Antecedentes de las Asambleas de Dios

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En la actualidad existen diversas organizaciones cristianas que utilizan el nombre Asambleas de Dios, algunas forman parte de la Fraternidad Mundial y otras son independientes o autónomas; cada una con diferentes comienzos, sin embargo cabe mencionar que el origen de todas estás se engloba en una sola.

El Movimiento de Santidad[editar]

El Movimiento de Santidad surgió en las décadas de 1800 en donde se dio un énfasis en la predicación de la perfección cristiana en Europa. La doctrina de la santificación total tomó nuevos rumbos en 1811 cuando Adam Clarke afirmó que la santificación era instantánea, en el momento de conversión de los creyentes. En 1840 el Movimiento de Santidad comenzó a predicar la doctrina pentecostal con la evidencia física de hablar en lenguas. Uno de los principales defensores del Movimiento insitía en que el Bautismo del Espíritu Santo, no debía confudirse con la influencia del Espíritu de Dios por la cual los pecadores se corvierten al Evangelio. Muchos de estos creyentes llegaron a Estados Unidos, realizando cultos y estudios al aire libre. Kansas fue una de estas ciudades donde empezó el Movimiento Pentecostal Moderno.[1]

El Movimiento de Pentecostal Moderno[editar]

Agnes Ozman.

En el año 1900 el Rev. Charles F. Parham, ministro metodista inició un Instituto Bíblico llamado Betel en Topeka, Kansas solamente para hombres blancos. Se matricularon alrededor de 40 alumnos, de los cuáles 12 poseían credenciales otorgadas de la Iglesia Metodista y del Movimiento de Santidad. En una velada del 31 de diciembre de 1900 al inició de 1 de enero de 1901 el Espíritu Santo se derramó sobre Agnes Ozman, de 18 años, quien habló en nuevas lenguas. Esto sucedió porque los estudiantes estaban estudiando el libro de lo Hechos acerca de como fue el Bautismo en el Espíritu Santo en la Biblia. Por esta razón el director y los estudiantes comenzaron a proclamar la nueva experiencia pentecostal. Esta experiencia era la atracción del momento para los medios de comunicación. En los primeros 5 años de la formación, el Movimiento Pentecostal se había proyectado en Kansas, Missouri y Texas.[1]

En 1905 Parham trasladó su escuela bíblica a Houston, Texas, donde estudiaba William J. Seymour, un hombre tuerto de raza de color, que por las condiciones raciales de ese tiempo, era imposible que tomara clases.

William J. Seymour y la Iglesia de la Fe Apostólica[editar]

William Seymour.

En 1906 William J. Seymour fue invitado a predicar a una iglesia nazarena. En esta él presentó un mensaje basado en la necesidad de recibir el Bautismo del Espíritu Santo, sin haberlo él mismo experimentado. Esto enfureció a los miembros de la iglesia, por lo que decidieron expulsarlo. Sin embargo hubo algunos miembros nazarenos que se interesaron en esta nueva doctrina por lo cuál por su cuenta invitaron a William Seymour a predicarles. Posteriormente su predicación se realizó en la Calle Azusa, en un pequeño establo que había servido antes para celebrar reuniones de una iglesia metodista local. Fue en este lugar, en Los Ángeles donde el Espíritu Santo, empezó a moverse en gran manera, con manifestaciones extraordinarias de diversa índole. En este lugar se escuchaba a las personas hablar en nuevas lenguas, danzar y alabar a Dios en gran manera. Muchos medios de comunicación de ese tiempo se hicieron presentes y desarrollaron reportajes de los hechos. Este famoso establo fue llamado posteriormente Misión de la Fe Apostólica, y reunía creyentes de todas las razas. Los servicios de adoración eran continuos de día y de noche, no había diferencias raciales, o discriminación y mucho menos prejuicios. La Misión Apostólica sirvió como cuna para muchas de las organizaciones importantes de orientación pentecostés de la actualidad, tales como las Asambleas de Dios, la iglesia del Evangelio Cudrangular, la iglesia de Dios del Evangelio Completo, la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús y la Iglesia Pentecostal Unida.[1]

Las Asambleas de Dios escandinavas[editar]

Las Asambleas de Dios escandinavas han raices en un movimiento de renovación entre las iglesias libres escandinavas de los Estados Unidos en finales del siglo XIX, ya usando el nombre Guds formsaling (Asambleas de Dios), antes mismo de haber iglesias pentecostales de igual designación.

Por 1906-1907 mucho de esas iglesias adoptaran la creencia pentecostal y enviarón misioneros a sus naciones en europa y también en Latinoamérica, donde se organizaran muchas iglesias pentecostales, como las Asambleas de Dios Brasileña, la Iglesia Cristiana Independiente de México, la Unión de las Asambleas de Dios de Argentina, las Asambleas de Dios Independientes y otras.

En Escandinavia, principalmente en Suecia, desarolló un grande movimiento pentecostés, con el liderazgo de Lewi Pethrus.

Las Asambleas de Dios Brasileña[editar]

Las Asambleas de Dios de Brasil comenzó en Belém,estado de Pará en Brasil en 1911 y disperso en la Amazonía con los misioneros suecos Daniel Berg y Gunnar Vingren.

Desde 1916 la Iglesia de Filadelfia de Estocolmo, que había apoyado los dos misioneros habían enviado otros misioneros, Samuel y Nyström Lina, para ayudar a Berg y Vingren. Cerca de 30 misioneros en los países escandinavos, especialmente Suecia, han trabajado en Brasil.

Las Asambleas de Dios de los E.E.U.U[editar]

En 1913 E. N. Bell publicó un anuncio, convocando a las iglesias del nuevo Movimiento Pentecostal a una convención a realizarse a partir del 2 al 7 de abril de 1914 en la ciudad de Hot Springs, Arkansas. Los trescientos hombres y mujeres, entre ellos se encontraban ciento veintiocho misioneros procedentes de veinte estados y de otros países además de los ministros M.N. Pinson, A.P. Hollins, H.A. Gross y D.C. Operman.

K. Leonard elegió al nombre "Asambleas de Dios", tuviera el apoyo mayoritario. Esta consistía en que el nombre del Concilio fuera Las Asambleas de Dios. Alguen sostenían que debería ser algo neutro en cuanto a la doctrina y gobierno, ya que hasta ese momento todos los representantes se consideraban libres, tanto de sistema de gobierno como de credos preestablecidos.

En este primer Concilio General E. N. Bell fue elegido como presidente y J. Roswell Flower como secretario. Una serie de decisiones internas se adoptaron para un mejor desarrollo de la organización que contó con la adhesión de muchos ministros de espíritu pentecostal como el evangelista T. K. Leonard que ofreció al servicio de las Asambleas de Dios su imprenta y escuela en Findlay, Ohio. A los pocos meses se anunció la convocatoria al segundo Concilio General para noviembre de 1914, en la ciudad de Chicago, Illinois.

Referencias[editar]

  1. a b c El Movimiento Pentecostal (Editorial Cristiana de las Asambleas de Dios)(1999)