Antoñín, el Bobo del Tranvía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Bobo del Tranvía fue un personaje legendario de Bogotá que hizo historia en las calles de la ciudad en las décadas de 1930 a 1950. Su nombre era Antoñin, por el cariño que se ganaba de la gente al realizar su trabajo en el tranvía.

Descripción[editar]

Nacido en 1914, era de origen humilde vivía en el barrio de La Candelaria (hoy localidad) con una hermana más joven que este al que daba excesiva protección y amor fraternal, dado al celo de numerosos pretendientes que querían conocerla, lo llevaba de ida al colegio todos los días. Una vez que ella se fuga con un hombre, Antoñin se enloqueció y no volvió más a su casa, trabajando de lleno en el tránsito y control de los tranvías de la ciudad (entre las que incluía atención a las damas, evitar que los niños entrasen sin pagar y que el vehículo tuviese sobrecupo), obsesión por el cual los estudiantes de la época lo llamaron Jefe Supremo de Circulación y Tránsito de Bogotá. Su atuendo común era el de un uniforme de la Guerra de los Mil Días.

En una de sus correrías, un empresario deportivo le llamó la atención para probar suerte en el atletismo a 5000 metros, pero, dado que Antoñin no entendía de que se trataba la competencia, fue descalificado en una de ellas (a pesar de su sorprendente estado físico). Más tarde, a raíz del Bogotanazo, intentaría dominar la circulación de buses de la ciudad durante siete años, hasta que fue atropellado por uno de ellos en 1955.

Enlaces externos[editar]