Antitauromaquia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Acto antitaurino en Murcia en 2009.

Se conoce como antitauromaquia al rechazo a la tauromaquia; esto es, al acto de hacer corridas de toros u otros espectáculos o festejos utilizando a estos animales, que atentan contra la vida de estos mismos.

Las corridas de toros, en su sentido moderno, nacen en España en el siglo XVIII y desde entonces han despertado críticas y desatado polémicas, incluyendo prohibiciones esporádicas, desde sus mismos comienzos hasta la actualidad. Los argumentos de sus detractores han cambiado a lo largo del tiempo, según el momento histórico, y ha tenido justificaciones muy variadas: religiosas, morales, económicas, estéticas, políticas y culturales entre otras.

Historia[editar]

Manifestación antitaurina en Zaragoza.

La tauromaquia (llamada 'fiesta' por los aficionados taurinos) siempre ha tenido partidarios y detractores, tanto entre los sectores populares como entre la clase política e intelectual. Según informa Alberto de Jesús, «las fiestas de los toros han sufrido a lo largo de su existencia numerosos ataques de los gobernantes políticos, opositores e incluso la Iglesia por intentar eliminarla, fracasando cualquiera de ellos».[1]

Las críticas a este tipo de eventos con animales se remontan a la antigüedad romana, con las diatribas de Cicerón contra los espectáculos de circo con fieras. A ellas siguieron las críticas de los primeros escritores cristianos y canonistas a las llamadas venationes, como Prudencio, Casiodoro, San Agustín o San Juan Crisóstomo, que en general censuraban los espectáculos públicos con fieras (incluidos los toros bravos), por arriesgar frívolamente la vida humana, postura de orden moral que se prolongó más o menos en los mismos términos durante la Edad Media y que movió a varios papas a promulgar prohibiciones. Por ejemplo, la bula papal Salute Gregis (1567), de Pío V, que prohibió los espectáculos taurinos. Gregorio XIII, su sucesor, levantó parcialmente la prohibición ocho años después a ruego de Felipe II [6]. El motivo, según cuenta Cossío, es que la prohibición causaba perjuicios no a la fiesta, sino a la propia religión católica española: «era el principal [perjuicio] el desprecio que de la excomunión hacían los aficionados a correr y ver correr los toros» en plena época de la Inquisición.

Ya como espectáculo moderno, en el siglo XVIII, las corridas de toros han sido polémicas y han sufrido críticas e incluso prohibiciones. La nueva dinastía llegada a España (los Borbones), y en general la aristocracia afrancesada, despreciaba estos espectáculos por considerarlos indignos y propios del populacho, por lo que Felipe V prohibió su ejercicio a sus cortesanos (1723). Fernando VI solo consintió las corridas a cambio de que sus beneficios se destinasen a obras de caridad como sufragar hospitales y hospicios. Algunos ilustrados, como Jovellanos, se oponen a estos espectáculos por considerarlos poco didácticos.

Real Cédula que prohibía las fiestas de toros en España (1805).

Carlos III, influido por el Conde de Aranda, prohibió las corridas de toros en 1771. El pueblo, sin embargo, hizo caso omiso, y siguió entregándose con entusiasmo a las nuevas figuras del toreo, que Francisco de Goya recogió en su serie de grabados sobre La Tauromaquia. Todos[cita requerida] los gobernantes posteriores intentaron prohibir las corridas: Carlos IV volvió a hacerlo en 1805. Tras la Guerra de la Independencia Española, a lo largo del siglo XIX, surgía con frecuencia en el Congreso de los Diputados el debate de la prohibición. La última vez fue en 1877, cuando el Marqués de San Carlos propuso a los diputados la prohibición de las corridas de toros. Se rechazó la propuesta pues se consideraba que sería demasiado impopular: era la época de Lagartijo y Frascuelo.

Hasta el siglo XIX los espectáculos taurinos también se celebraban en otros lugares de Europa. Así, en Inglaterra eran frecuentes los hostigamientos de toros, peleas entre perros y toros. Sin embargo estas prácticas fueron prohibidas en 1824, el mismo año en que se fundó The Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals. Todavía hoy se celebran corridas de toros en Francia y Portugal.

Al igual que el pueblo español, sus intelectuales se han dividido históricamente entre partidarios y detractores de las corridas de toros. Las críticas de algunos ilustrados a la Fiesta, la recuperaron luego los escritores de la Generación del 98 que, en un principio, la veían como síntoma del atraso español. Un ejemplo notable de esta época fue el escritor antitaurino Eugenio Noel, que vinculaba los toros a lo que denominaba «crímenes de raza»: el pasodoble, «el cante jondo, y las canalladas del baile flamenco que tiene por cómplice la guitarra, el género chico, ese delirio de diversión, de asueto, que caracteriza a nuestro pueblo». Para el escritor madrileño, la Fiesta se reducía a sangre, crueldad y porquería y, en su opinión, era síntoma de la «libertad del pueblo español de poder hacer lo que le dé la gana». Otra de las acusaciones de Eugenio Noel contra las corridas es «la funesta cualidad de ser el único rasgo enteramente nacional; sólo la afición a los toros une las regiones y hace andaluz al éuscaro y extremeño al catalán y castellano al andaluz».

Miguel de Unamuno, escritor y filósofo español, también se posicionó en contra declarando:

"Siempre me han aburrido y repugnado las corridas de toros."

Miguel de Unamuno"[2]

Félix Rodríguez de la Fuente, naturalista español, afirmó de la tauromaquia:

"La fiesta nacional es la exaltación máxima de la agresividad humana."

Félix Rodríguez de la Fuente.[3] [2]

Los argumentos de los detractores de las corridas de toros han variado según el momento histórico, pero el objetivo ha sido siempre la abolición del mismo. En tiempos más recientes, desde sectores progresistas se intentó relacionar las corridas de toros con el régimen franquista y, en general, a la España "vieja y negra".[cita requerida] Por ello, algunos medios intelectuales, sobre todo británicos, creyeron que con el advenimiento de la democracia a España estos espectáculos desaparecerían, algo que no sucedió. Así, el diario Times publicó con asombro en esos años que «en la España de los yuppies y la democracia, triunfa cada vez más la Fiesta de los toros».[cita requerida]

Movimiento antitaurino contemporáneo[editar]

Toro después de una corrida.

En la actualidad, son los defensores de los derechos de los animales quienes encabezan la crítica a la celebración de las corridas de toros.

Existen grupos que consideran que el toreo es una práctica de crueldad que atenta contra los derechos de los animales, y que no puede ser considerada ni una manifestación cultural, artística ni deportiva.[4] Los partidarios de los derechos de los animales usualmente consideran la tauromaquia una forma de tortura. Para ellos esta relación reduce el valor que se asigna a la vida. Otros activistas[5] son radicales a la hora de abordar la cuestión de la tauromaquia y afirman que el origen de su existencia está en que vivimos en culturas especistas.

Cada año se organizan en Pamplona protestas contra la corrida de San Fermín, y en lo general contra todas las formas de tauromaquia que impliquen crueldad con los animales.

Picador preparando al toro para el tercio de muleta.

También ha habido intentos recientes de prohibir las corridas en países como Francia, donde existe la afición en el sur del país. La cuestión se resolvió estableciendo legalmente que solo se podían matar toros en aquellos lugares donde se demostrase que son una tradición arraigada ininterrumpidamente (las plazas del sudeste y del sudoeste fundamentalmente). Eso excluyó a ciudades como París donde, aunque hubo corridas de toros en época de la Exposición Universal, luego se interrumpieron.

Algunas personas, incluyendo filósofos como José Ferrater Mora o Jesús Mosterín, científicos como Jorge Wagensberg, la escritora y periodista Pilar Rahola, y artistas como The Pretenders o Ska-P se han opuesto a las corridas de toros, entre otras razones por considerarlas contrarias a la más mínima sensibilidad. Algunos de ellos han preferido la exaltación del toro como animal libre en su medio natural, o por lo menos el quitar los elementos del festejo destinados a herir o matar al animal.[6]

También existen otras críticas que apuntan a que la lidia está, en muchos casos, preparada para minar las capacidades físicas del toro mediante el proceso de afeitado que consiste en modificar los cuernos del animal, para que su ataque no sea tan peligroso para el torero.[7] Aunque practicada desde antaño, esta práctica está prohibida y generalmente es repudiada por los aficionados a los toros.

Finalmente, también ha sido objeto de crítica que la tauromaquia sea financiada con dinero público.[8] En 2007, al sector taurino español se destinaron 500 millones de euros en forma de subvenciones.[9] [10] y en 2008 casi 600.[11]

España[editar]

Protesta antitaurina en Pamplona.

Por otra parte, según una encuesta Gallup realizada en 2002, el 31% de los españoles se mostró muy o algo interesado en las corridas de toros mientras que un 68,8% no mostraba ningún interés.[12] Sólo el 0,2% no mostró ninguna opinión al respecto, lo que indica el alto nivel de opinión formada sobre este tema. A principios de los años 70, los interesados en las corridas de toros eran el 55% de los españoles, en los 80 este colectivo representaba alrededor del 50%, mientras que en los 90 las cifras de aficionados se desplomaron, situándose en torno al 30%. Aunque las corridas de toros son un espectáculo conocido en toda España, su distribución regional no es uniforme, siendo Galicia, Asturias, Cataluña, Aragón y Canarias (en esta última se dejaron de realizar corridas de toros en el año 1983) las comunidades donde el interés es menor: manifestaron no tener ningún interés el 81% en el noreste y 79% en el noroeste. En la zona norte, centro, este y sur, el interés es mayor: alrededor de un 37% se declararon aficionados y un 63% no interesados.[12] En 2006, según otro sondeo de Investiga (antes Gallup), un 26,7% de las personas encuestadas afirmaban estar algo o muy interesadas en las corridas de toros. El perfil de los aficionados es en su mayoría masculino (un 33,5% de los varones encuestados afirmó interesarle los toros) y de más de 45 años, alcanzándose el máximo interés entre las personas de 65 y más años, con un 41,1% de aficionados. El 72,1% de la población española afirmaba, en cambio, no tener ningún interés por los espectáculos taurinos. Este desinterés lo demostraron sobre todo las mujeres, con un 78,5%, y las personas con edades comprendidas entre 15 y 24 años, con un 81,7%.[cita requerida]

En Cataluña, 453 000 firmantes de todo el mundo pidieron en 2005 que el Parlamento autonómico suprimiese la corridas de toros en esa comunidad. Sólo en Cataluña se recogieron 250 000 firmas en seis meses.[13] Sin embargo, en una encuesta publicada en 2007 en el diario El Mundo sobre la conveniencia o no de su prohibición, un 58% de españoles considera que no deben prohibirse, frente a un 33% que las prohibiría inmediatamente, con un 9% de indecisos.[14] Una encuesta posterior, de 2009 mostraba que más de un 67% de los españoles no muestra ningún interés en la tauromaquia y un 35% se muestra a favor de su prohibición.[15]

Canarias[editar]

Las corridas de toros fueron prohibidas en Canarias por el Parlamento de Canarias el 30 de abril de 1991 a partir de una Iniciativa Legislativa Popular impulsada por el diputado regional Miguel Cabrera Pérez-Camacho,[16] [17] [18] [19] [20] entonces perteneciente a la Agrupación Tinerfeña de Independientes y actualmente en el Partido Popular. La Ley 8/1991, de 30 de abril, de protección de los animales, en su artículo 5, establece:[21]

Se prohíbe la utilización de animales en peleas, fiestas, espectáculos y otras actividades que conlleven maltrato, crueldad o sufrimiento.

Desde 1985 no se celebraban corridas de toros en Canarias, siendo la afición taurina bastante escasa en las islas. Sin embargo las riñas de gallos son sólo legales en algunas localidades de Canarias, pues están protegidas en dichas localidades al ser consideradas tradicionales, no obstante está prohibida la entrada a menores, publicitarlas, retrasmitirlas o recibir subvenciones, al contrario que los toros.

Cataluña[editar]

Manos con sangre en una manifestación antitaurina en Cataluña.

Barcelona se declaró ciudad antitaurina en una declaración institucional aprobada por el pleno del Ayuntamiento de esa ciudad el 6 de abril de 2004, tras una petición popular con más de 245 000 firmas recogidas en todo el mundo. La declaración, sin efectos prácticos, ya que la competencia para prohibir las corridas de toros, en Cataluña, corresponde exclusivamente a la Generalidad, se aprobó en votación secreta con 21 votos a favor, 15 en contra y 2 en blanco. Barcelona se convirtió así en la primera gran ciudad española (sin contar con las ciudades canarias) que se ha declarado antitaurina. Solamente poblaciones pequeñas como Coslada, en Madrid, han adoptado declaraciones de este tipo desde que Tosa de Mar (Gerona) promovió por primera vez esta iniciativa en 1989.[22]

El 17 de junio de 2007, en Barcelona, tuvo lugar la manifestación antitaurina más multitudinaria de la historia. 5.000 personas se manifestaron por las calles de la ciudad, bajo el lema “Corridas de toros, ni en Cataluña, ni en ningún otro lugar”. La manifestación transcurrió desde el monumento a Colón hasta la Plaza de Toros La Monumental y se desarrolló sin registrar incidentes, el mismo día que José Tomás volvía a saltar al ruedo después de pasar cinco años retirado. La manifestación fue convocada por la Fundación Altarriba, la Fundación Faada y la Asociación Animalista Libera a las cuales se adhirieron otras organizaciones y miles de espontáneos. Después del éxito de participación en la manifestación, surgió como iniciativa popular, la Plataforma Barcelona Mata y desde entonces, cada domingo de toros, los abolicionistas se concentran delante de la plaza para mostrar su rechazo e informar a los turistas sobre el trato que reciben los toros y los caballos en el espectáculo.[cita requerida]

En diciembre de 2009 el Parlamento de Cataluña empezó a debatir una ley para prohibir las corridas de toros, propuesta a través de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) generada con 180.000 firmas de ciudadanos.[23] La primera votación el 18 de diciembre acabó a favor de los defensores de la abolición, con lo que la ILP pasó a las siguientes fases de su proceso, que acabará transformándola en ley si se vota otra vez a favor a mediados del 2010.[24]

El 28 de julio de 2010, el Parlamento de Cataluña aprobó con con 68 votos a favor, 55 en contra y 9 abstenciones abolir las corridas de toros en Cataluña a partir del 1 de enero de 2012[25]

Galicia[editar]

Manifestación antitaurina en Pontevedra.

En Galicia existe una plataforma antitaurina, fundada en 2008, llamada Galicia, Mellor Sen Touradas, cuyo objetivo es eliminar las escasas corridas de toros que se realizan en una Comunidad con poca afición a la "fiesta nacional". Pontevedra es la única capital de provincia que tiene una plaza de toros en activo, aunque se realizan corridas en otras poblaciones como A Coruña o Padrón, ambas con subvención municipal.

Según Gallup, el 86% de los gallegos rechazarían o aborrecerían los festejos taurinos, una de las mayores oposiciones a la tauromaquia en España.

En 2010 Galicia, Mellor Sen Touradas inició una campaña para declarar el mayor número de municipios abolicionistas, bajo el nombre "Quieres que tu ciudad se declare abolicionista?". De enero a julio, ya son 5 las localidades gallegas contrarias a los festejos taurinos: Cangas, Vedra, Dodro, Puebla del Brollón y Teo.

Islas Baleares[editar]

Recogida de firmas para que Mallorca prohíba las corridas de toros. 2014.

En Mallorca existe una plataforma antitaurina, fundada en 2014, llamada Mallorca Sense Sang (MallorcaSinSangre.org), que persigue poner fin a las corridas de toros en la isla, puesto que ni en Menorca ni en Ibiza existe tradición de espectáculos con toros.[26]

Esta campaña, dirigida por las ONG´s AnimaNaturalis y CAS International, ha conseguido que muchos políticos apuesten por poner fin a la tauromaquia en la isla, y logrando que empresas que antes patrocinaban las corridas de toros, dejen de hacerlo.[27] Los municipios declarados antitaurinos en Mallorca son Consell,[28] Puigpunyent, Esporles, Costitx, Sencelles y Artà.[29]

Asturias[editar]

El movimiento antitaurino en Asturias se remonta a la Ilustración y al propio Jovellanos y, posteriormente, llegó a movilizar a miles de personas en 1914 alrededor de la Sociedad Antiflamenquista Cultural y Protectora de Animales y Plantas en Gijón.

En la actualidad el Ayuntamiento de Castrillón se ha declarado como el primer municipio antitaurino del Principado. Previamente, la presión de asociaciones animalistas, ha conseguido hacer desaparecer festejos tan ajenos a la tradición asturiana como la "Corrida Marinera" de Candás (Carreño) dejando como únicos actos taurinos los celebrados durante la Feria de Begoña en Gijón y, en menor medida y de forma intermitente, en Oviedo donde se habían dejado de celebrar este tipo de eventos hasta el paso de la alcaldía a manos del Partido Popular.

Las manifestaciones contra las corridas de toros en tanto en Oviedo como en Gijón ya son tradicionales por lo reiterado.

Tras una iniciativa política fallida (en el año 2003) por parte de la formación nacionalista Andecha Astur para conseguir que la Junta General del Principado de Asturias prohibiese las corridas de toros en la Comunidad, tras la abolición de las corridas por parte del Parlamento de Cataluña, el Bloque por Asturies ha anunciado que presentará de forma inminente una nueva iniciativa en ese sentido.

Comunidad de Madrid[editar]

Protesta antitaurina en Madrid.

La ciudad de Madrid es uno de los grandes centros taurinos de España, no solo por la afición local, muchísimos aficionados de toda España y el extranjero se desplazan hasta la Plaza de Toros de las Ventas para estar presentes en diversas corridas de gran importancia. Pese a esto la Comunidad de Madrid cuenta con un fuerte sector antitaurino, en las Elecciones municipales de 2007 Madrid fue el municipio español que más votó a PACMA, con 3.166 votos. Coslada se convirtió en 2005 en uno de los primeros municipios antitaurinos de España[30] y el primero fuera de Cataluña, era además la segunda ciudad más importante y poblada de todas las ya declaradas antitaurinas, solo por detrás de Barcelona. En 2010 una iniciativa de la asociación para la protección de los animales El Refugio consiguió reunir en poco tiempo más de 50 000 firmas de personas empadronadas en la Comunidad de Madrid con el fin de que la Asamblea de Madrid admitiera a trámite la proposición de abolir las corridas en el territorio regional. Son ya famosos las manifestaciones antitaurinas en plazas tan conocidas como la Puerta del Sol o en la misma puerta de Las Ventas, donde los incidentes con los taurinos se suceden constantemente.

El 19 de septiembre de 2010, la plataforma La tortura no es cultura organizó frente a la plaza de Las Ventas de Madrid un acto en el que voluntarios de la Comunidad de Madrid y otras regiones (Castilla-La Mancha, Cataluña y Comunidad Valenciana) compusieron con sus cuerpos desnudos y pintados de negro y rojo la figura de un toro víctima de la tauromaquia. El acto se desarrolló de forma totalmente pacífica y en silencio. Tras el acto se leyó un comunicado en el que se pedía la "eliminación de esta absurda excepción que hace al toro el único miembro del reino animal merecedor de ser torturado en público".

En las elecciones generales de 2011 la Comunidad de Madrid fue el principal apoyo del partido político Equo con alrededor de 65.000 votos convirtiéndose en la quinta fuerza política. Este partido verde lucha abiertamente contra la tauromaquia, habiéndose aumentado en Madrid desde su formación y gracias al apoyo ciudadano las manifestaciones contra esta tradición, con numerosas concentraciones y protestas. En estas mismas elecciones el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA) hubo aumentado sus votos hasta 13.064, siendo la sexta fuerza política de la comunidad.

Andalucía[editar]

Cádiz es un caso paradójico dentro de Andalucía, puesto que perteneciendo a la comunidad autónoma con más movimiento taurino de todo el país,[31] es, junto con Las Palmas de Gran Canaria, Lugo, Orense, Ceuta, Lérida y Gerona una de las pocas capitales de provincia que carecen de plaza de toros, (aunque existen muchas plazas repartidas por la provincia). La última fue clausurada definitivamente el 18 de julio de 1967 y derribada totalmente el 15 de mayo de 1976. No obstante, se han realizado festejos taurinos ocasionalmente en plazas de toros portátiles, como la que se situó en los terrenos de Telegrafía sin hilos el 3 de abril de 1993 que contó con críticas desde sectores tanto antitaurinos como protaurinos (que consideraban que una plaza portátil era denigrante para la ciudad.) También se realizó una corrida con motivo de la festividad del Corpus Christi en 2006, tras 38 años sin haberse celebrado ninguna en esa fecha. Sin embargo, la situación ha cambiado con la llegada al ayuntamiento de Teófila Martínez en 1995, quien llevaba en su programa electoral la promesa de la construcción de una plaza de toros multiusos. Esta iniciativa ha provocado la creación o protesta de varias asociaciones como la "Plataforma anti plaza multiusos", "Plataforma Antitaurina de Cádiz", "Cádiz es Antitaurina" o "Ecologistas en Acción de Cádiz". Las obras de esta nueva plaza aún no se han puesto en marcha, aunque se pretende que se inaugure en 2012.[32]

La primera manifestación antitaurina en Málaga tuvo lugar el 11 de agosto de 2007 organizada por el CACMA (Colectivo Andaluz Contra el Maltrato Animal), coincidiendo con la celebración de la Feria, que incluye corridas de toros. Se calcula que a ésta protesta asistieron unas 500 personas. La manifestación se inició en la Plaza de la Merced y acabó a las puertas de la plaza de toros de La Malagueta.[33] Un segundo acto tuvo lugar el mismo mes del año siguiente.[34] Más multitudinaria fue la manifestación en Sevilla del 5 de abril de 2008, en la que unas 1500 personas se concentraron ante la plaza de toros de la Maestranza bajo el lema «Toros con mis impuestos no» para protestar contra la celebración de la Fiesta Nacional.[35] Esta protesta siguió a otra concentración organizada en abril de 2007, que partiendo del Palacio de San Telmo no pudo llegar a la plaza de toros tras impedirlo la policía por indicación de la Subdelegación del Gobierno.[36] También ha habido manifestaciones antitaurinas en Córdoba,[37] Granada[38] y Almería.[39] Según la encuesta de IG-Investiga de 2008, Andalucía es ya, después de Cataluña y Canarias, la comunidad autónoma menos taurina de España.[40]

Otras comunidades[editar]

En cada ciudad donde hay una feria taurina importante hay siempre un grupo de detractores de la fiesta, que suelen manifestarse en un día en particular de la feria. Es el caso de Bilbao, Pamplona, Zaragoza, Murcia, Medinaceli, Valencia, Ampuero, San Sebastián, Cuenca, Alicante, Palma de Mallorca, Santander o Algemesí.

Francia[editar]

La tauromaquia se permite en Francia únicamente en cuatro de las regiones del sur del país: Aquitania, Midi-Pyrénées, Languedoc-Rosellón y Provenza-Alpes-Costa Azul. A mediados de 2010 dos diputadas francesas, una socialista y otra conservadora, presentaron una proposición de ley para que los festejos taurinos dejen de ser una excepción a la norma francesa contra el maltrato animal, pero dicho proposición consiguió únicamente 58 votos favorables de los 577 presentes en el hemiciclo.

A pesar de que la primera corrida de toros moderna en Francia se remonta únicamente a 1853, Francia se ha convertido en 2011 de la mano del gobierno de Nicolas Sarkozy en el primer país del mundo en catalogar los toros como Bien Cultural Inmaterial, lo cual ha sido un mazazo para los movimientos antitaurinos en el país galo.

América Latina[editar]

Colombia[editar]

Movilización antitaurina organizada por el M.A.C.

En diciembre de 1997, a partir de una protesta realizada por más de 200 personas provenientes de diversas entidades animalistas, así como estudiantes universitarios y ciudadanos que rechazaban este tipo de espectáculo nace el Movimiento Antitaurino de Colombia M.A.C[41] empezando con esto un fuerte activismo en la defensa de toro. Para el año 1999, en el mes de junio el MAC realiza con el apoyo de WSPA y HSI el 1.er Congreso Nacional Antitaurino, el primero de su género en realizarse en Sur América, dicho evento contó con asistencia de diversas entidades a nivel nacional como Pazanimal, ADA Bogotá, Kwika y Manolo Toro entre otros, así como participantes de otros países (AEDA Ecuador, ASOPRANI Venezuela, Partido Verde y Ecologista México, WSPA Costa Rica).

En el año 2000 el M.A.C se convierte en la primera Entidad Antitaurina a nivel mundial en realizar manifestaciones pacíficas y silenciosas; exitosa estrategia que con el transcurrir de los años le ha permitido poner en jaque a la plaza de toros de Cañaveralejo, lo que se ha reflejado en un descenso paulatino de la venta de abonos, crisis que la empresa taurina pretende disfrazar con argumentos netamente financieros y de litigios internos de la plaza de Cañaveralejo en Cali[42] lo que si es ineludible es la estrategia que ha generado dicha empresa para no colapsar, por medio de la reducción de precios y el obsequio masivo de pases de cortesía, intentando evitar así, un efecto dominó en el público que aún asiste a la plaza.

Actualmente Colombia cuenta con un creciente número de entidades que promulgan con la defensa de los toros, convirtiendo a Colombia en un país sumamente fuerte en este tipo de activismo; antagónicamente a esto, en este país existe un gremio taurino (empresarios, ganaderos, políticos y medios) que han logrado mantener a nivel legal este tipo de espectáculos con un amparo por parte del estado, que de alguna manera recibe prebendas directas o indirectas de este negocio.

En el año 2012 el alcalde de Bogotá Gustavo Petro anunció entrar en diálogo con la comunidad capitalina para prohibir la tradición en la ciudad y darle a la Plaza de toros de Santamaría un uso distinto al que se le da en la actualidad, además de negar recursos de empresas públicas para tales fiestas.[43]

México[editar]

Según una encuesta del año 2009, el 88% de la población mexicana[44] se manifestó contra el apoyo gubernamental a las corridas de toros, mientras otras encuestas llevadas a cabo por medios de comunicación hablan así mismo de que más de un 40% de la población apoyaría la prohibición de las corridas de toros.

Desde hace tres años las ONG asisten cada 5 de febrero al aniversario de la Plaza de Toros México. La valla hecha al rededor del lugar reunió el primer año a 300 personas. Para el 2010 había acumulado a 1200 personas.

Tras varias protestas como la que protagonizaron unos 500 antitaurinos frente al Palacio de Bellas artes de México D.F., formando la palabra "basta" con sus cuerpos, la polémica llegó a su punto álgido a comienzos de octubre de 2011, con la presentación de varias iniciativas legislativas por parte de varios diputados con el objetivo de prohibir las corridas de toros en México D.F.[45]

El 3 de mayo de 2013, en el estado mexicano de Sonora fueron prohibidas las corridas de toros,[46] Propuesta promovida por grupos ambientalistas y diversos líderes políticos al interior del congreso del estado que prohíben todo tipo de entretenimiento con animales, Salvo las peleas de gallos que si existen en Sonora y las permite el estado, convirtiéndose en el primer estado mexicano en prohibir las corridas de toros. Cabe mencionar que el Estado mexicano de Sonora no ha contado con infraestructura taurina (Plazas Monumentales de primera categoría, ni Plazas de segunda categoría) para la celebración de corridas de toros desde hace muchos años ni hay toreros sonorenses, siendo por ello uno de los Estados con menor importancia taurina del país. Estos criterios de prohibir las corridas de toros que no existen en Sonora y dejar las pelas de gallos, hace pensar que los políticos Sonorenses tuvieron otra motivación para promover y aprobar esta iniciativa más que verdaderos ideales animalistas.

Perú[editar]

Instalación del «Cristo antitaurino», Perú.

En Mayo del 2012 la campaña FUERZA TOROS! creada por ALCO, Animales Libres de Crueldad y Opresión llegó al Congreso de la República del Perú con el Proyecto de Ley Nº1454/2012 a través de la Iniciativa Legislativa Popular 133 Ley que prohíbe el maltrato y sacrificio de animales en espectáculos públicos o privados. Por primera vez en el Perú se da algo tan importante para la lucha antitaurina. Esta Iniciativa Ciudadana con el Proyecto de Ley Nº 1454/2012 es una gran esperanza de ABOLICIÓN real de los espectáculos donde se maltraten, se torturen y se maten animales. El pueblo es quien pide un Perú más civilizado, sin corridas de toros ni crueldad hacia los animales.

En el Perú, la Organización Nacional contra las Corridas de Toros, PERÚ ANTITAURINO [7], contando con el respaldo de las principales agrupaciones de defensa animal del país, e integrando organizaciones sociales, ecologistas, espirituales y miles de ciudadanos antitaurinos, ha conformando la más grande plataforma del país, que vela por la vida de los animales y por el respeto a la integridad moral y psíquica de la ciudadanía. Retomando su propuesta original ha presentado la: “CAMPAÑA NACIONAL DE FIRMAS POR UN PERÚ ANTITAURINO”, con el objetivo de elevar al Congreso de la República del Perú, la Iniciativa Legislativa Ciudadana (ILC) Nº 00136, con Registro ONPE – IL 00000136:

“Proyecto de Ley que incorpora el Titulo XX, Delitos contra animales al Código Penal”[47] 

Conjuntamente con la Fundación Franz Weber y su director, el Sr. Leonardo Anselmi, gestor de la reciente abolición de las corridas de toros en Cataluña, España, contando con el apoyo del congresista Julio Rosas, presidente de la comisión de cultura, y el congresista Luis Galarreta, presidente de la comisión de economía ha lanzado la Campaña "Infancia sin violencia", la cúal busca prohibir el ingreso de los menores de edad a la Corridas de Toros a través del Proyecto de Ley Nº 546 que busca prohibir el ingreso de menores de edad a los espectáculos taurinos.

También ha presentado la campaña “Recuperemos la compasión” [8], que tiene por finalidad sensibilizar a las autoridades de la Iglesia Católica Apostólica Romana sobre el sufrimiento y la necesidad de compasión hacia los animales, ante el constante maltrato ejercido en la celebración de espectáculos crueles con animales con motivos católicos (fiestas patronales), como es el claro ejemplo de la Feria Taurina del Señor de los Milagros.

La Campaña FUERZA TOROS! está conformada por diferentes agrupaciones animalistas y personas independientes. Ha sido creada única y exclusivamente para organizar, promover y difundir nuestra Iniciativa Legislativa Popular o Iniciativa Ciudadana Nº 133 denominada Ley que prohíbe el maltrato y sacrificio de animales en espectáculos públicos o privados Ley Nº1454/2012.

En una encuesta comisionada por la organización antitaurina holandesa CAS International en asociación con el grupo de protección animal peruano UPA (Unidos por los Animales) y realizada por la compañía independiente de encuestas Datum[48] al final del noviembre del 2008- la primera encuesta en su género emprendida nacionalmente en Perú - se preguntó a 5.394 peruanos acerca de su opinión sobre el toreo. Los resultados mostraron que 86% de los peruanos de más de 18 años de edad no están interesados en las corridas de toros, 68% están en contra de ellas y 66% quieren una ley nacional que las prohíban.[49] Por lo que hace a la opinión de peruanos acerca de si su municipio debería declararse antitaurino (como más de 60 que ya lo han hecho en el mundo[50] ) 64% dijeron que les gustaría.

Ecuador[editar]

En Ecuador, varias son las organizaciones de protección y defensa de los derechos de los animales que, según la región o ciudad, lideran el movimiento antitaurino, como PAE, Anima Naturalis, Pro Anima y Defensa de la Vida Animal ec. Estas, junto a otras organizaciones sociales, ambientales y ecológicas organizan manifestaciones, foros y eventos antes y durante las ferias taurinas. En ellas, buscan concienciar al público sobre el maltrato recibido por los toros en las corridas en pro de su abolición. En 2008, una encuesta efectuada en Quito por Cedatos Gallup reveló que el 74% de los habitantes de esta ciudad no gusta de las corridas de toros, mientras que el 63% opina que deberían prohibirse. En otras ciudades del país como Guayaquil, las manifestaciones antitaurinas han alcanzado mayor significación, habiendo incluso llevado al fracaso la instauración de ferias taurinas en dicha ciudad.[cita requerida]. Otra encuesta realizada en el 2009 a nivel nacional muestra que el 91% de la población opina que tanto los toros como los caballos son maltratados en las corridas, y el 68% de la población está a favor de la prohibición.[51]

El Presidente de Ecuador, Rafael Correa convocó en mayo de 2011 una consulta popular en la que se incluía una pregunta relativa a la prohibición de matar animales en espectáculos públicos. Como resultado de dicha consulta, 129 cantones prohibieron la muerte de toros y otros animales en espectáculos mientras que 95 cantones seguirán celebrando dichos espectáculos como hasta ahora. La capital del país, Quito, votó a favor de la prohibición, así que a partir de entonces las corridas de la feria de Jesús del Gran Poder (una de las más importantes de América Latina) se seguirán llevando a cabo, pero ahora sin que tenga lugar la muerte del animal en el ruedo.

En noviembre de 2012, la Feria de Quito "Jesús del Gran Poder", la más grande en Ecuador y llamada la mejor de América, fue suspendida debido a que la empresa organizadora CITOTUSA la suspendió debido al bajo nivel de ventas previo la Feria, por la prohibición de matar al toro en el ruedo. La organización Diabluma que es de izquierda y antitaurina festejó la suspensión y procura acabar con toda la actividad taurina del país.

Venezuela[editar]

En Venezuela el movimiento en contra de la tauromaquia tiene aproximadamente 20 años y en los últimos tiempos es llevado por varios y diversos colectivos como por ejemplo, NAC, AnimaNaturalis, Frente Antitaurino, Movimiento Anticorridas, Matar no es Arte entre otros. Cabe destacar que en el 2010 fueron declarados dos municipios oficialmente como territorios libres de corridas, el Hatillo en el distrito capital, y el Municipio de Valera en el estado Trujillo. El 9 de septiembre del 2012 se oficializa la eliminación de dos de las 4 corridas de toro de la ciudad de Maracaibo, alejando la tauromaquia de las fiestas patronales de dicha ciudad.

Otros países[editar]

En Argentina las corridas perdieron gran parte de su popularidad tras la independencia, y en 1899 se transformó en el primer país latinoamericano en prohibirlas.[52]

En Uruguay se introdujeron las corridas en 1776 de mano de los españoles y se continuaron practicando hasta que fueron abolidas en febrero de 1912.

En Cuba el toreo fue corriente durante el periodo colonial, pero esta práctica fue abolida por las autoridades militares de Estados Unidos el 10 de octubre de 1899, poco antes de la proclamación de independencia de la isla.

Nicaragua las prohibió a finales de 2010 mediante la Ley de Bienestar Animal.

Panamá las prohibió en 2012 mediante la Ley de protección a los animales domésticos.

En Costa Rica se han dado pequeñas manifestaciones contra la tauromaquia, siendo el Frente de Resistencia Animal y de La Tierra (F.R.A.T) el colectivo que ha impulsado la antitauromaquia recientemente.

En las regiones de Centroamérica y del Cono Sur las corridas de toros nunca han gozado de una gran popularidad, y han sido sustituidas por otros espectáculos taurinos cercanos al rodeo tales como el "rodeo chileno" o los "toros a la tica".

Críticas a la antitauromaquia[editar]

Puntillero remata al toro.

Cuidado[editar]

Defensores del toreo, como el catedrático Andrés Amorós, argumenta que nadie ama más al toro que un buen aficionado a las corridas: «nadie admira más su belleza, nadie exige con más vehemencia su integridad y se indigna con mayor furia ante cualquier maltrato, desprecio o manipulación fraudulenta.»[53] Se ha planteado que la lidia no es un trato particularmente cruel para un toro. En comparación con el trato que recibe un toro en una granja el estado de semilibertad y cuidadoso trato que recibe el toro de lidia es mucho mejor a pesar del claro dolor que sufre durante el espectáculo. Es por esto que se ha señalado que un toro de lidia tendría una vida igual o mejor que la de un toro de granja y por tanto no habría ninguna razón para señalar a la lidia como una causa particularmente importante de sufrimiento para los animales. Por este tal se supone que no habría razón para penalizar una manifestación cultural tan importante en muchos pueblos hispanohablantes.[54] Por supuesto los antitaurinos niegan rotundamente la pretendida buena vida de los toros para lidia.[55]

Continuidad de raza[editar]

Por otra parte, los defensores del toreo afirman que el toro de lidia no existiría en esta época actual si no fuera por las corridas de toros al ser un animal no rentable económicamente para otros fines que no sean la lidia. Por su parte los antitaurinos afirman que los toros bravos no existen porque existan las corridas, sino al contrario, que las corridas existen porque los toros bravos ya existían. Al mismo tiempo afirman que los toros bravos no constituyen ninguna especie, ni siquiera una raza, y para ello se apoyan en evidencias científicas.[56]

Los defensores del toreo argumentan que el toro de lidia es el último descendiente de la raza uro.[57] [58] Si bien en esta misma controversia se alega que su proceso evolutivo ha sido intervenido por el hombre (algo no distinto a la mayoría de animales domesticados). Los defensores de la tauromaquia aducen que el toro de lidia vive en libertad en su hábitat natural y, sin las corridas, no solo se extinguiría el toro bravo, sino el propio ecosistema en que se desenvuelve (las dehesas),[cita requerida] sin embargo hay alegatos que refieren a que estas pueden ser protegidas por ley sin la necesidad de criar toros.

Referencias[editar]

  1. «Los festejos populares en el siglo XXI», Alberto de Jesús, en Los toros de Cossío, vol. IV, pág. 663, Espasa Calpe, 2007.
  2. a b Frases Célebres - Conciencianimal
  3. Guayaquil Antitaurino - Citas antitaurinas
  4. Diez razones para terminar con las corridas de toros | Ecosofía
  5. (Defensanimal.org) - Videos: "Debate taurino en TV-UPV" (18/10/07)
  6. «Stevinson Ranch :: Information».
  7. HUESCA. LA DELEGACIÓN TERRITORIAL LOGRA UNA SENTENCIA FIRME QUE SANCIONA EL AFEITADO DE DOS TOROS EN 2006]
  8. No permitas que tus impuestos financien la tortura a los toros: ¡Actúa ya! AnimaNaturalis
  9. Las fiestas taurinas nos cuestan 564 millones al año de subvención 17.09.2007 20 minutos
  10. Parte de nuestros impuestos se dedican a financiar estas prácticas. Cada gallego aporta 42 euros al año a la tauromaquia 21/07/2008. El Progreso
  11. Los alcaldes antitaurinos cierran el grifo a las corridasPúblico
  12. a b Interés por las corridas de toros, 2002, Encuesta del Instituto Gallup.
  13. Entregan casi medio millón de firmas contra los toros, El Mundo, 7 de abril de 2005.
  14. Casi la mitad quiere que se prohíba matar al toro en la plaza, El Mundo, 10 de enero de 2007.
  15. Las Ventas se cobrará en 2009 la vida de más de 400 toros Público 27 de febrero de 2009
  16. http://www.europapress.es/illes-balears/noticia-diputado-pp-impulso-prohibicion-canarias-cree-100-anos-estara-erradicada-20100728165615.html
  17. «Prohibidas las corridas de toros en Canarias». El País (1991).
  18. «Canarias prohibió los toros... aunque no los gallos». La Vanguardia (2010).
  19. «La prohibición de la tauromaquia: un capítulo del antiespañolismo catalán». El Mundo (2010).
  20. «Un diputado del PP que impulsó la prohibición en Canarias cree que en 100 años estará erradicada». Qué! (2010).
  21. «LEY 8/1991, de 30 de abril, de protección de los animales».
  22. Barcelona se proclama antitaurina sin el apoyo del PP y de parte del PSC, El Mundo, 7 de abril de 2004.
  23. El Parlament debatirá el viernes la iniciativa ciudadana antitaurina
  24. El Parlament abre la puerta a prohibir las corridas de toros en Catalunya
  25. Las provincias. Cataluña prohíbe las corridas de toros
  26. Campaña 'Mallorca Sin Sangre']
  27. Sencelles se declara municipio antitaurino']
  28. Ajuntament de Consell Capítulo II artículo 7']
  29. Sencelles se declara municipio antitaurino']
  30. http://www.elmundo.es/elmundo/2004/04/06/sociedad/1081261813.html
  31. http://web.archive.org/web/http://www.mir.es/SGACAVT/juegosyespec/toros/estadistica/EstadisticasTaurinas2007.pdf
  32. http://www.bicentenario2012.com/data/media/noticias/noticias_1443/pdf/noti_1.pdf
  33. Vídeo de la manifestación de 2007 en Málaga
  34. Vídeo de la manifestación de 2008 en Málaga
  35. Gran éxito manifestación antitaurina Sevilla
  36. ABC 'Manifestantes antitaurinos piden el fin de la Fiesta Nacional ante la Maestranza
  37. Vídeo de la manifestación de 2008 en Córdoba
  38. ellibrepensador.com (ed.): «Manifestación por la abolición de la tauromaquia». Consultado el 5 de febrero de 2010.
  39. Ecologistas en Acción (ed.): «Almería: Manifestación antitaurina». Consultado el 5 de febrero de 2010.
  40. [1]
  41. http://www.oocities.com/mov_antitaurino/
  42. http://historico.elpais.com.co/paisonline/calionline/notas/Mayo212009/cal6.html
  43. http://web.archive.org/web/http://www.noticiascaracol.com/nacion/articulo-254949-alcalde-de-bogota-contra-de-corridas-de-toros
  44. http://www.eluniversal.com.mx/sociedad/6200.html
  45. http://www.lahojadearena.com/revista/2013/03/la-tradicion-incomoda/
  46. [2] Sonra prohíbe las corridas de toros.
  47. «Proyecto de Ley que incorpora el Titulo XX, Delitos contra animales al Código Penal» (en español) (PDF). Consultado el 11 de julio de 2012.
  48. «Datum Internacional».
  49. Perú ha hablado en voz alta en contra de las corridas de toros!
  50. Municipios anti-taurinos del mundo
  51. [3]
  52. http://www.animanaturalis.org/p/883
  53. Andrés Amorós, Escritores ante la Fiesta (De Antonio Machado a Antonio Gala), Madrid, Egartorre, 1993, pág. 164.
  54. Movimiento antitaurino: ¿Defensa de los animales o pánico moral?
  55. [4]
  56. [5]
  57. TOROS por Todo Sobre España
  58. Toreo, Naturaleza

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]