parte, el año de mil seiscientos sesenta y nueve, contra el origen Geronymiano[22]

Notas y bibliografía[editar]

  1. a b c d e Cf. Joaquín María Bover de Rosselló, Biblioteca de escritores baleares, Palma 1868, vol. II, pp. 572-574.
  2. F. Gazulla (1914:62).
  3. Cf. Historia crítica de los falsos cronicones, Madrid 1868, p. 265ss.
  4. Cf. Bartolomé Escandell Bonet - Enric Fajarnés Ribas, Ibiza y Formentera en la Corona de Aragón: siglos XIII-XIV, volumen 3, parte 1, p. 209.
  5. Cf. José Rodríguez, Biblioteca valentina, p. 530: «También se usurpó dos Oficios, el primero, de Coronista del Rey N.Señor Felipe IV, gracias, que no está en los libros de su Real Familia. El segundo, de Notario Apostólico, título que le niegan las Datarias de Roma: mas dexemos esto».
  6. Cf. Gaetano Nicastro, «La Sicilia nelle cronache medievali catalano-aragonesi» en Mediterranea. Ricerche storiche 6 (2009), p. 380.
  7. Ángel Almazán, «A modo de introducción del "Teatro monástico de la Santa Iglesia de Osma"», en Revista de Soria 14 (1996).
  8. Cf. Cándido Aniz Iriarte - Luis Vicente Díaz Martín, Santo Domingo de Caleruega: contexto cultural, Editorial San Esteban, Salamanca 1995, p. 331.
  9. Álvaro Aragón y Xabier Alberdi «El control de la producción histórica sobre Guipúzcoa», en Vasconia 25 (1998), especialmente p. 47 y ss.
  10. "y la del 1228 bastará decir, que tuvo origen en una lápida absolutamente ignorada, hasta que Lupián Zapata, el mentiroso por excelencia la descubrió", F. Gazulla (1914:15).
  11. Cf. Tomás Muñoz y Romero, Diccionario bibliográfico-histórico de los antiguos reinos, provincias, ciudades, villas, iglesias y santuarios de España, Madrid 1858, p. 60. El autor además comenta: «Creemos que no se haya perdido nada en que esta obra no haya visto la luz pública, por haber sido el autor uno de los escritores que mas [sic] han afeado nuestra historia con fabulas [sic] y ficciones».
  12. Cf. Muñoz y Romero (1858:78).
  13. Cf. Joaquín María Bover de Rosselló, Biblioteca de escritores baleares, vol. I, p. 572.
  14. Cf. Nicolás Antonio, Bibliotheca nova, Madrid 1783, p. 142.
  15. Cf. Joaquín María Bover de Rosselló, Biblioteca de escritores baleares, vol. I, p. 574.
  16. Cf. Bover de Rosselló (1868:574).
  17. Bover de Rosselló (1868:574).
  18. Cf. Gerhard Ernst von Franckenau, Bibliotheca hispanica historico-genealogico-heraldica, Leipzig 1724, p. 298: «Principes y obispos de Espanna, quo in opere stemmata a regia Hispana antiquo aeque ac recentiora explicanda sibi sumsit».
  19. Franckenau (1724:298): «De Berengaria Alphonsi regis filia primogenita adversas falsam quorundam persuasionem libellum conscripsit».
  20. Para el año de publicación: Bover de Roselló (1868:574).
  21. Edición en google books.
  22. Reseña en google books.
  • Faustino Gazulla, ¿La Orden de Nuestra Señora de la Merced se fundó en el año 1218?, Roma 1914