Antonio Díaz Soto y Gama

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Antonio Díaz Soto y Gama
Antonio Diaz Soto y Gama.png
Antonio María Ildefonso Díaz Soto y Gama (1880-1967)
Nacimiento 23 de enero de 1880
San Luis Potosí, San Luis Potosí
Fallecimiento 14 de marzo de 1967 (87 años)
Ciudad de México, Distrito Federal
Nacionalidad Flag of Mexico.svg México
Ocupación Autor
Padres Conrado Díaz Soto y Concepción Gama y Cruz
[editar datos en Wikidata ]

Antonio María Ildefonso Díaz Soto y Gama (San Luis Potosí, 1880 - Ciudad de México, 1967) fue un abogado y político mexicano que participó en la Revolución mexicana de 1910.

Biografía[editar]

Nació en San Luis Potosí el 23 de enero de 1880, siendo el segundo hijo de Conrado Díaz Soto y de Concepción Gama y Cruz.

Estudió la primaria en el Instituto de la Inmaculada Concepción, posteriormente ingresó a la escuela preparatoria del Instituto Científico y Literario de San Luis Potosí, donde cursó también sus estudios profesionales.

Desde niño escribía y recitaba discursos políticos, muchos de ellos en contra de Porfirio Díaz y su gobierno, ya que en su casa escuchaba frecuentemente discusiones políticas sostenidas por su padre y amistades.

El 18 de julio de 1899, aniversario de la muerte de Benito Juárez, organizó una manifestación pública. Invitado por Camilo Arriaga fundó el Club Liberal Ponciano Arriaga, del que fue vicepresidente en 1900. A fines de ese año terminó sus estudios de derecho, y el 13 de marzo de 1901 presentó su examen profesional. En el mismo año pasó un año en la cárcel, acusado de haber hecho circular volantes en los que sancionaba las acciones de los funcionarios de San Luis Potosí.

Organizó el Primer Congreso Liberal en la ciudad de San Luis Potosí. En mayo de ese año, como secretario del Club Liberal Ponciano Arriaga firmó un manifiesto con Camilo Arriaga, como presidente, en el que atacaban a la dictadura dominante, la prensa semioficial y al personalista, antidemocrático y mal llamado Partido Científico.

Pedían que se formara un partido verdaderamente nacional que amén de no encadenar su conciencia al bando de los traidores, analizara los actos del actual gobierno, rodeado de individuos maniquíes, y que un hombre liberal, talentoso y progresista reemplazara a Díaz.

El 18 de julio del mismo año representó al Club Liberal Ponciano Arriaga en Zacatecas, donde pronunció un discurso en honor de Benito Juárez. En la misma época (1901) fue presidente del Comité Liberal de Estudiantes de San Luis Potosí. Quiso defender a José María Facha al ser juzgado por referirse en sus artículos a figuras políticas de la ciudad, pero el juez lo consideró tan culpable como al acusado y fue sacado de la sala por la fuerza; al día siguiente lo aprehendieron.

Escribió una protesta que hizo circular por toda la ciudad; fue sentenciado y más tarde obtuvo su libertad gracias a las gestiones que hicieron sus amigos. Atacó a la dictadura de Porfirio Díaz en el periódico Regeneración que dirigía Ricardo Flores Magón, por lo que fue condenado a cuatro meses de cárcel acusado de insultos al Presidente de la República y al Ministro de Guerra en sus deberes; además lo inculparon de ataque a las autoridades legales en San Luis Potosí, por lo que estuvo en prisión hasta principios de 1902.

El 5 de febrero de 1903 fue nombrado vicepresidente del Club Liberal Ponciano Arriaga, cuando éste se organizó en la Ciudad de México. En el mismo año huyó a Estados Unidos para evitar ser arrestado a raíz de la demostración de apoyo a Francisco E. Reyes, que organizaron los liberales en Monterrey, Nuevo León.

Trabajó con un grupo de liberales que estaban exiliados en Estados Unidos. Cuatro meses después regresó a México. En 1906 se publicó la plataforma del Partido Liberal que él aceptó como propia y se afilió a dicho organismo. Ayudó a Madero ampliamente, esperando en vano que hiciera algo por el problema agrario, ya que éste era su gran preocupación. Tuvo mucha influencia y amistad con Emiliano Zapata.

En 1911 publicó un manifiesto en San Luis Potosí, en el que culpaba a las familias aristocráticas del estado por la corrupción y avaricia que impedían que la capital estatal se convirtiera "en el Chicago de México". Con esto quería atraer la atención de los hombres de negocios e industriales cuyo apoyo buscaba para establecer una amplia coalición entre la clases altas, media y baja. Para la clase trabajadora pedía libertad de organización, salarios más altos, reducción de horas de trabajo, indemnizaciones por accidentes y otros beneficios.

En cuanto al problema agrario prometía dedicar especial atención al reparto de tierras y a la subsistencia de los campesinos. También prometía devolver a los indígenas los terrenos y aguas de que hubieran sido despojados.

El 7 de junio de ese año publicó otro manifiesto en el que proponía a Camilo Arriaga como candidato a la gubernatura del estado. Arriaga rechazó esta propuesta y le pidió que mejor la aceptara por él. En julio de 1911, participó en la junta iniciadora de reorganización del Partido Liberal en la Ciudad de México.

En 1912 ayudó a fundar la Casa del Obrero Mundial en Monterrey. Colaboró con Juan Sarabia en la redacción de un proyecto de ley agraria, presentada en la Cámara de Diputados el 12 de octubre de ese año, que contemplaba la expropiación de tierras y aguas.

En 1913 se unió al Ejército Libertador del Sur comandado por Emiliano Zapata. En 1914, a raíz del derrocamiento de Huerta, se incorporó a la Convención de Aguascalientes como delegado del zapatismo. Bajo este cargo protagonizó el llamado "incidente de La Bandera". El discurso que allí presentó, influyó para que dicha convención adoptara los postulados del Plan de Ayala, por lo cual se le considera partícipe relevante del movimiento zapatista.

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Roque Estrada Reynoso
Medalla Belisario Domínguez
1958
Sucesor:
Heriberto Jara